el padrastro no explica su gesto

En Pays-Haut, un hombre de 33 años en pareja y que vive con los tres hijos de su pareja desde hace tres años perdió el control. Son alrededor de las 5 de la mañana del 27 de mayo de 2021 cuando el treintañero que se prepara para salir al trabajo entra en la habitación de su nuera de 16 años. Él se acerca, le acaricia las nalgas a través de su pijama y luego le mete la mano en las bragas. Petrificado, el adolescente apenas se atreve a respirar. El toqueteo dura uno o dos minutos y luego el padrastro sale de la habitación sin decir palabra. La joven, profundamente conmocionada, se apresura a despertar a su hermano para contarle lo que acaba de suceder. Juntos llaman a su madre por unos días al suroeste de Francia. La reacción es inmediata. Se ordena al suegro, que no controvierte los hechos sin explicarlos, que abandone el domicilio familiar y no vuelva a pisarlo nunca más.

amnesia disociativa

Al frente del Tribunal Penal de Thionville, el joven de 30 años que no tiene antecedentes asegura que solo sucedió una vez. Explica que en realidad no recuerda lo que pasó como si estuviera en trance. El análisis psiquiátrico evoca una posible “amnesia disociativa” especificando que ésta podría ser fingida. El acusado no tiene más explicaciones que dar al tribunal que las que tuvo durante su audiencia. “No tenemos palabras, ninguna explicación, continúa Brice Partouche, fiscal de Thionville. Siempre tenemos en mente que podría volver a pasar”. Se dictaron contra el acusado doce meses de prisión, íntegramente acompañados de dos años de libertad condicional, con obligación de indemnizar a la asociación de asistencia a las víctimas de Thionvilloise (Atav), prohibición de contacto con el menor e inscripción en el expediente nacional de autores de ofensas sexuales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.