Home Noticias La verdad sobre Burroughs & # 39; & # 39; bala perdida...

La verdad sobre Burroughs & # 39; & # 39; bala perdida & # 39; | Cultura

Jorge García-Robles (México, 62 años) es la persona que mejor conoce lo que podría ocurrir el 6 de septiembre de 1951 en el apartamento de la calle Monterrey, 122 (Ciudad de México). donde el escritor William S. Burroughs (1914-1997) mató a tiros a su esposa, Joan Vollmer. Lo investigó durante cuatro años, primero con Burroughs & # 39; Agente literario, James Grauerholz, y luego solo. El resultado es La bala perdida, obra de culto en las jornadas en México del autor. golpear Han tardado 24 años en llegar a españa. Simplemente lo hizo de la mano de la editorial La Moderna. La larga espera trae consigo la noticia de que los derechos del libro han sido adquiridos por uno de los productores de Narcos para rodar una serie sobre Burroughs, el escritor que ha fomentado la relación entre la literatura y las drogas.

En el capítulo más intenso del libro, García-Robles relata que ese fatídico día, cuando el escritor y su esposa llegaron al departamento en la calle Monterrey, hubo una animada reunión de amigos. La casa estaba llena de botellas vacías de ginebra y soda. Después de dos horas y media, y mucho alcohol, Burroughs expresó el deseo de vivir en un rancho y cazar animales salvajes. "Eres demasiado reacio a dispararle a alguien", dijo Joan Vollmer. "Voy a demostrar lo contrario", respondió. "Es hora de hacer nuestro acto de William Tell, demostrémosle a los muchachos lo buen tirador que soy". Joan se levantó del sofá, tomó su vaso de ginebra Black Bear y se la puso en la cabeza. Mientras lo hacía, cerró los ojos, se rió y dijo: "No puedo mirar, no puedo soportar la sangre". Luego, a unos tres metros de distancia, su esposo apuntó y disparó. Joan cayó al suelo. "Bill, creo que le diste", dijo Lewis Marker, invitado a la fiesta y amante del escritor.

Burroughs & # 39; La primera declaración en la oficina del Ministerio Público de la Cruz Roja se ajustó a los hechos, pero después de reunirse con su abogado, Bernabé Jurado, continuó diciendo que "mientras estaba examinando el arma con algunas gafas. en él, se había caído, accidentalmente, y había disparado solo ", dice García-Robles. También fue la versión mantenida por los testigos, instruida por Jurado, y después de 13 días en la prisión de Lecumberri, fue liberado. En diciembre de 1952, sin esperar el juicio, huyó a los Estados Unidos.

El interés de García-Robles por Burroughs, así como por el resto de la Generación Beat (Jack Kerouac, Lucien Carr o Allen Ginsberg), lo llevaron para invitarlo a dar una conferencia en la Universidad Nacional de México en 1990. No tuvo éxito, por lo que decidió visitarlo en Lawrence, Kansas. Se presentó con una botella de tequila herradura. Junto con el agente del escritor, James Grauerholz, y algunos amigos, bebieron y fumaron marihuana y, cuando Burroughs lo decidió, todos lo siguieron "en la línea del jardín para disparar al blanco". Le apasionaban las armas de todo tipo. Sentí la necesidad de usarlos. Cuando llegó su turno se transformó, se veía 30 años más joven. A pesar de haber bebido y fumado marihuana en grandes cantidades, "no parecía afectarle en el momento del disparo". Después de eso, Burroughs aceleró cuando era adolescente, le mostró a García-Robles los códices mayas y aztecas, lo invitó a disparar con una pistola africana, le mostró un cuchillo alemán con el que cortó papeles en tiras y finalmente lo llevó al estudio donde pinté escribió. Luego siguieron bebiendo y fumando.

¿Una muerte accidental?

A los 76 años su vida era muy rutinaria. "Se levantaba, desayunaba, pintaba o escribía, comía sano a las dos de la tarde, y luego empezaba a fumar yerba y bebía vodka con coca cola", dice García-Robles de México. El piso de la cocina estaba lleno de botellas vacías de Stolichnaya. En sus próximas visitas, en 1991 y 1992, la convivencia con Burroughs fue más cotidiana y tranquila: "Comimos, hablamos y vimos televisión".

A Burroughs no le gustó hablar sobre su estancia en México entre 1949 y 1952. Si le preguntara algo sobre el asunto, respondería con una o dos palabras. Por lo tanto, era imposible hablarle sobre Joan y su muerte. Solo una vez, durante el segundo viaje del investigador mexicano a Lawrence, cuando le preguntaron si realmente creía que "un espíritu maligno" había matado a Joan y no a él, como afirmó en su libro. novela Raro, él respondió "en un tono enfático e incluso molesto que, por supuesto, sí".

Quizás no de una manera clara cuando escribió el libro, pero hoy en día, García-Robles cree que "Burroughs mató intencionalmente a su esposa" y que todas las explicaciones que dio a lo largo de su vida sobre el tema fueron para cubrir su responsabilidad, algo que Probablemente nunca digerido o superado en absoluto. Después de todos sus encuentros, García-Robles obtuvo la certeza de que Burroughs era una persona extremadamente irracional que, sin embargo, no cruzó la línea, excepto en algunas ocasiones. Y uno de ellos fue cuando le disparó a Joan. "Toda esa explicación barata de culpar al espíritu maligno parece muy gratuita e incluso ridícula", zanja.

.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Must Read

Le Tour des Français – Le Parisien

Nous sommes le dimanche 21 juillet et nous fêtons les Victor. En el pasado, el Français y el fin de año en el Tour...

Mondiaux de natation: Charlotte Bonnet cheffe de file

La Corée du Sud avant le Japon ... En los Juegos Olímpicos de Tokio, una de las participantes más importantes participó en la edición...

Iggy Azalea habla hilarante Peppa Pig Feud

Iggy Azalea habla con la graciosa pelea de Peppa Pig y el lanzamiento de su álbum titulado "In My Defense".

Zidane: "El club está tratando de sacar a Bale. Espero que se resuelva en 24 o 48 horas" | Deportes

los Real Madrid fue derrotado en su primer partido de pretemporada contra Bayern Munich en el Copa Internacional de CampeonesAunque no solo fue su...