La vida encantada de un maestro ‘estrella’ – Medford News, Weather, Sports, Breaking News

Robert Black lleva 20 años llevando estudiantes a las estrellas y contando

Jamie Lusch / Mail Tribune Robert Black, director del planetario en la escuela secundaria North Medford, hace una presentación a una clase de primer grado de la escuela primaria Abraham Lincoln.

Nota del editor: Community Builder es una serie periódica de preguntas y respuestas que brinda perspectivas de personas locales que han estado involucradas en cambios significativos en el sur de Oregón. La conversación de hoy es con Robert Black, director del planetario y profesor de la escuela secundaria North Medford.

P: ¿Cuál es la historia del planetario de North Medford High School?

Roberto: El planetario se construyó en Medford Senior High en 1967. Se construyeron planetarios en todo el país en escuelas secundarias y colegios comunitarios entre 1967 y 1972 con el objetivo a largo plazo de competir con la Unión Soviética en el espacio. Elliott Becken fue el superintendente en 1966-67. Escribió una subvención Apolo para el planetario. El distrito escolar gastó $30,000 y el programa Apollo aportó $300,000 para la construcción.

P: ¿Se construyeron otros planetarios en Oregón con dinero de Apolo?

Roberto: Los colegios comunitarios Mt. Hood y Chemeketa construyeron estructuras similares. North es la única escuela secundaria en Oregon con un planetario y es el único planetario entre Eugene y Redding.

P: ¿Cómo se usa el planetario para la instrucción?

Roberto: Doy cuatro clases de astronomía cada día. Proporciono programas para todos los alumnos de quinto grado y la mayoría de los de primer grado en las escuelas de Medford sobre ciencia espacial usando el planetario. No hay nada más alegre que una habitación de niños de primer grado. No puedes evitar sonreír de oreja a oreja al estar cerca de ellos. Si pregunto: “¿Quién quiere ser astronauta?” todos levantan la mano. Si tengo tiempo disponible, las clases fuera del distrito se cobran por las presentaciones.

P: ¿Los grupos comunitarios utilizan el planetario?

Roberto: North alberga a Southern Oregon Sky Watchers, nuestro club de astronomía local, en el planetario. Son una gran audiencia para que los estudiantes de secundaria presenten sus proyectos. Es bueno mezclar personas de 50, 60, 70 años y niños de secundaria. Los miembros de Sky Watcher, Dave Bloomsness, Colin White, Sean Curry y John Bunyan, se han convertido en mentores de estudiantes y socios en muchos proyectos.

P: Entonces, ¿el sistema operativo del planetario es una tecnología de 50 años?

Roberto: Este planetario fue construido como un sistema óptico-mecánico. Básicamente son ocho relojes del sistema solar en un sistema con una bombilla realmente brillante que proyecta las estrellas. Ha estado en funcionamiento durante casi 55 años. El 28 de diciembre de 2021, recibí un correo electrónico de Spitz, la compañía que respalda el sistema y proporciona piezas, que ya no iban a proporcionar piezas de repuesto. Llamé a Spitz, “¿Qué debo hacer?” Ella dijo: “O te actualizas y te mudas al mundo digital, o… tuviste 55 buenos años”.

P: ¿Qué pasó después?

Roberto: Me levanté del suelo y llamé a Digistar, el único fabricante estadounidense de sistemas de planetarios digitales de primer nivel. Tienen una gran reputación; He estado en varios planetarios Digistar. Pedí una cotización del sistema Digistar 7. Fueron más de $ 200,000. Golpeé el suelo de nuevo. Sé lo ajustados que son los presupuestos de los distritos. Inmediatamente obtuve la información de contacto de West Foundation, Carpenter Foundation y Murdock Trust, y pensé: “si el distrito pudiera aportar $100,000, trabajaré en la financiación de los otros $100,000”. Le envié un correo electrónico a nuestro superintendente, el Dr. Brett Champion. No lo conocía, pero él es tejano, yo soy tejano. Fui entrenado para trabajar duro y hacer tu trabajo. … Si el superintendente no llama, lo está haciendo muy bien. Si el superintendente entra por la puerta, algo anda mal. Repasé la cadena de mando y fui directo al superintendente. Estaba un poco nervioso. Organizamos una reunión.

