Es probable que la vivienda se vuelva inasequible para muchos búlgaros si el crecimiento de los precios comienza a superar el crecimiento de los ingresos

©

Se espera que para fin de año los precios de la vivienda en Bulgaria reduzcan la tasa de crecimiento en un 2-3 por ciento, pero la probabilidad de que registren caídas es insignificante debido a la oferta insuficiente, especialmente en Sofía. Así lo predijo en una entrevista con BTA el presidente de la Junta Directiva de la Asociación Nacional de Bienes Raíces (NSNI), Dobromir Ganev.

Crucial para el mercado inmobiliario en los próximos meses y principios de 2023 será la forma en que el actual gobierno y el próximo gobierno regular aborden las crisis de energía y gas.

“Si se salen con la suya, el riesgo de agitación en este mercado no es grande porque las expectativas son que los volúmenes de transacciones se mantengan en general en sus niveles del segundo trimestre del año, con algunas caídas menores del 1 al 3 por ciento para el final. del año.” Ganev comentó. Sin embargo, según el experto, esto es insignificante en comparación con las tendencias positivas reportadas en los últimos años.

Hay expectativas de que la tendencia desde el segundo trimestre del año de una disminución en el número de transacciones se refleje en forma de una disminución en el crecimiento de los precios, pero la contracción de los volúmenes de transacciones en los primeros seis meses de 2022 aún no es universales en el país.

“Las disminuciones son solo en dos o tres asentamientos y son mínimas, del 2 al 3 por ciento”, dijo Ganev y agregó que estamos hablando de Vratsa (disminución del 1 por ciento), Pleven (disminución del 2 por ciento) y Stara Zagora (disminución del 1 por ciento). En Varna, hay un aumento del 20 por ciento en el número de transacciones durante la primera mitad del año en comparación con el mismo período del año anterior, que fue el más fuerte de los últimos 12 años. En Sofía el crecimiento, aunque menor, sigue siendo del 4 por ciento, y para el conjunto del país el crecimiento es del 7 por ciento para el primer semestre de 2022, comentó el experto.

Lo que se espera que afecte principalmente al mercado inmobiliario es la política del Banco Central Europeo (BCE) en materia de tipos de interés y medidas para reducir la inflación, y ya existe una tendencia a un ligero aumento de los tipos de interés de los bancos comerciales en el país, agregó el experto. Según él, este factor afectará la actividad de los usuarios de créditos hipotecarios. Las crisis políticas en Bulgaria suelen ser la razón por la que se aceleran las decisiones para implementar un acuerdo en el mercado inmobiliario, según las observaciones del experto.

Según él, los indicadores macroeconómicos y el impacto de la crisis energética y del gas sobre ellos en el invierno tendrán una preponderancia en las decisiones de los compradores de vivienda en nuestro país.

El aumento de las tasas de interés de los depósitos aún no es un requisito previo para que los participantes del mercado inmobiliario redirijan sus ahorros a los bancos. El panorama de las tasas de interés de las hipotecas es similar, como lo demuestra el crecimiento general informado de los préstamos, a pesar de una cierta disminución en las ciudades individuales. Al mismo tiempo, el experto señaló que no hay expectativas de una fuerte suba en las tasas de interés, ni de los depósitos ni de los créditos hipotecarios. Al respecto, la política del BCE es no apresurarse con un aumento brusco de la tasa de interés principal, para que esto no afecte negativamente a las economías de los países europeos, comentó el experto.

El mayor peligro para el mercado inmobiliario en nuestro país surgiría, si el crecimiento de los precios de la vivienda empieza a superar el crecimiento de los ingresos de los búlgaros, lo que todavía no es un hecho. Sin embargo, si esto sucede y durante un período prolongado, existe la posibilidad de que nuestro mercado se vuelva inaccesible para una gran parte de los búlgaros, como ya está sucediendo en algunos países europeos. mercados, dijo Ganev y puso el ejemplo de Viena, Amsterdam, Londres, París, etc. Durante el primer trimestre del año, los precios de la vivienda en nuestro país crecieron alrededor del 8-9 por ciento según las estadísticas nacionales, que aún no superan crecimiento de los ingresos en nuestro país.

Al mismo tiempo, Ganev señaló que los compradores en el mercado inmobiliario de Bulgaria en la primera mitad del año fueron 112 000, y anualmente son alrededor de 250 000, que es solo alrededor del 5 por ciento de la población activa en Bulgaria. En ese sentido, es poco probable que la reducción del poder adquisitivo de la población por el aumento de la inflación tenga un impacto significativo en el mercado inmobiliario del país, señala.

Continúa la tendencia de los últimos dos años de construir departamentos más grandes, dado el interés sostenido de los compradores por la pandemia y la necesidad de cambiar al trabajo remoto y la educación de los niños. Así comentó el experto los datos del INE, según los cuales, para el período analizado, la proporción de viviendas de tres habitaciones de nueva construcción fue la más alta (35,4 por ciento), seguida de la de dos habitaciones (34,9 por ciento).

El deseo de los búlgaros de vivir más ampliamente y tener una segunda casa, que se utiliza cada vez más como oficina, es la explicación del experto para la mayor parte de las casas de nueva construcción puestas en funcionamiento en junio según lo informado por el NSI (78,2 por ciento) y para el crecimiento en el número de casas y villas de nueva construcción en el segundo trimestre en comparación con el mismo período de 2021.

La mayor cantidad de edificios residenciales se encargaron en las regiones de Sofía (la capital) – 165 edificios con 1.026 viviendas, Plovdiv – 163 edificios con 533 viviendas y Burgas – 138 edificios con 472 viviendas, según las estadísticas del período analizado. .

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.