Mundo Juan Carlos Blumberg, contra todos: la vida después del...

Juan Carlos Blumberg, contra todos: la vida después del peor dolor

-

La casa es una de las pocas que no tiene bares en un bloque residencial y tranquilo de Martínez, en la fiesta de San Isidro. Juan Carlos Blumberg (75) abre la puerta, extiende su mano derecha, se presenta e invita a pasar.

En la antesala hay una foto con una foto de Axel Blumberg (23), el único hijo de Juan Carlos Blumberg y María Elena Usonis (70). Axel fue asesinado el 22 de marzo de 2004 por una banda de secuestradores que lo habían secuestrado cinco días antes.

En la otra pared hay un escaparate. En sus estantes hay premios y distinciones de Axel, recuerdos y su colección de autos Ferrari a escala. Es un lugar con una carga emocional muy fuerte.

El ambiente es cálido y elegante. El piso, las paredes y el techo están revestidos de madera. En cada esquina hay un detalle que se refiere a los orígenes de la familia. Por ejemplo, en el bar hay escudos tallados de diferentes provincias de Lituania, donde estaba la madre de Juan Carlos. El juego de comedor está hecho a medida, desde las raíces de los árboles. El recuerdo de Axel está presente a través de fotos y retratos de su infancia.

Juan Carlos Blumberg (75) y el retrato de su hijo Axel, en su casa de Martínez. (Foto: Constance Niscovolos)

El empresario divide su tiempo entre las fábricas textiles que administra y la “Fundación Axel Blumberg para la vida de Nuestros Niños”. Se define como “un fanático del trabajo “ y dice que se mantiene ocupado y entretenido. “Para mí, trabajar no es un sacrificio, es una alegría”, dice y asegura: “Siempre estoy en acción, de la mañana a la noche. No tengo sábados ni domingos”.

Ahora Blumberg está sentado en la misma sala de estar en la que, la noche del 17 de marzo de 2004, le dijeron que Axel había sido secuestrado. Él tiene en sus manos un cuaderno que envió para que suene con el trabajo realizado por la fundación y varias carpetas con estadísticas, fotos y documentación de los últimos 15 años desde ese día en que su vida cambió para siempre.

El caso

Axel estudió ingeniería industrial en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA). Tenía muy poco que recibir. Esa noche había regresado de la escuela y le pidió a su madre un automóvil para ir al cine de compras de Unicenter con su novia, Estefanía Garay, que tenía 18 años.

Alrededor de las 22, Juan Carlos y María Elena cenaron cuando sonó el teléfono. La persona que llamó era la novia de su hijo, preocupada porque Axel aún no había llegado. “No puede ser. Si se fue a las 21.30 y lleva cinco minutos allí“, Respondió Juan Carlos.

Estefanía miró hacia el balcón de su casa en Dorrego en 1700, vio el auto de la madre de Axel estacionado y volvió a llamar a sus padres. Juan Carlos y María Elena fueron allí.

“Inmediatamente presentamos la queja a la policía y la policía nos envió aquí y nos dijo que esperemos la llamada. Asique Estuve sentado en ese sillón al lado del teléfono durante cinco o seis días.“, Recuerda Blumberg, en una entrevista con Clarín.

Una pintura con un retrato de Axel a los 8 años en el salón de la casa de Blumberg y, en el fondo, en la antesala, su foto más conocida. (Foto: Constance Niscovolos)

Una pintura con un retrato de Axel a los 8 años en el salón de la casa de Blumberg y, en el fondo, en la antesala, su foto más conocida. (Foto: Constance Niscovolos)

Se sabe lo que vino después: Axel se había convertido en víctima de un secuestro extorsivo, una modalidad criminal que explotó después de la crisis de 2001.

El joven fue secuestrado cuando estaba poniendo el volante en el auto. Para su rescate pidieron 50 mil pesos, que luego de cinco días de negociaciones se convirtieron en 14,500.

El 22 de marzo, Blumberg fue a pagar la cantidad que los secuestradores exigieron a una estación de servicio Panamericana y de la Ruta 202 en Don Torcuato. Esperó 40 minutos y nadie apareció para recoger. Regresó a su casa y minutos después le dieron la peor noticia: Axel recibió un disparo en la cabeza.

El crimen de Axel fue el tercero en una ola de secuestros de extorsión, un crimen característico de Argentina después de la crisis de 2001. En el caso, Martín “El Oso” Peralta y José Gerónimo Díaz, los líderes de las pandillas, fueron condenados a cadena perpetua. y otros miembros recibieron condenas de entre 3 y 20 años de prisión. Uno de ellos, Carlos Raúl Díaz, solicitó libertad condicional en 2018 y fue rechazado.

Blumberg tenía entonces 59 años y un dolor infinito. Hijo de un padre alemán y una madre lituana, era propietario de una consultoría dedicada a la instalación y administración de fábricas, especialmente el sector textil. Del asesinato de su hijo, se convirtió en un emblema de la lucha contra la inseguridad.

