Los bancos del Líbano en las líneas de lavado de la prensa mundial: hemos pasado de contrabando 6.000 millones de dólares a los políticos

| |

En ausencia de un escrutinio penal, los libaneses deberían rastrear su dinero depositado en los bancos en las páginas de los periódicos internacionales, que comenzaron a arrojar luz sobre la crisis de los bancos libaneses y las partes responsables de la misma. La revista “Foreign Policy” y el diario francés “Le Monde” publicaron dos investigaciones, cada una sobre aspectos de la crisis bancaria libanesa, con información destacada publicada en “Foreign Policy” sobre las operaciones de contrabando de dinero ocurridas durante la crisis después de octubre de 2019.

Saad Al-Azhari, presidente de la junta directiva de BLOM Bank, confirmó en una entrevista con “Bloomberg” hace unas dos semanas que su banco había recibido amenazas de políticos libaneses, si no aceptaba sus intentos de contrabandear su dinero después de la crisis, a expensas del resto de depositantes, destacando que se negó a cumplir con estas presiones o realizar transferencias.

Pero lo nuevo hoy es lo que informó la revista Foreign Policy de un alto banquero, que se negó a revelar su nombre, quien confirmó que la élite política y financiera del país se había beneficiado de su influencia y red de relaciones para contrabandear su dinero al exterior, a pesar de la descontrolada situación. Medidas de “control de capital” impuestas por los bancos. En todos los demás depositantes.

Lo que la revista citó del “gran banquero”, sin mencionar su nombre, es una confirmación por primera vez por parte de los mismos bancos que prueba la existencia de grandes operaciones de contrabando de la liquidez del sistema bancario a partir de dólares “frescos” fuera del Líbano. , del que se benefició un círculo muy reducido de personas con influencia financiera en el momento álgido de la crisis. Y el político.

El banquero senior aseguró al diario que la operación de contrabando de dinero de esta manera no era ilegal, debido a la ausencia de una ley especial que regule la operación de “Control de Capital”, pero admitió que estas operaciones son “incorrectas” e “inmorales”. El banquero también señaló que este tipo de transacciones se realizaron en la mayoría de los bancos libaneses, culpando a las duras presiones a las que fueron sometidos los bancos para realizar estas transferencias. El diario citó informes financieros que estiman que la cantidad de dinero contrabandeado por esta vía es de aproximadamente 6 mil millones de dólares, confirmando que los bancos de Suiza y Francia fueron el destino más destacado para estas transferencias.

READ  Nuevo récord diario de COVID-19 para Nuevo México: 1,418 casos; 12 muertes

Lo que la revista citó del “gran banquero”, sin mencionar su nombre, es una confirmación por primera vez por parte de los propios bancos que prueba la existencia de grandes operaciones de contrabando de la liquidez del sistema bancario a partir de dólares “frescos” fuera del Líbano. , del que se benefició un círculo muy reducido de personas con influencia financiera en el momento álgido de la crisis. Y el politico

Una lectura rápida de las cifras del BDL durante el último año confirma la cifra mencionada por Foreign Policy, que se relaciona con fondos que fueron sacados de contrabando del sistema bancario libanés y no formaban parte del apoyo a la importación de productos básicos ni al financiamiento de contratos estatales. Durante el año pasado, las reservas de la Banque du Liban disminuyeron en aproximadamente $ 14,2 mil millones, de los cuales alrededor de $ 6,4 mil millones se asignaron para financiar la importación de bienes respaldados por la Banque du Liban, mientras que casi $ 1,1 mil millones de liquidez se asignaron a financiar contratos estatales en moneda fuerte. Y queda claro que unos $ 6.700 millones de liquidez bancaria depositados en la Banque du Liban son las transferencias de las que habla el banquero en la revista Foreign Policy, que es la cifra que mencioné con respecto a estas transferencias.

Todos estos hechos fueron utilizados por el diario para llegar a una sola conclusión: las pérdidas del colapso se distribuyeron “desproporcionadamente” entre los libaneses, mientras que los grandes costos corrieron a cargo de los dueños de depósitos que no tienen influencia ni relaciones políticas, mientras que los con influencia pudieron salvar su dinero gracias a este tipo de relación, y se mantuvo Los depósitos del resto de los libaneses, que están entre los más pequeños, están encerrados en el sistema bancario. Sus pérdidas fueron grandes como resultado de la gran diferencia entre el valor real del dólar en el mercado negro y el tipo de cambio adoptado actualmente para retirar depósitos en libras de acuerdo con la Circular 151. Esto es si pudieran retirar migajas de ellos. al precio de 3900 libras por dólar.

