Hace 500 años, el paso por Magallanes del estrecho entre Chile y Tierra del Fuego

| |

Estamos a principios del siglo XVI, en la época de los Grandes Descubrimientos. El navegador y explorador portugués Fernando de Magallanes, alimenta el proyecto de llegar, en nombre de España, al archipiélago de las Molucas – ahora Indonesia – las famosas islas de las especias de las que proceden el azafrán, la canela y el clavo. Junto con otros, estos preciosos productos fueron objeto de un comercio en auge, monopolizado primero por los chinos, luego por los italianos y los árabes, y del que finalmente se habían apoderado los portugueses. Y, por supuesto, la corona de Castilla también quiere su parte del pastel.

Llega a Asia a través del Nuevo Mundo

Un retrato de Fernando de Magallanes (c. 1480-1521). © Crédito de la foto: Autor desconocido / Wikimedia Commons

Después de haber obtenido el acuerdo y el apoyo real del nuevo rey de España, el joven Carlos I, futuro Carlos V, con la condición expresa de tener acceso a las especias sin pasar por el Océano Índico, entonces bajo el control de Portugal, el aventurero levantó una flota de 237 hombres y cinco barcos: el Victoria, el Trinidad, el Concepción, el Santiago y el San Antonio. Cuando la tripulación salió de Sevilla el 10 de agosto de 1519, no había duda de que dar la vuelta al mundo …

Magellan está convencido de que se puede llegar a este paraíso desde Occidente. La cuestión es llegar a Asia a través del nuevo mundo, la actual América del Sur, casi inexplorada en ese momento, y encontrar el pasaje que conecta el Atlántico con el gran Océano, entonces llamado Mar del Sur. , que luego se llamará Pacífico. Y luego dar la vuelta, dirección España.

En busca de un pasaje entre el Atlántico y el Pacífico

En 2004, en el puerto de Sevilla, una réplica de uno de los barcos de Magallanes.
En 2004, en el puerto de Sevilla, una réplica de uno de los barcos de Magallanes. © Crédito de la foto: AFP Archives

La expedición no sale según lo planeado. Luego de una travesía de más de 70 días, la flota llega a la Bahía de Guanabara, en Río de Janeiro, el 13 de diciembre de 1519. Desde allí, los navegantes exploran cada pliegue de la costa, esperando que revele el famoso paso entre los dos. océanos. En vano. Continuando hacia el sur, el 12 de enero de 1520, ingresaron al Río de Solís, un verdadero mar de agua dulce (hoy Río de la Plata). Los navegantes siguen sin hacer nada.

La flota se ve obligada a descender aún más al sur, hacia la zona polar, incluso cuando se acercan el otoño y el invierno. A estos contratiempos se sumaron el frío y las condiciones meteorológicas cada vez más difíciles, así como los repetidos motines de la tripulación. Luego de más de tres meses de esta dolorosa navegación, llegan a la Bahía de San Julián, en lo que hoy es la Patagonia Argentina. Magallanes ordenó la invernada: la flota esperaría hasta el final del invierno austral en una bahía protegida entre abril y agosto de 1520. Durante este período, uno de los barcos, Le Santiago, naufragó.

El descubrimiento del Estrecho de Magallanes …

Estrecho de Magallanes entre Chile y Tierra del Fuego.
Estrecho de Magallanes entre Chile y Tierra del Fuego. © Crédito de la foto: Wikimedia Commons

En agosto de 1520, las cuatro naves continuaron su ruta hacia el sur pero se vieron obligadas a detenerse durante 53 días debido al mal tiempo. El 18 de octubre los marineros vuelven a zarpar y dos días después, ven un cabo, al que llamarán Cabo Virgo, a la entrada de una gran bahía lo que hace pensar que es el pasaje tan deseado. Se trata del descubrimiento del Estrecho de Magallanes (bautizado en su momento Victoria), un canal natural de aguas tumultuosas, en el sur de Chile, el 20 de octubre.

y la llegada al océano pacífico

Al final de una travesía particularmente difícil, donde enfrentaron terribles condiciones climáticas y fuertes corrientes marinas, bajo acantilados hostiles y amenazantes, un mes después, el 21 de noviembre de 1520, los marineros finalmente llegaron a un nuevo océano de aguas tranquilas. que los llevará a Asia. Bautizado por Magallanes el “Pacífico”, este océano no lo será en realidad. Todavía le esperan nuevas pruebas a la flota, que ahora sólo cuenta con tres barcos: el San Antonio desertó durante un reconocimiento y zarpó hacia Sevilla donde sus oficiales serán juzgados y condenados. Largo y peligroso, el cruce de este mar durará hasta marzo de 1521.

Tras la muerte de Magallanes, fue un vasco, Juan Sebastiàn Elcano, quien completó la primera circunnavegación de la historia.

Cartografía de la circunnavegación de Fernand de Magellan y Juan Sebastián Elcano.
Cartografía de la circunnavegación de Fernand de Magellan y Juan Sebastián Elcano. © Crédito de la foto: Wikimedia Commons

>>> En nuestro sitio: La primera gira mundial está firmada por un vasco

Para Magellan, el final del viaje está cerca. El aventurero que también quiere evangelizar a los pueblos indígenas, incluso a la fuerza, es asesinado en la isla Matcan, en Filipinas. Murió con otros seis marineros en un enfrentamiento con los indios en abril de 1521. Uno de los tres barcos restantes fue quemado. Era una flota en mal estado y reducida a dos barcos, el Victoria y el Trinidad, que finalmente llegó a las Molucas en noviembre de 1521.

El 11 de febrero de 1522, en las bodegas repletas de preciosos clavos, el Victoria, cuyo nuevo capitán era el segundo al mando de Magallanes, el oficial vasco Juan Sebastián Elcano, zarpó hacia España. Las instrucciones de Carlos V son claras: hay que darse la vuelta. Pero Elcano, que toma el relevo de Magellan, transformará este viaje comercial de ida y vuelta en circunnavegación. Hizo la apuesta de seguir por el oeste y unirse a España por el Océano Índico -antes llamado Océano Oriental o Mar de Indias-, en aguas controladas por los portugueses.

Con Elcano, los hombres de Magallanes atraviesan el Cabo de Buena Esperanza. Más de tres años después de su partida, el 6 de septiembre de 1522, el Victoria llegó a España. De los 237 miembros que lo componían, la tripulación, diezmada entre otras cosas por la enfermedad del escorbuto, se reduce a 18 hombres, que se unen al Sevilla a bordo del único barco superviviente. Fueron necesarios 86.000 kilómetros en 1080 días para completar la primera vuelta al mundo en barco.

Previous

Bremen pone fin a la racha ganadora de 9 partidos del Bayern con empate 1-1

EE.UU. tiene más de 12 millones de infecciones por corona registradas | AHORA

Next

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.