‘Club de amigos’ detrás del contrabando global de coca, mensajes de chat como evidencia

Siete hombres de Breda, Oss, Made, Prinsenbeek y Drunen son sospechosos de contrabando de cocaína en todo el mundo. La policía leyó en secreto los mensajes de chat encriptados del ‘club de amigos’. Un lote de drogas pasó tras otro, pero nunca se interceptó un solo gramo. Sin embargo, el Ministerio Público los llevó a juicio. El jueves, los siete sospechosos fueron condenados a penas de hasta 11 años de prisión.

Casi toda la evidencia gira en torno a los mensajes de chat. Las personas que enviaron los mensajes pensaron que estaban a salvo, porque conversan extensamente sobre sus vidas. Sobre las drogas, sobre la familia y los niños, sobre el campamento y si una persona famosa todavía era un técnico de uñas.

Lo que no sabían era que la policía se había colado en ese servicio de mensajería de Encrochat e incluso leía en directo.

sopa para papa
“Le hice sopa al viejo”, charlaba alguien tigre vikingo mencionado el 4 de abril de 2020. También envió una foto de un hombre mayor, su padre.

Los detectives también obtuvieron en la pantalla el interior de su casa, información sobre sus hijos y felicitaciones a su madre que había cumplido 69 años. Cuando la imagen estuvo completa, la policía pudo poner una bandera en el mapa en Made, con un empresario. que nació en 1970. Un hombre sobre el que circulaban historias desde hacía tiempo, pero contra el que nunca se habían encontrado pruebas reales. Bueno, piensa el Ministerio Público.

club de amigos
tigre vikingo
conversó extensamente sobre el negocio de las drogas con Pontiac pájaro de fuego, Chaplinbar, Satinsugar, Flickrfudge y otros. El rastro condujo a hombres de Breda, Oss, Prinsenbeek, Drunen, un Waalwijker que vive en Hedel y un Rotterdammer.

Más tarde, la policía pudo fotografiar a los siete sospechosos en una fiesta. El Ministerio Fiscal habló de un ‘club de amigos’. Personas con diversos trabajos: peón de carretera, gerente de hotel, concesionario de automóviles y operador de transporte. “Chicos hábiles”, los llamó uno de los oficiales.

Los mensajes interceptados contenían números como ‘1750’ y ‘8100’ y palabras como ‘carga en cubierta’. Ese es el cargamento legal en el que se esconde la droga: piñas de Colombia, madera de Ecuador y tejas de Brasil. “Las fotos y los informes sobre la cocaína están volando alrededor de nosotros”, dijo uno de los fiscales. En concreto, la atención se centró en un transporte de unos 200 kilos con un valor aproximado de cinco millones de euros.

canicas
A partir de finales de 2018 habrá mensajes sobre ofertas, opciones, transportes, cúteres de pesca en Den Oever, Zelanda con un barco de pesca deportiva, un barco de mantenimiento en Amberes, barcos en German Bight e incluso la colaboración con ‘a stripe’ en el puerto de Amberes. Una raya es la jerga para un contacto corrupto. “Se transferirán 200.000 euros en efectivo y se repartirán como si fueran canicas”, ha dicho el fiscal.

El Ministerio Público ve al hombre de Made como líder y coordinador de esta organización criminal. Por eso escuchó la pena más alta que se le pide: 11 años. Ni un solo sospechoso reaccionó visiblemente a los años de cárcel que pendían sobre su cabeza. La familia y amigos en las gradas parecían un poco molestos. Además de las penas de prisión de 6 a 11 años, el Ministerio Fiscal también quiere que cada sospechoso pague una multa de 75.000 euros.

Pronunciación
El Ministerio Público sigue sorprendido de que los sospechosos sigan negando todo y guarden silencio, sin dar explicaciones. El jueves, el Madenaar suspiró: “Todo se está poniendo en mis zapatos”. Los alegatos comenzarán el viernes y es posible que haya una audiencia de testigos más tarde. La fecha para un veredicto aún no ha sido fijada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.