La revista destaca que el proceso de retiro de depósitos en LBP según los mecanismos de esta circular fue injusto para los depositantes, pero permitió a los bancos reducir el valor de sus pérdidas al disponer de parte de sus obligaciones con los depositantes de esta forma.

READ  El Consejo de la Federación ofreció a Ucrania abandonar las regiones del sur

Con la enumeración de los precios pagados por los libaneses como consecuencia del colapso del sector financiero, el artículo se sorprende claramente por el fenómeno de la multiplicidad de tipos de cambio en el Líbano y el caos que se produjo en ellos. Variaron entre el tipo de cambio de la plataforma, el antiguo tipo de cambio oficial, el tipo de cambio del mercado negro y finalmente el “tipo de cambio humano” propuesto por el Banco del Líbano para pagar el valor de la ayuda exterior en libras. En cuanto al resultado, está sufriendo diariamente con “miseria y absurdo”, especialmente con la caída del tipo de cambio real de la lira en el mercado negro, luego de que perdiera entre el 80% y el 90% de su valor. El artículo describe algunos de los fenómenos que ha conocido el mercado desde que entró en su crisis en Líbano, como el fenómeno de los cambistas en moto que circulan entre las calles, y el mercado negro cuyo precio lo marcan “cientos de grupos en WhatsApp”.

La revista destaca que el proceso de retiro de depósitos en LBP según los mecanismos de esta circular fue injusto para los depositantes, pero permitió a los bancos reducir el valor de sus pérdidas al disponer de parte de sus obligaciones con los depositantes de esta forma.

Le Monde: los jueces protegieron a los bancos

La revista francesa “Le Monde” comparó lo que había hecho el sistema bancario libanés con el esquema “Ponzi”, que había enriquecido a los accionistas y banqueros durante los últimos años, antes de que todo el esquema colapsara tras la inflación de la deuda pública descontrolada. El periódico continúa dando ejemplos de víctimas del colapso del esquema “Ponzi” que recurrieron a los tribunales para demandar a los bancos, comenzando por la estudiante que no pudo pagar su matrícula universitaria en Estados Unidos por no poder retirar su dinero. desde su cuenta, a figuras reconocidas como el empresario jordano Talal Abu Ghazaleh, quien pudo obtener un fallo judicial a su favor en su demanda contra el “Societe Generale Bank”, antes de que el banco apeló esta sentencia.

READ  Conte salta sobre el Mes? El peligroso precedente que aterroriza a los gobernantes - Time

En conclusión, el periódico recuerda que la mayoría de los jueces se pusieron del lado de los bancos en la mayoría de los casos presentados, ya que los procedimientos de los depositantes están estancados o las decisiones se impugnan luego de una apelación después de ganar cualquier caso. La razón es simplemente la sumisión de los jueces a la jerarquía judicial y la subordinación del poder judicial a la autoridad política. Por tanto, el artículo se refiere a muchos casos en los que los depositantes recurrieron a tribunales extranjeros para cobrar sus derechos, en lugar de recurrir a los tribunales libaneses, incluido el caso del abogado William Burdon, quien logró obtener una orden de confiscación de los bienes de la sucursal francesa. de “Bank Audi”. El artículo se refiere a otras demandas presentadas por los demandantes contra bancos libaneses en los tribunales de Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos.

Con el inicio de la crisis, el término bancos “zombies” se utilizó para describir la situación de los bancos libaneses, en retrospectiva a principios de los noventa, para referirse a algunas instituciones financieras cuyos presupuestos están repletos de pérdidas no reconocidas, pero que continúan sufriendo pérdidas. operar gracias al soporte oficial. Así, son bancos medio muertos, por su incapacidad para desempeñar un papel económico productivo, pero también medio muertos gracias al apoyo que reciben del Estado. Los bancos libaneses se volvieron globales hoy, después de que Líbano fue testigo de uno de los casos más grandes de quiebras bancarias en la historia moderna y uno de los casos más grandes de sistemas bancarios “zombis” que continúan operando sin abordar sus pérdidas o lidiar con la crisis de sus depositantes.

Previous

El Hajj y la Umrah se pueden realizar esta vez Qatar News

El tiempo de First News de Sky News (29 de abril)

Next

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.