Annegret Kramp-Karrenbauer defiende a Donald Trump


En su primer discurso sobre la relación transatlántica, la líder de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, defendió al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. En la Conferencia germano-americana en Berlín, advirtió contra las críticas exageradas: "Si en las discusiones aquí en Alemania se llaman a los presidentes Trump, Putin y Erdogan, eso es una equidistancia, que no es aceptable".

Uno puede criticar a Trump, dijo Kramp-Karrenbauer. Pero: "La diferencia crucial entre Estados Unidos y Rusia, por ejemplo, es que los periodistas no pueden interrumpir su trabajo allí mientras están siendo juzgados en juicios en Rusia". Ella reconoció claramente la demanda de los gastos de defensa de la defensa de los Estados Unidos y se abstuvo en gran medida de criticar la política exterior de Trump.

Hace unas dos semanas esto había sonado diferente con la canciller Merkel. En ese momento, en un discurso ante estudiantes universitarios de élite en Harvard, ella descartó las políticas de Trump, aunque no lo mencionó por su nombre. El Canciller criticó, entre otras cosas, los esfuerzos nacionales en solitario en la política internacional y la amenaza al comercio mundial libre a través del proteccionismo.

En contraste, Kramp-Karrenbauer enfatizó en su discurso en Berlín la "estrecha red de valores, creencias y estructura democrática" que existe con los Estados Unidos. Pero se quejó de que los "reflejos antiamericanos" de Trump habían sido revividos por la presidencia, que siempre ha estado allí.

"Se trata de la confianza mutua"

Kramp-Karrenbauer fue mucho más comprensivo que Merkel con Trump. Sobre su crítica de la falta de gastos de defensa de los aliados europeos, dijo que había sido criticada por el ex presidente. El jefe de la CDU expresó claramente su intención de gastar el dos por ciento del producto interno bruto (PIB) en defensa: "Se trata de la confianza mutua, también de la cuestión de si Alemania es un socio confiable". . "

El objetivo del dos por ciento también es muy importante porque es una señal para los estados de la OTAN en Europa del Este, que se sienten amenazados por Rusia. Tiene algo que ver con la cohesión europea. En su cumbre en Gales en 2014, la OTAN decidió que cada Estado miembro debería alcanzar el objetivo de gastar el dos por ciento de su producción económica en la defensa para 2024. El gobierno federal ha prometido llegar al 1,5 por ciento para esta fecha. En la planificación financiera a medio plazo, esto todavía no se muestra. En 2014, el gobierno federal gastó el 1.18 por ciento del PIB en defensa.

Kramp-Karrenbauer enfatizó que el gasto en defensa debía incrementarse para sus propios intereses alemanes. "No tiene nada que ver con el presidente Trump, no tiene nada que ver con la OTAN, tiene algo que ver con el cuidado de nuestros soldados", dijo. También abogó por hacer que el pilar europeo en la OTAN sea tan fuerte como el norteamericano. A los estadounidenses también les interesaba tener una Europa fuerte. Actualmente, los Estados Unidos representan dos tercios del gasto de defensa de la OTAN.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.