El 29 de septiembre de este año se estrenó el primer largometraje de la directora Elza Gauja “Mamá sigue sonriendo”. En el centro de la historia hay tres hermanas, Zhanna, Aija y Vera, que, por motivos económicos, deciden trasladar solas a su madre muerta de Finlandia a Letonia. El viaje a casa resulta ser más complicado de lo que imaginaban, sobre todo porque hay muchos resentimientos y secretos ocultos y tácitos entre las hermanas.

El guión de la película “Mamma todavía sonríe” se basa en una historia que Elsa Gauja escuchó durante sus estudios y junto con el dramaturgo y guionista Rasa Bugavičuti-Pēci, así como con las tres actrices principales: Antas Aizupes, Baibas Brokas y Abrigos de piel de Daiga – implicó que se convirtiera en formato de guión. “Mamma todavía sonríe” es una película de bajo presupuesto realizada en condiciones extremas, pero el propio equipo recuerda con calidez el proceso de filmación. El director de fotografía de la película es Aleksandrs Grebņevs, el artista es Jānis Bijubens y uno de los productores, además de autor musical y director de edición, es Andris Gauja. Matīss Budovskis, Jānis Skutelis y Lidija Pupure se ven en los otros roles.

Sobre cómo se hizo la película, cuáles son las ventajas de un equipo pequeño y por qué es tan importante ver una película en el cine, los invitados del estudio: el director Elsa Gaujaun actor Matís Budovskis y productor Andris Gauja. Habla Marta Elina Martinson.