La caída de Estados Unidos Podemos marcar la negociación de un posible gobierno de coalición con el PSOE | España

0
54

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, deposita su voto en un colegio electoral del municipio madrileño de Galapagar. En vídeo, declaraciones de Isa Serra.

Consulta aquí todos los resultados de las elecciones.

"La segunda temporada de Unidas Podemos es gobernar". Esta es la frase con la cual el liderazgo del partido comenzó la noche de las elecciones. A medida que avanzaba el escrutinio, el lema del seriéfilo era borroso. La coalición liderada por Pablo Iglesias perdió la mayoría de los llamados Concejos Municipales de Cambio, excepto Cádiz y desapareció en Castilla-La Mancha, donde ocupó la segunda vicepresidencia en un gobierno de coalición con los socialistas. Pedro Sánchez refuerza su posición e Iglesias, en retiro, no se puede traer a la mesa de negociaciones Para un gobierno de coalición en España todos los acuerdos que tuvo durante la campaña.

Como sucedió en los generales de 28-A, el objetivo de Iglesias era Sumate para gobernar, no para ganar.. Es decir, ser la clave de gobierno para el PSOE en el mayor número posible de autonomías. El discurso del estado, sin embargo, no ha penetrado en las elecciones regionales y municipales. Unidos solo podemos Cádiz. José María González, KichiSeparado de Iglesias, será el gobernante de la ciudad, pero no ha logrado la mayoría absoluta y tendrá que contar con el apoyo del PSOE, que en la campaña ya anunció que haría todo lo posible porque el tripartito de la Junta en Los que gobiernan PP, Ciudadanos y Vox. Fue el único momento en el que en el Teatro Goya, donde la fiesta esperaba los resultados, se escuchó un aplauso. Barcelona es la otra esperanza de la formación, aunque la confluencia que lleva. Ada Colau no ganó en porcentaje de votos para ERC.

En A Coruña, Santiago de Compostela y Ferrol no gobernarán las coaliciones que apoyó el partido, pero pueden ser decisivas para un gobierno con el PSOE. Zaragoza está en manos de la derecha, y en Valencia No podemos conseguir representación..

Podemos ha llegado a las urnas con una estructura territorial muy débil, como lo reconocen desde la cima del partido. En los últimos cuatro años han gobernado en las principales capitales del país en coaliciones como Ahora Madrid y Barcelona en Comú, pero no han construido los cimientos de la capacitación a nivel municipal. La consecuencia ha sido que, mientras que a nivel estatal la coalición con IU se consolidó en United Podemos, en muchos municipios a los que han asistido por separado, disminuyendo sus posibilidades. El principal símbolo de esta situación es el Madrid, donde Iglesias apoyó a Carlos Sánchez Mato, candidato del Madrid en Pie, quien no superó el 5% de los votos necesarios para obtener representación. Y Manuela Carmena, la candidata que apoyó a We can en las elecciones de 2015 y esta vez fue por separado, terminó perdiendo la oficina del alcalde.

Por esta razón, cada concejal obtenido esta noche fue una victoria para IU y Podemos, quienes consideraron todos los municipios donde no habían podido llegar a un acuerdo. A partir de estos representantes pretenden hacer su tarea. La segunda temporada de Podemos es también la de construir una fiesta desde abajo. Y que la marca United puede comenzar a instalarse en todo el país.

En el caso de las autonomías, la apuesta fue diferente en 2015. Dependiendo del lugar, Podemos se presentó con su marca, como en Madrid, o estaba en coalición con los partidos de la izquierda del tablero. En la Comunidad de Madrid, Podemos constituía un grupo de 27 concejales. Cuatro años después, acudieron a la cita en coalición con IU y con el liderazgo de Isabel Serra, miembro de la Asamblea, conocida por el 28% de los madrileños. -según datos internos del partido-, y fieles a Iglesias. La solución más rápida que encontraron después de la integración de Íñigo Errejón en Más Madrid, la plataforma de Manuela Carmena, que fue la peor crisis interna del partido. Esta alternativa no les ha permitido superar a Vox en escaños, con el 56% de los votos.

En Castilla-La Mancha, Podemos pierde la representación y, por lo tanto, a su posición institucional más alta, José García Molina, quien ocupó el cargo de primer vicepresidente. El consuelo de la fiesta fue en las Islas Baleares que mantuvieron la suma con PSOE y Mes, en La Rioja y Asturias. El Grupo Socialista Gomera tiene la clave para otorgarle al gobierno al PSOE que tendría que tener Podemos.

"La participación es crucial para el momento histórico en nuestro país", dijo Iglesias después de emitir su voto en Galapagar. Su objetivo era llamar a la movilización como ocurrió en las elecciones generales del 28 de abril. La izquierda no podía quedarse en casa. Él no lo consiguió.

Esta caída se suma a la pérdida de más de un millón de votos desde 2016 a nivel estatal. Unidos podemos quedarnos en 42 escaños, de los 71 que obtuvieron entonces con la suma de todas sus confluencias. Con este peso parlamentario y el colapso en lo autónomo, municipal y europeo, Iglesias está consciente de los límites de sus demandas, pero confía en que su proyecto estatal sea lo suficientemente compacto como para que Sánchez no dude. Por lo tanto, su compromiso principal es formar un Gobierno de Equipo Mixto en los ministerios y otras organizaciones, mientras se exige su cartera.

Consulta aquí todos los resultados de las elecciones.

.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.