La interfaz cerebro-máquina ayudó a un hombre con parálisis a alimentarse usando brazos robóticos

Las personas con parálisis del brazo podrían alimentarse fácilmente en el futuro. Investigadores dirigidos por la Universidad Johns Hopkins han desarrollado una nueva técnica que permite a un hombre parcialmente paralizado alimentarse usando brazos robóticos conectados a través de un interfaz cerebro-máquina. Solo tenía que hacer pequeños movimientos con los puños en ciertas indicaciones (como “seleccionar ubicación de corte”) para que los brazos equipados con tenedor y cuchillo cortaran la comida y se la llevaran a la boca. Podría tener el postre en 90 segundos, según los investigadores.

El nuevo método se centra en un sistema de control compartido que minimiza la cantidad de información mental requerida para completar una tarea. Podía mapear su libertad de movimiento de cuatro grados (dos para cada mano) hasta 12 grados de libertad para controlar los brazos del robot. Las respuestas inteligentes basadas en indicaciones de las extremidades también redujeron la carga de trabajo.

La tecnología es todavía joven. Los científicos quieren agregar retroalimentación sensorial similar al tacto en lugar de confiar exclusivamente en imágenes. También esperan mejorar la precisión y la eficiencia al tiempo que reducen la necesidad de confirmación visual. Sin embargo, a largo plazo, el equipo ve brazos robóticos como estos que restauran movimientos complejos y brindan más independencia a las personas con discapacidades.

Todos los productos recomendados por Engadget son seleccionados por nuestro equipo editorial, independiente de nuestra empresa matriz. Algunas de nuestras historias incluyen enlaces de afiliados. Si compra algo a través de uno de estos enlaces, podemos ganar una comisión de afiliado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.