El ministro australiano dice que Tonga sufrió “daños significativos” tras la erupción del volcán | volcán tonga

El ministro de Australia para el Pacífico, Zed Seselja, dice que los informes iniciales sugieren que no hay víctimas masivas en tonga tras la erupción de un volcán que desencadenó un tsunami, pero la policía australiana ha visitado playas con daños significativos y “casas tiradas”.

Australia y Nueva Zelanda envió vuelos de vigilancia el lunes para evaluar los daños después de que Tonga quedó aislada del resto del mundo cuando la erupción del sábado cubrió la isla del Pacífico con cenizas.

Los vuelos, junto con imágenes y videos detallados, debían regresar a Australia y Nueva Zelanda el lunes por la noche.

“Sabemos que hay daños significativos y sabemos que hay daños significativos en los centros turísticos”, dijo Seselja en una entrevista con una estación de radio australiana, y agregó que el aeropuerto de Tonga parecía estar en condiciones relativamente buenas.

Una mujer británica fue reportada como desaparecida, dijo. Los vuelos de vigilancia evaluaron la situación en las islas exteriores donde la comunicación estaba completamente cortada.

Seselja le dijo a ABC TV que “no hubo informes de víctimas masivas”.

El jefe adjunto de la misión de Tonga en Australia, Curtis Tu’ihalangingie, pidió paciencia mientras el gobierno de Tonga decide sus prioridades de ayuda.

Tonga está preocupada por el riesgo de que las entregas de ayuda propaguen el Covid a la isla que está libre del virus.

“No queremos traer otra ola, un tsunami de covid-19”, dijo Tu’ihalangingie por teléfono. “Cuando la gente ve una explosión tan grande, quiere ayudar”.

Pero, dijo, los diplomáticos de Tonga estaban preocupados por algunos esfuerzos privados de recaudación de fondos e instó al público a esperar hasta que se anunciara un fondo de ayuda para desastres.

Cualquier ayuda enviada a Tonga tendría que ser puesta en cuarentena, y es probable que no se le permita al personal extranjero desembarcar aviones, dijo el diplomático.

El erupción del volcán Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai provocó un tsunami en las costas de Tonga y cortó las líneas telefónicas y de Internet en toda la isla. La comunicación internacional se vio gravemente obstaculizada por daños en un cable submarino, que podría tardar más de una semana en restaurarse, y Australia y Nueva Zelanda estaban ayudando con llamadas satelitales.

Se han restaurado las redes telefónicas en Tonga, pero las cenizas planteaban un problema de salud importante, ya que contaminaban el agua potable. “La mayoría de las personas no saben que la ceniza es tóxica y mala para respirar y tienen que usar una máscara”, dijo Tu’ihalangingie.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, dijo que rocas y botes habían llegado a la costa de Tongatapu, la isla más grande de Tonga y sede de la capital, a unos 65 kilómetros al sur del volcán.

“Al ver entrar algunas de esas olas y despegar las cercas y estructuras, puedes ver la fuerza de esas oleadas”, dijo. “Todos solo quieren establecer qué tan amplia ha sido la escala del impacto… queremos estar en Tonga y sobre el terreno tan pronto como podamos”.

Completamente destruído

El Ha’atafu Beach Resort, en la península de Hihifo, 21 km (13 millas) al oeste de la capital, Nuku’alofa, fue “completamente destruido”, dijeron los propietarios en Facebook.

La familia que administra el complejo había corrido para salvar su vida a través del monte para escapar del tsunami, dijo.

“Toda la costa occidental ha sido completamente destruida junto con el pueblo de Kanukupolu”, dijo el centro turístico.

La mujer británica Angela Glover desapareció después de que una ola la arrastrara cuando ella y su esposo, James, propietario del Happy Sailor Tattoo en Nuku’alofa, habían ido a buscar a sus perros.

El esposo logró agarrarse a un árbol, pero su esposa, que dirige un refugio de rescate de perros, y sus perros fueron arrastrados, informó la emisora ​​​​estatal de Nueva Zelanda TVNZ.

La Cruz Roja dijo que estaba movilizando su red para responder a lo que calificó como la peor erupción volcánica que ha experimentado el Pacífico en décadas.

Katie Greenwood, jefa de la delegación del Pacífico de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, dijo que hasta 80.000 personas podrían haber sido afectadas por el tsunami.

Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai ha entrado en erupción regularmente durante las últimas décadas, pero el impacto de la erupción del sábado se sintió en lugares tan lejanos como Fiji, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Japón.

Dos personas se ahogaron en una playa en el norte de Perú debido al alto oleaje provocado por el tsunami.

Más de un día después de la erupción, los países a miles de kilómetros al oeste tienen nubes de ceniza volcánica sobre ellos, dijo el meteorólogo WeatherWatch de Nueva Zelanda.

Los primeros datos sugieren que la erupción fue la mayor desde el Monte Pinatubo en Filipinas hace 30 años, dijo el vulcanólogo Shane Cronin con sede en Nueva Zelanda a Radio New Zealand. “Esta es una erupción que se ve mejor desde el espacio”, dijo Cronin.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.