Colomiers. El partido vuelve a encarrilar a los Columérins

lo esencial
No se trata de hablar de frustración en el campo columérin. Los ganadores de la velada más bien evocan la vuelta al marcador con su control del balón.

Si les sceptiques retiendront la frustration de ne pas avoir acquis une victoire bonifiée, accessible en fin de match, contre une équipe luttant pour le maintien, les Columérins, eux, n’oublieront pas qu’ils ont été menés de 13 points plus tôt dans la parte.

“La pérdida del bono ofensivo es una pena pero es anecdótica. En el minuto 20 hubiéramos estado muy contentos con este resultado, reaccionó Jean Thomas al final del encuentro. ¡Aún ganamos y eso es lo más importante! El gran hándicap Al comienzo del partido, pudimos remontar recuperando la confianza a través de nuestro juego”. Porque poniendo las manos en el balón, sobre todo en un segundo tiempo favorable a los Columérins, abrieron el camino a la victoria, por los fundamentos claro, pero también por el ritmo que supieron marcar. “Sentíamos que en cuanto teníamos el balón generamos progreso, dominábamos tanto por delante como por detrás”, señaló Fabien Berneau, entrenador de los delanteros.

Paradójicamente, fue con un balón llevado que revivieron los hombres de la dupla Berneau-Sarraute. En este sentido, Karl Chateau destacó sobre todo la superioridad de su pelotón, a pesar del mediocre desempeño de la alineación columérin: “Conseguimos avanzar mucho con los ocho delanteros y los suplentes. Inestabilidad en su línea de tres cuartos y apertura. después. Sabemos las fortalezas que tenemos”.

Movimientos colectivos prometedores

En las satisfacciones, imposible no mencionar el scrum cerrado, dominando cualquiera que sea la composición del pelotón de delanteros. Por otro lado, la forma en que los Columérins gestionaron la posesión del balón es prometedora. Puede ser que poco a poco, la Paloma recupere la confianza, como lo demuestran sus movimientos colectivos. Anoche, su habilidad para marcar el ritmo cambió drásticamente la cara del juego. Lo que también subrayó el carácter de este equipo, según Fabien Berneau: “Es raro que un equipo suba 16 puntos así. Contra el rugby de Provenza también fue enorme (primer día, 34-19, nota del editor). Muestra el confianza que los jugadores tienen unos en otros”.

Lea también en la página 12

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.