la ira retumba en la escuela Louis Pasteur de Saint-Denis

¿Qué está pasando en la escuela primaria Louis Pasteur en Saint-Denis? Seis docentes han sido notificados de su traslado forzoso. La directora, nombrada el pasado mes de septiembre, fue puesta “retirada de su función”. La ira se cuece en este establecimiento que estará en huelga este viernes.

Estábamos en estado de shock, no entendíamos por qué ahora, cuando el clima había vuelto a la calma y la escuela había estado funcionando desde que el nuevo director”, se pregunta una maestra de primer grado (que prefirió permanecer en el anonimato) que es una de las seis docentes sancionadas.

Estamos en el malentendido porque somos nosotros los que hemos sacado a relucir graves carencias y la puesta en peligro de los alumnos por parte del director.

Sentí una injusticia muy grande (…) y una incomprensión total“dice otra docente que también supo de su traslado el lunes y asegura desconocer los motivos que llevaron al rectorado a tomar esta decisión.Nadie es capaz de decirnos lo que hicimos. No nos escucharon, no nos escucharon a pesar de que fuimos nosotros los que planteamos los problemas al principio.“, Ella continúa.

En esta escuela primaria de 300 alumnos clasificados en REP+, el clima se deterioró el pasado mes de septiembre con la llegada de un nuevo director.

Muchos de nosotros estamos presentes desde hace mucho tiempo por elección en este establecimiento. Estamos muy invertidos. Llegó un nuevo director y las disfunciones comenzaron muy rápido, poniendo en peligro a los estudiantes ya nosotros mismos. Se han hecho comentarios calumniosos contra nosotros. Nos intimidaron. No fue posible la comunicación. Tratamos de informar a nuestra jerarquía. Hicimos más de 50 informes, sin éxito. Terminamos haciendo valer un derecho de desistimiento por peligro inminente”dice el maestro.

Luego, este otoño, el rectorado de Créteil lleva a cabo una investigación luego de la presentación de quejas por parte del equipo educativo. El veredicto cae el 4 de abril: 6 profesores transferidos automáticamente desde el inicio de las vacaciones de primavera y la directora retirada de su cargo con el fin de “restaurar un clima de serenidad en la escuela, propicio para el aprendizajes” según los términos de la DSDEN, la Dirección de los servicios departamentales de Educación Nacional de Seine-Saint-Denis.

Dos mediciones extremadamente raras durante el año confirman a Caroline Marchand, cosecretaria de SNUipp-FSU 93: “He visto a compañeros movidos individualmente pero mover a seis compañeros de 19 profesores no es posible, desestabilizará la escuela que está en un distrito difícil, en una ciudad educativa, clasificada REP+. Los estudiantes necesitan estabilidad”.

Para ella, esta medida, “tomada en interés del servicio”, y lo que no es disciplinario según el director académico, es una sanción encubierta.

En una carta escrita por el equipo docente de la escuela Pasteurlos maestros dicen que tienen “reportado [leur] jerarquiza los peligros cotidianos para los alumnos y para [eux]. Escribimos más de 120 páginas de material serio. Explicamos y documentamos las agresiones, humillaciones, difamaciones, falsas acusaciones“, escriben.

En un comunicado, el sindicato Sud Educación 93 también denuncia “prácticas gerenciales que van en contra del funcionamiento colectivo y cooperativo del equipo, impedimentos para trabajar (ocultación de información, no acceso a equipos y locales), autoritarismo (incumplimiento de las decisiones del consejo de maestros, prohibición de salidas) presión psicológica, humillación frente a padres y alumnos, mentiras, calumnias y calumnias, incitación a padres de alumnos a realizar escritos o incluso denunciar a docentes por motivos calumniosos, y otras faltas profesionales graves, como la falsificación de elecciones de padres y docentes“.

Mientras se inicia la investigación administrativa, el director responde a una entrevista con un mensual de extrema derecha dedicado al izquierdismo en la escuela. “Bajo condición de anonimato, el director describe situaciones totalmente falsas y delirantes que tendrían lugar en esta escuela. Estas acusaciones difamatorias implican a colegas que están claramente identificados y son reconocibles. Para algunos, sus números de teléfono personales son incluso identificables. Colegas piden ser amparados por el rectorado y han interpuesto un pasamanos“, denuncia el sindicato Sud Educación 93.

“Reaccionamos de inmediato tan pronto como se publicó el artículo en un periódico de extrema derecha. Tres colegas están realmente en la mira de este artículo. La investigación (nota del editor administrativo) tuvo conclusiones pero en este clima, con el artículo y el video, el acompañamiento debería haber sido muy diferente y eso es lo que denunciamos hoy y que apoyamos a estos compañeros“, abunda Carolina Marchand.

Por parte de los padres, también se está gestando la ira. Tras el anuncio de los traslados, ocuparon la escuela el pasado martes. Muchos de ellos han firmado una petición en línea en apoyo de los docentes.

Estamos estupefactos, enojados, asqueados“dice María”.Quitarle su instituto a los alumnos y en especial a los alumnos del 93 en un colegio catalogado como REP+, en pleno curso escolar, es una solución que no lleva a ninguna parte”, continúa este padre de un estudiante, también elegido para el consejo escolar.

Estamos estupefactos, enojados, asqueados

Como otros padres, pide la cancelación del traslado forzoso de los seis profesores. Según ella, están haciendo un buen trabajo. “Mi hija está en CM1, está en esta escuela desde CP. Los niños tienen confianza, son valorados, se sienten ‘capaces’ y se sienten respetados. Hablo como padre de una alumna, a partir de lo que observo en mi hija, lo que me cuenta de sus días, las relaciones construidas con los profesores. Nada es perfecto, pero lo que vemos es un buen trabajo, proyectos educativos, como el proyecto de igualdad niño-niña liderado por cinco de los seis profesores trasladados. Durante el confinamiento, los institutos estuvieron presentes. Cuando los niños están enfermos, los maestros envían tarea. Esta escuela va bien, prueba es que con el flamante director enviado de urgencia, todo va bien”, ella concluye.

Contactada, la DSDEN afirma que “Los docentes afectados fueron informados por correo el lunes 4 de abril y se aplica el procedimiento contradictorio”. Agregando que la continuidad del servicio público está y estará asegurada.

Continuidad educativa anhelada igualmente por el alcalde de la ciudad, Mathieu Hanotin, quien, en un comunicado de prensa, dijo que había tomado nota de estas medidas. “Los servicios estatales me han llamado la atención sobre su deseo de trasladar a siete miembros del personal educativo (seis maestros y el director) en interés del servicio. Esta decisión pertenece a Educación Nacional y, en el interés superior de los niños, era necesario en vista de graves y viejas disfunciones que me fueron presentadas”.

Los 19 maestros de la escuela estarán en huelga mañana viernes. Los padres de los estudiantes se manifestarán frente al DSDEN en Bobigny para mostrar su apoyo a los seis maestros de escuela transferidos.

Otro llamado a paro lo lanzó un docente intersindical en el departamento el próximo martes, día en que los docentes trasladados deberán consultar su expediente en la Dirección Departamental de Educación Nacional.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.