Ataque terrorista en Melbourne: Knifeman Hassain Khalif Shire Ali, de 30 años, tenía vínculos de "inspiración" con Isis, según la policía

Ataque terrorista en Melbourne: Knifeman Hassain Khalif Shire Ali, de 30 años, tenía vínculos de "inspiración" con Isis, según la policía

Un hombre que asesinó a una persona en un presunto ataque terrorista en Melbourne era conocido por la policía y era el hermano de un hombre arrestado por cargos de terrorismo el año pasado, dicen las autoridades australianas.

Hassain Khalif Shire Ali, de 30 años de edad, nacido en Somalia, incendió una camioneta cargada con cilindros de gas en una concurrida zona comercial de la ciudad el viernes, y apuñaló a tres personas, una de ellas fatalmente, antes de que la policía lo matara.

La policía dijo que "hay vínculos" entre Ali e Isis en forma de inspiración, en lugar de contacto directo con el grupo terrorista. Investigadores contra el terrorismo estaban buscando en dos propiedades en los suburbios de Melbourne el sábado por la mañana como parte de su investigación.

El comisionado de la policía de Victoria, Graham Ashton, dijo que el hermano del hombre fue arrestado el año pasado por cargos de planear un ataque en Melbourne y que actualmente se encuentra en prisión en espera de juicio.

"Es ciertamente alguien que tanto nosotros como las autoridades federales conocemos en relación con el antiterrorismo y los asuntos relacionados con el terrorismo", dijo al programa Sunrise del Canal 7.

"Es el hermano de un delincuente o sospechoso que arrestamos a fines del año pasado en relación con la preparación de un evento terrorista".

La policía fue llamada por primera vez a los informes de un automóvil en llamas, pero cuando llegaron, fueron atacados por el hombre, que estaba armado con un cuchillo.

Los videos tomados por los espectadores muestran una larga confrontación entre la policía y el atacante, a medida que los compradores desconcertados pasan.

El hombre se abalanza repetidamente hacia los dos oficiales con su cuchillo, mientras intentan incapacitarlo con spray de pimienta y una Taser.

La policía de Melbourne trata el incidente del apuñalamiento como terrorismo

Un miembro del público trata de ayudar a la policía arrojando un carrito de compras de metal al caballero mientras carga a través de la calle.

Finalmente, uno de los oficiales saca su pistola y dispara al atacante en el cofre, que luego cae al suelo.

El Sr. Ashton dijo que el arrierero y los otros tres que fueron apuñalados por él fueron llevados al Hospital Royal Melbourne, pero él y una de las víctimas han muerto por sus heridas.

Más tarde, la policía encontró recipientes de gas en el vehículo del asesino. Isis se responsabilizó del ataque, y la agencia de propaganda Amaq del grupo calificó al autor de uno de sus "luchadores".

La prensa australiana informó que uno de los heridos era un hombre de negocios llamado Rod Patterson. La esposa de Patterson, Maree, publicó en las redes sociales que estaba herido pero que "está bien, dadas las circunstancias".

Cuando la brigada de bomberos llegó para apagar el incendio, descubrieron que había varios recipientes de gas "estilo barbacoa" en el interior. Entonces se llamó a un equipo de eliminación de bombas, que hizo la escena segura.

Los testigos informaron haber visto al hombre arrojar un objeto en su automóvil después de que se estrelló, prendiéndolo en llamas.

La policía aún no ha confirmado sus intenciones, pero el Sr. Ashton dijo que era justo inferir que esperaba convertir el vehículo en una bomba.

Los policías atacados durante el incidente solo sufrieron heridas leves y sus "cortes y rasguños" están siendo tratados en una estación de policía en Melbourne.

Sin embargo, el Sr. Ashton negó las afirmaciones de que el hombre había gritado “¡Allahu Akbar!” Durante el ataque y dijo que no había intentado decapitar a nadie. Una de las víctimas de puñaladas había sufrido "lesiones importantes en la cabeza".

Imágenes aéreas del área de Bourke Incidente callejero en Melbourne

El atacante nació en Somalia, pero se mudó a Australia durante la década de 1990 y más recientemente vivió en el noroeste de Melbourne, dijo el jefe de la comisión. Era una "persona de interés" tanto para la policía del estado de Victoria como para los servicios de inteligencia federales de Australia.

También tenía antecedentes penales menores y había sido condenado por consumo y robo de cannabis en el pasado.

Scott Morrison, el primer ministro, ha condenado el "ataque malvado y cobarde" y ha rendido homenaje a la valentía de los policías que respondieron.

"Los australianos nunca se sentirán intimidados por estos ataques espantosos y continuaremos con nuestras vidas y disfrutando de las libertades que detestan los terroristas", dijo en un comunicado.

El premier de Victoria, Daniel Andrews, elogió la valentía tanto de la policía como de los miembros del público que intentaron detener al atacante.

"Esto es algo malvado y aterrador que ha ocurrido en nuestra ciudad hoy", dijo en la misma conferencia de prensa.

“Victorians can be assured that every member of Victoria Police are equal to the task, as they have demonstrated today. In the midst of tragedy you can find such pride in the work of bystanders to come to the aid of others.

“We will not, as a city and state, be defined by this act of evil. We will simply refuse to do that. We are bigger and stronger than this.

Mr Andrews also extended the “thoughts and prayers” of the city and state to everyone injured and “our deepest sympathies to the family of the deceased person”.

The leader of the opposition, Bill Shorten, who represents a constituency in the northwestern suburbs of Melbourne, echoed Mr Andrews’s words.

Apoye el periodismo de pensamiento libre y suscríbase a Independent Minds

“When evil attacks our city, Melbourne stands together,” he tweeted. “Once again Victorians are in awe of our extraordinary police officers, who responded to swiftly, bravely and professionally this afternoon, and the passers-by whose first instinct was to go to the aid of others.”

Melburnians must refuse to be cowed by the terror attack and instead carry on as normal over the weekend, the chief commissioner concluded.

Extra police officers will be on duty at major public events including football matches and Remembrance Day commemorations but there was “no ongoing threat we are currently aware of”.

Anyone who saw the attack unfold or took photos and videos should share them with Victoria Police, he also said.

.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.