Convicción en Valencia de que la decisión de la Fase 0 ha sido política y no técnica

| |

Los que lo conocen bien dicen que Ximo Puig está profundamente indignado por la decisión de la Gobierno español, que no se comparte y se describe como injusto,
para mantener a casi toda la Comunidad Valenciana en la Fase 0.
Hablando con su entorno, se afirma que está sufriendo quizás uno de los momentos más difíciles de su cargo como presidente de la Generalitat Valenciana; él sabe que la decisión supone que él pague un alto precio político. Tal vez se siente como el general Jose Miaja permaneció solo en la defensa de Madrid durante la Guerra Civil, abandonado por el Gobierno de la República, que retrató tan bien Manuel Chaves Nogales en el libro La defensa de madrid.



También existe la convicción de que la decisión del Ministerio de Salud ha sido “política”, ya que se reitera, como el Ministro de Salud reiteró hoy: Ana Barceló, que todos los datos técnicos enviados el viernes pasado al ministerio respaldaron que la Comunidad Valenciana estaba en condiciones de pasar a la Fase 1. Una decisión política, señalan, que se ve condicionada por la situación en Madrid. “Seguramente no querían que solo Madrid apareciera como la gran autonomía castigada por su gestión; evite el titular que Pedro Sánchez solo castiga a Madrid ”. Cataluña, la otra gran autonomía, había solicitado mantener parte del territorio en la Fase 0. Esa es la convicción.

Se agrega y compara con los datos conocidos y publicados por el ministerio en su sitio web, que no es lo que facilitó las autonomías, con el caso de país Vasco: datos que comparan esta autonomía por debajo de las proporciones valencianas en casi todos los parámetros; porcentaje de infectados, unidades de UCI, muertes, disponibilidad de recursos y prevalencia de Covid-19 entre la población. Y recuerdan que “el PNV acordó con Pedro Sánchez apoyar la extensión del Estado de Emergencia”. Entonces lo señalan.

La Generalitat Valenciana está dispuesta a publicar los datos que envió al ministerio, pero condicionan que el resto de las autonomías también lo hagan, como anunció esta mañana la concejala Ana Barceló.



Estas fuentes, y algunos miembros del grupo de expertos del presidente valenciano consultados, afirman firmemente que durante días el Ministerio de Salud había indicado que la Comunidad Valenciana cumplía los requisitos para pasar a la Fase 1. “Nos dijeron que teníamos que registrarnos para honor”,
Ana Barceló denunció anoche en un comunicado luego de conocer la decisión del Gobierno español
.

Agregan que “el miércoles nos dijeron que se había incorporado un nuevo parámetro para diagnosticar la situación en los territorios; pero teníamos la absoluta confianza de que esto no iba a cambiar el paso a la Fase 2. ”La Comunidad Valenciana, la más importante gobernada por el PSOE en España, con el apoyo de Compromís y Unidas Podem, recibió ayer una jarra de agua fría con Fuertes consecuencias políticas. Nadie lo esperaba.

Tras la decisión del Gobierno español, la presidencia trató de encontrar una explicación lógica hablando directamente con el Ministro de Salud, Salvador Illa, y otros miembros del gabinete de Pedro Sánchez. “Esa explicación que estábamos buscando aún no se nos ha dado”, señalan.

Tal fue la convicción de que tanto Ximo Puig como Ana Barceló habían expresado públicamente la convicción de que el objetivo se había logrado en todas sus apariciones. Tanto es así que todos los sectores sociales y económicos valencianos habían sido informados. Una convicción que incluso alentó al presidente valenciano a pedir que se usen las playas valencianas a partir del próximo lunes.



Miles de pequeños y medianos empresarios, así como autónomos, ya se estaban preparando para abrir sus tiendas, comprar guantes, máscaras y adaptar sus negocios a la Fase 1.

El viernes por la mañana, algunos mensajes de Salud habían generado preocupación en la presidencia de la Generalitat Valenciana. Algo estaba mal. Ana Barceló se deslizó ayer en su conferencia de prensa diaria que “algunos departamentos pueden no pasar a la Fase 1”. La convicción en la presidencia fue que estos serían departamentos “menores”; pero que grandes áreas urbanas alcanzarían la meta; entre otras cosas, debido a los buenos datos de los últimos días, con una reducción notable de personas en la UCI y muertes.

La decisión del Gobierno español abandona las principales áreas industriales, con la excepción de algunas como Alcoi, Benidorm, Requena, Dénia, Torrevella o Gandía, en la Fase 0; y una población de 3.5 millones de habitantes, limitada a mantener una situación que querían superar. Y dentro de estas zonas las tres capitales, València, Alicante y Castellón. Es decir, la restricción de movilidad y actividad comercial continuará en casi el 80% del tejido productivo valenciano. Un golpe que no se esperaba y que ha generado una enorme incomodidad en las asociaciones empresariales, que exigió un retorno más rápido a la normalidad.



El golpe también es enorme para la cuenta política construida por Ximo Puig durante dos meses, en la que la Comunidad Valenciana ha ofrecido una “paz política” que no se ve en otras autonomías como Madrid o Cataluña. De hecho, hoy el líder del PP valenciano, Isabel Bonig, ha endurecido su discurso, acusando al presidente valenciano de “mentirle a los valencianos”.

Por su parte, el líder de Cs en la Comunidad Valenciana, Toni cantó, hoy exigió a Ximo Puig “transparencia” con los datos: “debe detener las rabietas en las redes sociales y explicar claramente qué datos le permitieron creer que la Comunidad Valenciana merecía pasar la fase” y el Primer Ministro, a “Publicar por qué decidió tienes que continuar en la fase 0 “.

Presumiblemente, en los próximos días la oposición actuará con contundencia que se ha reservado durante semanas, preservando una unión política que se vio ayer en las Cortes valencianas cuando se aprobó por unanimidad – PSPV, Compromís, Unidas Podem, PP, Ciudadanos y Vox – La creación de la comisión de reconstrucción.

En la presidencia de la Generalitat Valenciana, ahora se espera que en una semana la situación pueda revertirse; pero suponen que el daño a la cuenta de Ximo Puig es enorme. El presidente, que participará mañana en la conferencia de presidentes, intentará una vez más revisar los datos y abordar la situación valenciana “con los datos que tenemos”. Pero agregan que “como la decisión es seguramente política, será difícil para el objetivo convencer”:



Previous

Indonesia informa 533 nuevos casos de COVID-19, 16 nuevas muertes – Xinhua

A diferencia de otras ligas, la CFL necesita ventiladores en las gradas para sobrevivir a la pandemia de coronavirus

Next

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.