Marchas

El 1 de abril de 2004 fue la primera movilización masiva al Congreso Nacional para exigir justicia para Axel. Según lo publicado Clarín En ese momento, había 150,000 personas que se manifestaron con velas encendidas en sus manos. Una gran parte de la sociedad empatizó con el dolor de la familia Blumberg y encontró en el padre de Axel una voz que expresaba sus ideas y su angustia.

“Llegamos a donde nuestros representantes deben pedir cosas pequeñas y simples, para que nuestros hijos puedan trabajar, estudiar y no ser asesinados. Hoy Axel es el hijo de todosJuan Carlos dijo esa noche ante la multitud.

Blumberg muestra una foto de la marcha del 1 de abril de 2004. (Foto: Constanza Niscovolos)

Blumberg muestra una foto de la marcha del 1 de abril de 2004. (Foto: Constanza Niscovolos)

El sello distintivo de esa convocatoria fue la presentación de una petición con siete propuestas. Blumberg solicitó recolectar dos millones de firmas para lograr una reforma legislativa que, en términos generales, contemplaba: que los crímenes cometidos con un arma no eran excarcerables; la creación de un registro de usuarios de teléfonos celulares; un sistema DNI similar a los pasaportes para evitar la falsificación; aumento de penas mínimas y máximas por delitos graves; que las cadenas perpetuas sean perpetuas y que los delincuentes encarcelados trabajen un mínimo de ocho horas para la comunidad o en obras públicas. En total había cuatro engranajes.

Blumberg, quien se convirtió en candidato para gobernador de Buenos Aires en 2007 pero obtuvo solo el 1.26 por ciento de los votos, recuerda cómo comenzó todo.

“Cuando sucedió lo de Axel, estábamos muy conectados con Goethe Schule con todos los padres del jardín de infantes. Siempre íbamos a jugar al fútbol o cuando pasaba algo, lo eran. Y luego vinieron aquí, todos acompañando. Entonces dije: ‘bueno, hagamos una marcha, pero una marcha con propuestas’. Esa marcha se hizo. Un amigo periodista me consiguió las imágenes de esa noche y el cálculo se hizo a cuatro personas por metro cuadrado. Había 350 mil personas esa noche. Después de 20 días fuimos al Palacio de Justicia, se reunieron 120 mil personas y también presentamos propuestas a los jueces. Uno no es abogado, pero habré fabricado más de 40 fábricas en el mundo, para que sepa cómo es una organización. Hubo muchas pruebas tardías, así que dije: tienen el mismo edificio, tienen escritorios, ¿por qué no hacen turnos dobles? Uno va con ideas como si fuera organizar una empresa y les traemos propuestas ”.

Un acto realizado por la Fundación Axel Blumberg en 2018, en homenaje a las víctimas de delitos.

Un acto realizado por la Fundación Axel Blumberg en 2018, en homenaje a las víctimas de delitos.

– ¿Crees que las reformas legislativas que promovió funcionaron en la práctica?

– Algunas cosas sí, otras no porque todo eso debe ir acompañado de un trabajo con las fuerzas de seguridad, profesionalizado. En 2004 tomé el curso de policía en la Academia de Nueva York y traje las pistolas eléctricas a Argentina y las mostré en un programa de Mariano Grondona y Luis Majul. Cuando llegamos con eso, las Madres de Plaza de Mayo nos dijeron que eso era una picana, imagínense. Con eso evitas matar a alguien y lo detienes fácilmente. Y uno ve ahora que la nueva ministra (Sabina Frederic) está en contra de eso. Es una locura, la policía del mundo los usa y con eso evitas lastimar a alguien.

Blumberg evoca sus conversaciones con Jorge Bergoglio, quien años más tarde se convertiría en el Papa Francisco.

– Mirando hacia atrás, creo que lo que sucede aquí es que no funcionó. Recuerdo las conversaciones con el Papa actual, cuando todavía era Jorge Bergoglio, cuando hablamos sobre el trabajo en las cárceles. Fue pura discusión. Le dije que primero tenían que trabajar ocho horas y ganarse la vida, que él consume. Luego estudia y todo lo demás. “Pero no sabes cómo fue su infancia“Me dijo. Si estás allí, es porque le hiciste algo mal a la sociedad y a la sociedad que tienes que pagar de alguna manera con un trabajo. Son cosas elementales que se encuentran en otros lugares del mundo. Creo que hay muchas cosas que no se hicieron, entre ellas, haber bajado la edad de la imputabilidad como en otros países como Alemania o Francia.

La familia de Axel guarda sus recuerdos en un escaparate (Foto: Constanza Niscovolos)

La familia de Axel guarda sus recuerdos en un escaparate (Foto: Constanza Niscovolos)

– Muchos funcionarios de ese momento continúan ocupando diferentes posiciones en el Estado en este momento. ¿Cómo ves a Argentina hoy?