Tenía la propuesta de Digistar 7, la historia del planetario y cuántos estudiantes servimos. Presenté la situación y lo que necesitábamos. Finalmente, dije: “Hay dos escenarios: mantengo el planetario todo el tiempo que puedo y luego me retiro. O nos actualizamos a un Digistar 7”. Compartí cuánto costaría. Él dijo: “Hagámoslo. Encontraremos el dinero. Unos días después, el Dr. Champion, Brad Earl y Jeanie Grazioli se unieron al director de North, Gregg O’Mara, en un recorrido por el planetario. Todos apoyaron la compra de un sistema operativo digital. Llevamos esa recomendación a la junta escolar en febrero, y votaron 7-0 para actualizar el sistema y mantener el planetario en funcionamiento.

P: ¿Cuáles son algunas de las ventajas de un sistema operativo digital?

Roberto: Hay 30.000 animaciones, espectáculos en la nube que puedes descargar. El sistema informático tiene un disco duro de dos terabytes con 32 GB de RAM. Podemos aprovechar los satélites y telescopios de la NASA para obtener datos en tiempo real y proyectarlos en la cúpula del planetario. El Estudio Digital del Cielo de la Universidad de Chicago permite a los usuarios utilizar imágenes de cualquier parte del universo. Podremos compartir presentaciones de otros planetarios. Es realmente una mejora.

P: ¿Cuándo cree que estará en funcionamiento el nuevo sistema?

Roberto: Es un proceso de seis meses. Ya hemos firmado el contrato, el dinero ha cambiado de manos y ellos garantizan que estaremos funcionando en seis meses. Me entrenarán en el sistema Digistar en el sitio en North.

P: ¿Qué te motivó a adquirir este nuevo sistema de planetario?

Roberto: No quería ser el tipo que dejó morir el planetario. Va a ser mucho trabajo y agregará algunos años a mi carrera, pero valdrá la pena tener un planetario de última generación. El próximo desafío es obtener fondos para el seguro anual del sistema después de que expire la garantía de dos años.

P: ¿Ha habido solo tres directores de planetario en 55 años?

Roberto: Gary Sprague fue director durante 18 años. Gary estaba pensando en jubilarse y le pregunté si tenía a alguien en la fila para dirigir el planetario. Él dijo: “¿Qué hay de ti?” Gary me entrenó y me animó a asistir a talleres de la NASA y clases de astronomía SOU. Renuncié a mi período de preparación para el año escolar 2000-01 para sentarme en la clase de astronomía de Gary. Fue un año ocupado para mí como esposo, padre y maestro, pero la transición fue perfecta. Antes de Gary, Jack Eagleson dirigió el planetario desde 1967 hasta 1984.

P: ¿Qué pasa con los telescopios y el observatorio que habías construido?

Roberto: He alentado a futuros astrónomos, astrofísicos e ingenieros aeroespaciales llevando a los niños al siguiente paso y enseñándoles a usar las herramientas que usan los astrónomos. Tenemos tres grandes telescopios para observar el cielo nocturno. Están instalados en el observatorio cerca del planetario con un techo retráctil. Construir el observatorio es el mayor logro de mi carrera docente.

P: ¿Cómo llegó a vivir y enseñar en el sur de Oregón?

Roberto: Crecí en Texas y quería ser geólogo. Siempre he sido un coleccionista de rocas. Fui a la Universidad de Wyoming, me gustó mucho, me conecté mucho, pero había invierno. En mi primer año en Laramie, cayeron unas 600 pulgadas de nieve. Una bonita y pequeña universidad en el oeste de Texas llamada Sul Ross State, que lleva el nombre de un antiguo luchador fronterizo y exgobernador de Texas, se convirtió en mi nueva universidad. Obtuve mi título de geología y trabajé como geólogo de campo durante varios años. Tuve un problema con el resultado final de las exploraciones minerales. Hermosas montañas se redujeron a pozos abiertos, solo agujeros desagradables.

En un proyecto de investigación de la Fundación Nacional de Ciencias para determinar si un asteroide acabó con los dinosaurios, encontré un hueso de dinosaurio gigante. En una asamblea de toda la escuela salí cargando ese gran hueso de dinosaurio y los niños se volvieron locos. Dije: “Ahora, esto es divertido”. Volví a Sul Ross y me licencié en ciencias de la Tierra y el espacio. Marfa, Texas, fue mi primer trabajo como docente. Me gustaba mucho enseñar. Mi hermano adoptivo se mudó de Texas a Applegate Valley en 1994. Dijo: “Hombre, tienes que salir aquí”. En el momento en que puse un pie en el campus norte, se hizo evidente que estos maestros eran profesionales. Ron Toombs, Mark Geisslinger, Linda Bradshaw, George Duran, Steve Levesque, Rhonda Lee; Este era un lugar mágico. Encontré un hogar en North Medford High.

