Boston tiene la última palabra sobre Miami y desafiará a Golden State en la final

Publicado en : Modificado :

Los Angeles (AFP) – Tras doce años de espera, los Celtics vuelven con las finales de la NBA que tantas veces han disputado: de la mano de Jayson Tatum, ganaron (100-96) en Miami el decisivo séptimo partido de su partido de la Conferencia Este, a pesar de Jimmy Butler, el domingo en las eliminatorias.

Finalmente, Draymond Green, que lo había gritado demasiado pronto, tenía razón. Boston se enfrentará a partir del 2 de junio a Golden State, para intentar conquistar un 18º título récord en 22 finales y recuperar el liderato sobre sus eternos rivales Los Angeles Lakers, que se unieron a ellos en lo más alto de la lista en 2020 tras su coronación a expensas de… Calor.

Este será solo el segundo encuentro en esta etapa entre estos dos equipos icónicos de la liga. En 1964, en el apogeo de su hegemonía, marcado por ganar nueve campeonatos seguidos, los C’s vencieron a los San Francisco Warriors, en el contexto de una de las mayores rivalidades de la historia entre Bill Russell y Wilt Chamberlain.

Esta vez, Jayson Tatum y Jaylen Brown tendrán la oportunidad de escribir su propia historia, siguiendo a otros gloriosos veteranos, Bob Cousy, John Havlicek, Larry Bird y Paul Pierce, quienes llevaron al equipo a la hoja de trébol en su último título en 2008. , contra los Lakers.

“Es para lo que trabajas toda tu vida”, respondió Brown. “Tenemos que saborear, pero también asumir el reto. Jugamos contra un equipo que ya estuvo y ya fue campeón. Tendremos que hacer nuestro mejor juego”.

Tatum convoca a Kobe

Los “Jay-Jay”, perfectamente apoyados por Marcus Smart, fueron fundamentales para el éxito de los Celtics. Entre ambos sumaron las tres cuartas partes de los puntos del equipo (24, 24 y 20).

El extremo de los Boston Celtics, Jayson Tatum, nombrado mejor jugador de la Conferencia Este tras la victoria en Miami, el 29 de mayo de 2022 Eric Espada etty/AFP

Tatum (10 rbds 6 asistencias, 2 tapones), que lució un brazalete flocado del N.24 de su ídolo Kobe Bryant “para invocar su saber hacer en los partidos del N.7”, fue a sangre fría, recompensado con el trofeo Finales de la Conferencia Este MVP.

Este trío no estuvo de más para evitar que Jimmy Butler (35 pts, 9 rebotes), aún heroico, y Bam Adebayo por dentro (25 pts, 11 rebotes), permitieran a los Heat lograr una remontada sagrada.

Porque Boston siempre ha estado al frente del marcador en este encuentro, culminando su ventaja en 17 unidades (34-17, luego 45-32). Y ver a Miami solo apuntar a -6 en el descanso fue un milagro.

Pero este milagro llevaba el nombre de Butler. En este segundo cuarto, el lateral aguantó con el brazo extendido, encarando al C entonces mucho más habilidoso detrás del arco (20/8 contra 13/3) y mucho mejor organizado, anotando 18 de 24 puntos (al 11/8 en tiros) de su primer periodo.

curso ejemplar

Estaba a tiempo para su destacada actuación 48 horas antes en Boston, donde había plantado 47 peones.

Pero después de meter doce puntos más en el 3er cuarto, durante el cual la brecha entre los dos equipos jugó como un acordeón, pasando de dos (56-54) a trece unidades (67-54), Jimmy empezó a cansarse.

La estrella del Heat Jimmy Butler toma un rebote del extremo de Boston Grant Williams durante el Juego 7 de las Finales de Conferencia en Miami, el 29 de mayo de 2022
La estrella del Heat Jimmy Butler toma un rebote del extremo de Boston Grant Williams durante el Juego 7 de las Finales de Conferencia en Miami, el 29 de mayo de 2022 ANDY LYONS Getty/AFP

Ilustración a 16 segundos del final, cuando los Heat habían vuelto a dos puntos (98-96) con una nueva banderilla de Strus: le faltó lucidez al preferir disparar desde larga distancia para poner a los suyos por delante por primera vez, antes que yendo al círculo a buscar la igualación.

Tiro fallado, y por detrás, Marcus Smart (9 rebotes, 5 asistencias, 2 intercepciones) metió los dos tiros libres que enviaron a los Celtics a la final.

“Lograrlo con este grupo, eso lo dice todo. Pocos creyeron en nosotros, pero llegamos”, comentó Tatum, recordando que a principios de enero, a mitad de temporada, tras 41 partidos, su equipo estaba en negativo (20 victorias). -21 derrotas) y quedó en undécimo lugar, fuera de los play-offs.

Pero después se recompuso admirablemente para subir a la 2ª posición, gracias al trabajo de su entrenadora Ime Udoka, que fue capaz de crear química con sus jugadoras.

Todavía habrá que perfeccionarlo ante los Warriors de Stephen Curry, a los que no les falta y que intentarán conquistar un 4º título en seis finales desde 2015.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.