– Lo veo muy triste porque veo que en lugar de seguir adelante, retrocedemos en muchas cosas. Con toda esa malversación con la mina de carbón, poner a Aníbal Fernández frente a eso con todos los problemas que ha causado, es una locura. Creo que estamos equivocados. Y la culpa también es de (Mauricio) Macri. Lo ayudé a ser jefe de gobierno. Lo ayudé y trabajé para ser presidente. Pero estos tipos, ¿sabes lo que les falta? Calle. Tienes que ser travieso. Para luchar contra los delincuentes tienes que estar vivo. Estos tipos se hacen cargo del Gobierno y comienzan con los globos de colores, el amarillo y todo eso. Lo primero que deberían haber dicho es explicar a la población lo que dejaron los demás. Esconden cosas, son inútiles. Pensaron que lo arreglaron fácilmente. En lugar de sacar planes sociales, dieron más. Tienes que dar la caña de pescar a la gente, no al pez. Atormentando a jueces como (Norberto) Oyarbide, (Jorge) Ballestero, todos ellos, en lugar de encarcelarlos, les dieron la jubilación. Hay cosas que no …

– ¿Cuál es su expectativa de la presidencia de Alberto Fernández?

Tengo una terrible expectativa. Este hombre es puesto allí, pero veo que el jefe es Cristina Kirchner. Entonces él dice una cosa y ella está en Cuba diciendo otra. Nunca olvidaré. Creo que fue en la segunda reunión con Néstor Kirchner. Una foto que decía “La revolución de un padre” apareció en el periódico Le Monde en París. Luego le doy el diario y Kirchner comienza a buscar. Y empiezo a pensar: ‘¿Cómo está el presidente y no hay agencias estatales que les den las cosas que salen?‘Allí tenía frío. Y vi que era una persona que no tenía cosmovisión. Porque nunca había viajado. Como mucho se había ido a Uruguay. Y si no viajaste y conoces el mundo, no tienes idea de cómo es el mundo. No puedes sacarlo para un periódico. Entonces yo diría: ‘Presidente, no mires atrás, mira hacia adelante’. Insistí. Fui muy inocente porque fui directo. Podría haber obtenido mucho más si hubiera actuado un poco más travieso.

Fábrica

Blumberg, quien participó la semana pasada en la marcha para exigir justicia por el crimen de Fernando Báez Sosa (18) en Villa Gesell, dice que varias veces le ofrecieron abandonar el país para trabajar en Estados Unidos, Alemania y Suiza, pero él nunca aceptado “Tienes un núcleo familiar, mi hermano, amigos de toda la vida”, dice.

“Tal vez si hubiera hecho esa fábrica en Brasil que le hice a Axel, hoy habría sido un millonario importante, porque Brasil es un país que mira hacia adelante y ayuda a las empresas”, dice.

Blumberg dice que el incendio de la fábrica en 2012 fue intencional. (Foto: Constance Niscovolos)

Blumberg dice que el incendio de la fábrica en 2012 fue intencional. (Foto: Constance Niscovolos)

La fábrica que Juan Carlos había construido para su hijo está en Garín, la fiesta de Escobar. En 2012 un incendio lo destruyó por completo. “La experiencia concluyó que fue intencional”, dice Blumberg, y explica que para quemarlo arrojaron botellas con combustible a través de las ventanas, tipo Molotov. La planta aún está en reconstrucción.

En 2017, también en la fábrica, el empresario sufrió un asalto. “Quédate piola porque te convertimos“Los ladrones lo amenazaron, apoyando un arma en su cabeza.

– ¿Sientes que la pelea que emprendió después del crimen de Axel fue de alguna utilidad?

–Y sí, porque veo lo que mucha gente me dice en la calle: ‘Si hubieras prestado más atención a las cosas que dijiste, caminaríamos mejor’. Me siento bien porque veo que ayudé a muchas personas, muchas víctimas. Mira a la familia Iraizoz. Mataron a un hijo (NdR: Nahuel, 19, en agosto de 2004). Y hoy tenemos una profunda amistad por años. Me siento bien, con ganas de seguir luchando.

EMJ

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Latest news

Pau Gasol fija su objetivo en Tokio 2020

"Paul Gasol" (CC BY 2.0) by WDPG share En las últimas...

LUKA MODRIC: UNA HISTORIA DE SUPERACIÓN

Muchos referentes del fútbol internacional han tenido inicios complicados. Pero gracias a una combinación de talento natural, disciplina, perseverancia,...

Hollywood recurre a Internet para salvar sus películas de la catástrofe del coronavirus

Hasta hace unas semanas plataformas contenido audiovisual ellos eran el enemigo Declarado o al menos un nuevo e incómodo...

Must read

LUKA MODRIC: UNA HISTORIA DE SUPERACIÓN

Muchos referentes del fútbol internacional han tenido inicios complicados....

You might also likeRELATED
Recommended to you