P: ¿Cómo adaptó la instrucción durante COVID?

Roberto: COVID fue duro. Puede dar una buena lección usando Zoom, y desarrollé una serie de seminarios web mensuales. El primer seminario web fue con dos personas que estuvieron encerradas en Biosphere II durante dos años, Taber y Jane. Casi se quedaron sin oxígeno. Matt Heverly, un nativo de Medford, jugó un papel decisivo con los rovers de Marte. Ashwin Vasavada compartió su trabajo como geólogo planetario de Marte, sus padres se jubilaron en Manor. Fueron grandes éxitos con los niños. Los estudiantes escribieron ensayos asombrosos sobre cómo se inspiraron en estos presentadores. El seminario web más sorprendente fue el de tres graduados de North que están trabajando en sus doctorados en astronomía. COVID fue terrible, pero sacas lo mejor de cada situación.

P: ¿Qué ha aprendido sobre los niños en 30 años de enseñanza?

Roberto: Lo principal es involucrar a los estudiantes. Los estudiantes aprenden más cuando están trabajando en proyectos que les interesan. Si quiere convertirlos en científicos, debe exponerlos a la ciencia real. Si pongo una oportunidad en la pizarra, nunca he tenido un estudiante que diga: “No, no quiero estar en su equipo aeronáutico”. Recientemente necesité cuatro estudiantes para operar los telescopios en el observatorio. Cuatro posibles “directores estudiantiles del observatorio” se ofrecieron como voluntarios en cinco minutos. Los niños quieren participar; quieren involucrarse.

P: ¿Qué ha cambiado con los años?

Roberto: Hay un cambio definitivo en el rendimiento académico de las chicas que superan a los chicos. Parece que siete de cada 10 valedictorians son niñas. Muchos chicos son adictos a los videojuegos de disparar y perseguir y cazar. Las chicas son atentas, llegan a tiempo, actúan. No están cansados, duermen lo suficiente. Todavía hay grandes muchachos actuando, pero generalmente no son jugadores. Usan las computadoras como herramientas, no para jugar.

P: ¿La enseñanza de la astronomía ha sido una buena carrera?

Roberto: Ha sido muy satisfactorio. Mi esposa, Cherise, me ha apoyado todo el tiempo que paso después de la escuela en varios proyectos de astronomía. Me encanta estar al día con los logros de los antiguos alumnos. Recientemente, me volví a conectar con Jason Kimble, quien fue el primer estudiante con el que trabajé en un proyecto de feria de ciencias en 1989. Jason ahora es investigador de astronomía en el Solar Dynamic Observatory de la Universidad de Memphis. He vivido una vida encantada, tuve suerte muchas veces.

Steve Boyarsky es un educador jubilado y residente de Rogue Valley desde hace mucho tiempo. Continúa participando en programas educativos y juveniles.

biografia de robert black

Robert Black ha sido profesor de ciencias durante 34 años, siete en Texas y 26 en North Medford High School. Ha sido director de planetario y profesor de astronomía durante los últimos 20 años.

Black tiene dos títulos de licenciatura, en geología y en ciencias de la Tierra y el espacio, ambos de la Universidad Estatal de Sul Ross. Completó una Maestría en Educación Científica de la Universidad del Sur de Oregón en 2004. La esposa de Black, Cherise, enseña matemáticas en la Escuela Intermedia McLoughlin. Tienen dos hijos adultos, Amber y Skyler.

Los roles de Black en North han incluido asesor de gobierno estudiantil, asesor de Torch Honor Society, mentor de ciencia e ingeniería y Murdock Trust Partner in Science. Ha sido mentor de más de 100 proyectos senior de astronomía con la ayuda de miembros de la comunidad. Algunos temas de proyectos senior incluyeron tránsitos de Venus y Mercurio, eclipses lunares y solares, estudios de máximos solares, espectroscopia estelar, tránsitos de exoplanetas, estrellas dobles y contaminación lumínica.

Black dirigió la construcción de un observatorio telescópico en North. America Rocketry Challenge y Aerospace Engineering son dos equipos de estudiantes que ha entrenado. Los proyectos en los que ha estado involucrado incluyen ferroeléctricos en SOU, NASA Solar System Ambassador, Resources and People Teacher, NASA Dryden Space Center y NASA High Altitude Balloon Project.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.