Jefe de derechos humanos de la ONU visita campamentos de refugiados rohingya en Bangladesh – Periódico

KUTUPALONG: Los refugiados rohingya en Bangladesh imploraron el martes al jefe de derechos humanos de las Naciones Unidas por protección después de los recientes asesinatos que nuevamente han dejado a los miembros de la minoría apátrida temerosos por su seguridad.

Michelle Bachelet pasó el día reuniéndose con los residentes de los sórdidos y extensos asentamientos de socorro que albergan a casi un millón de personas de etnia rohingya que huyeron de la persecución en la vecina Myanmar.

La seguridad en los campamentos volvió a ser el centro de atención este mes cuando dos líderes de la comunidad de refugiados fueron asesinados a tiros, supuestamente por un grupo insurgente activo en los campamentos.

“Ella quería saber acerca de los asesinatos en los campos. Lo discutimos y también discutimos la seguridad del campamento”, dijo el líder religioso Maulvi Zafar después de reunirse con el enviado.

“Hablamos sobre fortalecer la seguridad del campamento. Exigimos seguridad”. La mayoría de los habitantes de los campamentos huyeron de Myanmar en 2017 después de una ofensiva del ejército contra la minoría mayoritariamente musulmana.

La represión es ahora el tema de un caso en el tribunal supremo de la ONU, con las autoridades de Myanmar acusadas de genocidio.

La seguridad en los campamentos ha sido un problema constante, con decenas de asesinatos, secuestros y redadas policiales contra las redes de tráfico de drogas.

El pasado mes de septiembre se produjo el asesinato del principal líder rohingya, Mohib Ullah, que saltó a la fama por organizar una protesta de unos 100.000 refugiados para conmemorar dos años desde su éxodo. También se reunió con el entonces presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca ese año y se dirigió a una reunión de la ONU en Ginebra.

Su asesinato fue seguido rápidamente por el asesinato de seis estudiantes y profesores rohingya en una escuela religiosa islámica.

Los residentes del campamento culparon de ambos ataques, y los dos asesinatos a principios de este mes, al Ejército de Salvación Arakan Rohingya, un grupo insurgente que ha sido acusado de traficar narcóticos y asesinar a opositores políticos.

Publicado en Alba, 17 de agosto de 2022

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.