La vacuna contra la agalactia y la prevención de abortos son fundamentales en el programa sanitario de una explotación ovina

Entrevista a Juan Antonio Rodríguez, gerente de Producción Ovina SLP – Provis

La salud y la reproducción son dos de los grandes motores de una explotación ovina lechera. Las claves para mantener un buen programa sanitario con un adecuado calendario vacunal y el manejo de la reproducción son analizadas por Juan Antonio Rodríguez, gerente de Producción Ovina SLP Provisponente de propiedades en el FORO OVEJAS.

Juan Antonio Rodríguez.

Disertarás en el FORO OVEJA sobre un plan sanitario y reproductivo para ovejas lecheras. Empezando por la parte sanitaria, ¿cuáles son las patologías más preocupantes en las ovejas lecheras por su efecto en la productividad y rentabilidad de las explotaciones?

En las ovejas lecheras, la patología más importante es la agalactia. Es una enfermedad que hace que la producción disminuya, comprometiendo la rentabilidad. Sin embargo, es una enfermedad que se puede prevenir con un buen programa de vacunación y medidas de bioseguridad. Maedi Visna es otra enfermedad que hace que la producción disminuya, pero en este caso no tenemos una vacuna para prevenirla. En cuanto a los corderos, el principal problema son las muertes por E. coli y procesos sépticos. Hay más enfermedades, pero la verdad es que son menos importantes.

¿Cómo influye la nueva normativa que reduce el uso de antibióticos? ¿Qué herramientas tienen en la mano los ganaderos y veterinarios?

La nueva normativa tiene una influencia muy importante en los actuales sistemas de producción, tanto en ovejas lecheras como en la crianza de corderos en los primeros días de vida. Hasta la fecha, el soporte antibiótico ha sido fundamental para la reducción de células somáticas durante la fase de tratamiento de secado y para aumentar la supervivencia de los corderos afectados por esta enfermedad. E. coli patógenos En general, en las ovejas lecheras no se abusó del uso de antibióticos, siendo quizás una de las especies con menor uso. Los ganaderos y veterinarios cuentan con programas de vacunación, medidas higiénico-sanitarias, normas de bioseguridad, herramientas que siempre han estado disponibles, pero ahora deben ser mejoradas e implementadas. Actualmente disponemos de herramientas que se basan en el desarrollo de nuevas terapias que tienen en cuenta los elementos que desencadenan estos procesos y buscan corregirlos, dando un papel más importante al fortalecimiento del sistema inmunológico y de la microbiota.

¿Qué medidas preventivas generales se deben tomar en una granja?

Se debe desarrollar un buen plan de vacunación en cada granja de acuerdo a su problemática, planificar un sistema de maternidad, realizar brechas sanitarias, aislar inmediatamente a los animales sospechosos de enfermedades, serologías programadas de los diferentes procesos, alimentación balanceada

¿Qué papel juega la bioseguridad?

La bioseguridad juega un papel muy importante ya que nos permite tener un buen estado sanitario. El ingreso de animales de otras granjas, visitas de personas a las granjas sin equipo de protección, limpieza y desinfección de equipos de ordeño, y ropa de trabajo exclusiva para el personal de la granja son algunas de las medidas más importantes.

¿Qué vacunas se deben aplicar en una explotación?

Desde mi punto de vista, la vacunación contra la agalactia es fundamental en un rebaño. De hecho, en el programa de vacunación de un rebaño se debe establecer primero la vacunación contra agalactia y luego el resto de vacunaciones. También se debe considerar la posibilidad de vacunar contra los diferentes tipos de abortos, contra procesos sépticos. Además, las vacunas a ovejas preñadas son esenciales para la transmisión de anticuerpos a la descendencia.

En cuanto al plan reproductivo, ¿cuál debe ser el objetivo de cualquier modelo reproductivo que se adopte en una explotación ovina lechera?

El objetivo es obtener las máximas tasas de fertilidad según el programa de cubriciones de cada granja, reducir los periodos improductivos e incorporar a la producción lechera los corderos de primer parto con la mayor eficiencia.

¿Qué herramientas tiene un ganadero para realizar un correcto manejo reproductivo?

Debe existir un número suficiente de sementales en estado óptimo de salud, datos de producción para tomar decisiones sobre el momento del empadre y un calendario de empadre. Además, cuentan con tratamiento hormonal (esponjas y melatonina) que pueden ser utilizados de manera planificada. La implantación de ecografías nos facilita la evaluación de los resultados y nos ayuda a tomar decisiones.

En este sentido, ¿cuáles son los errores más comunes que se cometen en las fincas?

Los errores más comunes son no evaluar los datos reproductivos para poder evaluar los resultados según lo planeado. En general, las granjas de ovejas lecheras están trabajando cada vez más eficientemente. Para evaluar el nivel reproductivo de un rebaño, es necesario revisar el número de ovejas econegativas en el vacío y el número de corderos econegativos. De alguna manera es una forma de evaluar la eficiencia reproductiva y podemos hacernos una idea de los errores cometidos.

foto

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.