10 años después del disparo a Salvador Cabañas nuevas revelaciones de Mancera

0
25

Una llamada telefónica lo alertó de un intento de asesinato. dentro de las instalaciones de un bar al sur de la ciudad de México. Era el amanecer de Lunes 25 de enero de 2010, cuando Miguel Angel Mancera, hoy senador de la República, y luego Fiscal General de la capital, se enteró de que la persona que estaba acostada Bar Bar baño, con una bala en la cabeza, fue el anotador y estrella de Club América, Salvador Cabañas.

Diez años después del ataque que le costó la carrera al futbolista guaraní, el legislador y quien dirigió la investigación del caso, habló en una entrevista con Medio tiempo para informar el hecho, desde las primeras horas en que llegaron los elementos de seguridad para acordonar las instalaciones, la detención del culpable, hasta las demandas del gobierno paraguayo para aclarar el intento de asesinato de la figura del Equipo Nacional, que se estaba preparando para Copa Mundial Sudáfrica 2010.

“La primera noticia que tenemos es sobre una persona herida dentro un bar en el área de Insurgentes Sur, aparentemente por arma de fuego. Se confirma que este es el futbolista. Salvador Cabañas, que la herida es una herida muy delicada, una herida que implica el riesgo de pérdida de vidas “, dijo.

“Tenemos que asegurar la propiedad, por el momento no había información, no se sabía qué había sucedido desde el evento estaba en la parte superior del bar, exactamente en los baños “, donde Chava fue encontrada por uno de los trabajadores del bar cerca dels 5:14 de la mañana, según los videos de seguridad publicados por Procedimiento de justicia.

“Pudimos verificar los videos y después de unas horas de analizar los videos fue posible establecer con gran precisión la entrada al baño del futbolista y un segundo sujeto, que finalmente resulta ser el agresor. De ello se deduce que la identidad de quién finalmente fue el Fiscal General quien buscó y contra él dirigió la acción penal, la persona conocida como “JJ”. “

José Jorge Balderas Garza, apodado el “JJ”, era hasta entonces un extraño, tanto para la opinión pública como para las autoridades. Se sabía que era un empresario en el campo del transporte, pero con el paso de los días y la investigación, solo era una fachada, porque estaba vinculado al Cartel de los Hermanos Beltrán Leyva, como operador de Edgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, Amigo de Arturo, líder del grupo criminal.

“Fue muy complicado por el agresor, de quién se trataba. Fue muy complicado porque No fue una agresión de nadie, había sido alguien que resultó estar vinculado a una organización criminal con mucho poder, una organización criminal con operaciones fuera de la ley “, dijo el ex jefe del Gobierno de la Ciudad de México.

“Para localizarlo tuvimos que trabajar con la Policía Federal, cruzamos información y llegaron las detenciones, la policía federal localizó a estas personas y tomamos medidas penales. Estaba vinculado a otros delitos y se puso a disposición del aparato federal. “

Mientras estaba en una cama de hospital al sur de la capital y en los días siguientes, Salvador Cabañas y su familia tenían seguridad las 24 horas, porque las autoridades temían represalias por parte de los acusados, después de que se supo que Chava había abandonado la clínica casi dos meses después de la agresióny fuera de peligro.

“No fue un problema menor, Salvador todo el tiempo que estuvo en el hospital estuvo bajo custodia, con la policía, porque sí, era un riesgo inminente que corriera“, Agregó el ex fiscal, quien recordó que el calibre del arma con la que disparó el” JJ “(calibre .25) tenía mucho que ver con que el paraguayo estuviera vivo del ataque.

“Recuerdo que era un Arma de fuego calibre .25, porque el proyectil tuvo una trayectoria donde nunca perdió la dirección. Es decir, si hubiera sido un Calibre .22 seguramente las consecuencias habrían sido más graves, porque el proyectil es más pequeño y tiene más movilidad “, dijo.

La presión de los medios no fue la única que tuvo que soportar la Procuraduría General de la República, debido a las demandas de la gobierno de Paraguay, qué pidió resolver el caso del jugador lo antes posible. El 18 de enero de 2011, un año después del disparo, el “JJ” fue arrestado por la Policía Federal en los Bosques de las Lomas en la Ciudad de México.

“Realmente tuvimos casos en los medios y casos muy fuertes, pero sin duda que este caso fue muy relevante, por lo que implicaba, por lo que sucedió, porque Fue un ídolo deportivo en México y en el extranjero, seleccionado, y obviamente por la persona que había sido el agresor “, recordó.

“Siempre hay (presión), como es natural en estos casos, siempre los gobiernos extranjeros requieren que tengas justicia, eso se resuelve pronto, pero nada fuera de las presiones que tienen estos casos que son muy mediáticos ”, concluyó.

.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here