Japón se enfrenta a una ola de calor histórica sin signos de detenerse

Japón se enfrenta a una ola de calor histórica sin signos de detenerse

Los funcionarios japoneses clasificaron la ola de calor histórica del país como un desastre natural, advirtiendo a los ciudadanos el martes que se queden adentro y eviten las temperaturas peligrosas para la vida de 104 grados en ciertas áreas.

Al menos 65 personas han muerto en el calor abrasador desde principios de julio, pero se cree que la cifra real es mucho mayor.

"AccuWeather estima que la cifra de muertos por la ola de calor en Japón probablemente ya sea de cientos a pesar del número de víctimas oficiales, y predecimos que el número ascenderá a miles antes de que termine la ola de calor", dijo Joel N. Myers, presidente y fundador.

Más de 22,000 personas fueron llevadas a hospitales debido a síntomas de insolación, dijeron funcionarios japoneses. En la ciudad de Kumagaya, las temperaturas alcanzaron los 106 grados el lunes, la temperatura más alta reportada en el país y casi 12 grados más que las temperaturas medias de julio. En Tokio, el calor chisporroteante alcanzó los 104 grados.

Las temperaturas cayeron levemente el martes en Tokio, alcanzando un máximo de 91 grados en la tarde.

"Estamos observando niveles de calor sin precedentes en algunas áreas", dijo Motoaki Takekawa, portavoz de la agencia meteorológica.

Los funcionarios están especialmente preocupados por los niños porque menos de la mitad de las escuelas públicas de Japón tienen aire acondicionado. Las vacaciones de verano pueden extenderse para evitar que los niños estén sobrecalentados, dijo el martes Yoshihide Suga, vocero del gobierno, en una conferencia de prensa.

"A medida que una ola de calor récord continúa cubriendo el país, se requieren medidas urgentes para proteger las vidas de los escolares", dijo.

Los organizadores tuvieron que cancelar el desfile Hanagasa Junku de Kyoto el martes, famoso por sus grandes flotadores florales. Se esperaba que más de 300 niños y ancianos participaran. El desfile es parte del gran Festival de Gion, que ya ha visto un estimado de 55,000 asistentes menos en comparación con el año anterior, informó Japan Forward.

La Agencia Meteorológica de Japón pronostica que las temperaturas continuarán en 95 grados y más hasta agosto, aconsejando a las personas beber mucha agua, evitar la luz solar directa y usar aire acondicionado.

El calor puede provocar picos en afecciones como el asma y la insuficiencia cardíaca, dijo Myers. Agregó que las lesiones y muertes en accidentes automovilísticos también aumentan a medida que las personas se enfrentan a una "menor capacidad de concentración" y una falta de sueño.

Casi la mitad de los ingresados ​​en hospitales con insolación son ancianos. Las poblaciones más viejas son más vulnerables a la deshidratación y al agotamiento por calor, según AccuWeather.

Lea o comparta esta historia: https://usat.ly/2LvLm3k

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.