Impotente ante el dolor, padre se abalanzó en la corte sobre el presunto asesino de su hija - eju.tv

Impotente ante el dolor, padre se abalanzó en la corte sobre el presunto asesino de su hija - eju.tv

La niña murió en un complejo de departamentos ubicado en la ciudad de Vancouver, en el estado de Washington, Estados Unidos

Un padre no pudo tener la ira y en pleno juicio se abalanzó sobre el tema asesino de su hija de 5 años.

La muerte de la pequeña ocurrió el sábado 2 de noviembre en un complejo de departamentos ubicado en la ciudad de Vancouver, en el estado de Washington, Estados Unidos.

Natasha Luchau, madre de la pequeña, tenía poco tiempo de haber llegado a su casa cuando encontramos a su hija en el piso y sangrando de la cabeza. La nena tenía una herida causada por un fuerte golpe.

Poco después la policía llegó al edificio y minutos más tarde la niña fue trasladada al Hospital de Niños Randall, Donde las autoridades confirmaron que había muerto mientras que era atendida.

Ryan Burge, pareja sentimental de la madre, estaba cuidando a la menor antes de que fuera hallada inconsciente. De acuerdo con el Daily Mail, La versión que dio a la policía fue que la niña se lastimó accidentalmente mientras hacía un berrinche.

Sin embargo, un neurocirujano explicó a los agentes que las lesiones que presentan la menor no se autoinfligidas. Por esta razón las primeras sospechas apuntaron hacia Buge.

El novio de Natasha, quien fue su pareja desde hace 3 meses, fue arrestado y trasladado en el Centro de Detención del Condado de Clark, en donde está acusado de asesinato en segundo grado. Estará encarcelado 6 años y deberá pagar una fianza de USD 5 millones.

Las primeras investigaciones arrojaron que en el pasado Ryan Burge Fue involucrado en un incidente donde se declaró culpable de haber provocado un incendio con tal de cobrar un seguro de alquiler.

Durante el juicio, el padre de Hartley intentó agredir físicamente al presunto responsable de la muerte de su hija, pero las guardias y las políticas que estaban en el sitio se impidieron.

Varios conocidos y amigos de la madre, que no paran de llorar en la sala del tribunal, se muestran en la corte con camisetas que decían #JusticeforHartley (justicia para Hartley).

“Nunca la veré graduarse de la escuela o casarse, nada. Eso fue lo que él nos quitó un nosotrosContiene el abuelo de la pequeña.

Los familiares de Hartley Anderson mencionaron que ella disfrutaba bailar, jugar con sus amigos en el parque y nadar. Su sueño era llegar a ser algún día presidente.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.