en Nanterre, católicos en procesión víctimas de amenazas

| |

El miércoles 8 de diciembre, una treintena de fieles de la parroquia de Fontenelles fueron objeto de amenazas de muerte e insultos. «Kouffars» («incrédulos»), «bandas de p…», «no estás en casa» lanzaron notablemente sus atacantes contra ellos.

En la noche del miércoles 8 de diciembre, una treintena de fieles de la parroquia de Fontenelles, en Nanterre, fueron reprendidos por diez personas durante una procesión de antorchas organizada en honor de la Virgen María, celebrada por todos los católicos en la fiesta de la Inmaculada Concepción. – y particularmente en Fontenelles, cuya iglesia parroquial está dedicada a ella. Durante este animado altercado se profirieron insultos y amenazas contra el clero y feligreses presentes, por lo que los organizadores tuvieron que abandonar las estaciones previstas a lo largo del recorrido para volver más rápidamente al punto de llegada de la procesión.

VER TAMBIÉN – Católicos amenazados: «Lo que pasó en Nanterre es inaceptable», dice Darmanin

En Twitter, el ministro del Interior, Gérald Darmanin, condenó «actos inadmisibles». «La libertad de culto debe poder ejercerse con toda serenidad en nuestro país. Apoyo a los católicos en Francia“, dijo el ministro el sábado 11 de diciembre.

Este domingo 12 de diciembre, el parquet de Nanterre indicó al Figaro haber “Abrió investigación a los responsables de amenazas de muerte o delitos y faltas contra las personas y violencia en reuniones”. «Estos delitos se ven agravados por el hecho de que los hechos se cometieron porque las víctimas pertenecían a la religión católica.», nos cuenta Caroline Gontran, fiscal adjunta.

Los fieles tratados como «kouffars»

Los hechos fueron relatados por un catecúmeno de la parroquia que publicó por primera vez un relato resumido de los hechos en sus redes sociales (desde entonces ha borrado su cuenta por la excesiva cantidad de insultos recibidos)una historia confirmada por Figaro el diácono permanente al servicio de la parroquia. «Nuestra procesión, que se realiza todos los años el 8 de diciembre con motivo de la fiesta parroquial, partiría de la iglesia de San José para llegar a la iglesia de Santa María, en el barrio de Pablo Picasso. El recorrido de apenas un kilómetro había sido autorizado por la prefectura tras una declaración presentada por mí.»

«Pero poco después de las 7 de la tarde, y cuando solo habíamos avanzado unos cientos de metros, una banda de extraños en el camino nos agredió verbalmente en el momento de la primera estación de oración.«. El diácono menciona a tres líderes principales y una docena de personas, amenazando, observando la escena de fondo. Según él, los fieles habrían sido copiosamente insultados, tratados como «kouffars» («incrédulos«) y amenazó. «Wallah en el Corán te cortaré la gargantagrita uno de los agresores en dirección al sacerdote que abrió la procesión. «Luego nos arrojaron agua y luego arrancaron una de las antorchas que fue enviada en nuestra dirección.él añade.

Los policías, que habían acudido al inicio de la procesión antes de abandonar el lugar una vez que ésta se marchaba, volvieron a ver a los fieles; los atacantes huyeron cuando los vieron. A continuación se reanudó la procesión, pero sin hacer nuevas paradas, pues los organizadores consideraron más razonable esperar a llegar a los jardines de la iglesia parroquial para hacerlo.

VER TAMBIÉN – En París, una procesión católica atacada por antifas

Una denuncia presentada el lunes

El diácono asegura haber denunciado estos hechos a la prefectura y a la comisaría, con quienes tratará en un futuro la adecuación del sistema de seguridad para las procesiones de la parroquia. Presentará una denuncia el lunes contra los atacantes. Una fuente policial confirma por su parte el testimonio recogido por Le Figaroindicando sin embargo que no sabe «el contenido de los insultos«, e indica que»se ha instalado un sistema de seguridad en las oficinas de Nanterre» Sábado 11 de diciembre.

El obispo de Nanterre, monseñor Rougé, quien desde entonces ha intercambiado con el diácono, le informó que estaría en contacto con los feligreses en los próximos días. «La diócesis se ha puesto en contacto con las autoridades públicas para que la seguridad de los fieles, legítimamente preocupados, esté ahora y en el futuro plenamente asegurada.“Dijo el sábado 11 de diciembre por la tarde un comunicado de prensa de la diócesis de Nanterre.

Al diácono también se unió la diputada de Hauts-de-Seine Isabelle Florennes, quien expresó su apoyo. «Nuestra República es laica y por tanto debe proteger la práctica de todas las religiones en todo nuestro territorio“Luego reaccionó en Twitter, anunciando que como parte de ella”misión sobre actos antirreligiosos«, ella haría»ofertas«al Ministro del Interior»para protegerlos mejor».

El sábado 11 de diciembre por la noche, la prefectura de Hauts-de-Seine especificó en un comunicado de prensa que el “fuerzas del orden [sont] movilizados para desafiar y llevar ante la justicia a los autores de estos actos intolerables.»

Previous

Las personas más molestas de Instagram

Por qué Los Ángeles es mejor para amarlo u odiarlo que Nueva York

Next

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.