Los científicos desarrollan una hoja de ruta hacia la futura medicina personalizada para los defectos cardíacos que se desarrollan antes del nacimiento

Un equipo de investigadores del Texas Heart Institute, el Texas Children’s Hospital y el Baylor College of Medicine descubrió nuevos conocimientos sobre los mecanismos subyacentes a la progresión de la cardiopatía congénita (CHD, por sus siglas en inglés), un espectro de defectos cardíacos que se desarrollan antes del nacimiento y siguen siendo la principal causa de muerte infantil.

La investigación publicada en Naturaleza representa la primera evidencia genómica unicelular informada de diferencias únicas en las células del músculo cardíaco y los sistemas inmunológicos de los pacientes con cardiopatía coronaria. Descubrir estas diferencias clave y cómo progresan estas enfermedades brinda una oportunidad para que los investigadores ideen nuevas formas de tratar la CHD.

Si bien el resultado final de la insuficiencia cardíaca en la cardiopatía coronaria está bien documentado, la causa subyacente de la disminución de la función cardíaca en estos pacientes aún no se conoce bien. Esa brecha de conocimiento en la comprensión ha llevado a obstáculos en el desarrollo de nuevas terapias capaces de extender la vida de un paciente.

Para abordar estas preguntas sin respuesta, el Texas Heart Institute y el Dr. James F. Martin, MD, PhD de Baylor College of Medicine, colaboraron con Iki Adachi, MD, director del Programa de apoyo circulatorio mecánico en Texas Children’s y profesor asociado en Baylor College of Medicine, y Diwakar Turaga, MD, PhD, especialista en cuidados intensivos cardíacos pediátricos del Texas Children’s Hospital y profesor asistente en el Baylor College of Medicine, para perfilar muestras de corazón y sangre de pacientes con CHD. El equipo estudió a pacientes con síndrome del corazón izquierdo hipoplásico (HLHS), tetralogía de Fallot (TOF) y miocardiopatías dilatadas (DCM) e hipertróficas (HCM) sometidos a cirugía cardíaca.

El Dr. Martin es un médico científico reconocido internacionalmente que ha realizado numerosas contribuciones fundamentales a nuestra comprensión del desarrollo cardíaco y las vías de las enfermedades, así como a la regeneración de tejidos.

“Usando varias tecnologías nuevas y emocionantes, como la secuenciación de ARN de una sola célula, pudimos interrogar muestras de pacientes con cardiopatías congénitas a nivel de una sola célula. Uno de nuestros objetivos es mejorar la historia natural de esta terrible enfermedad que afecta a los niños”, dijo. Dr. Martin, Director del Laboratorio de Renovación de Cardiomiocitos en el Instituto del Corazón de Texas y Profesor Vivian L. Smith en el Departamento de Fisiología Integrativa en el Baylor College of Medicine. “Todavía queda mucho trabajo por hacer a medida que el equipo, incluidos los coprimeros autores, los Drs. Matthew C. Hill, Zachary A. Kadow y Hali Long, se dirige hacia ese objetivo”.

El Dr. Turaga es un médico científico dedicado a llevar las terapias de medicina regenerativa cardíaca al lado de la cama.

“Este es el primer paso en el desarrollo de un atlas completo de células de cardiopatías congénitas”, dijo el Dr. Turaga, médico de la Unidad de Cuidados Intensivos Cardíacos del Texas Children’s, además de experto en genómica y microscopía. “Estamos creando una hoja de ruta para las terapias dirigidas a tipos de células individuales y vías genéticas únicas en la cardiopatía coronaria que incluyen tanto el corazón como el sistema inmunitario, algo que no se había informado antes. A medida que la tecnología madure, se convertirá en el estándar de atención en el tratamiento de cardiopatía coronaria”.

El Dr. Adachi es cirujano de cardiopatías congénitas en el Texas Children’s Hospital y está especializado en procedimientos quirúrgicos reconstructivos de lesiones de cardiopatía coronaria, incluidas las analizadas en este estudio.

“Lo que logramos con este estudio es absolutamente emocionante, pero representa solo el comienzo”, dijo el Dr. Adachi, director del programa pediátrico de dispositivos de asistencia ventricular y trasplante de corazón más grande del mundo. “La colaboración entre el laboratorio extremadamente sofisticado del Texas Heart Institute y el principal centro pediátrico del corazón del Texas Children’s definitivamente tiene el potencial de ir más allá”.

Los hallazgos del estudio no solo proporcionan una nueva hoja de ruta para desarrollar tratamientos personalizados para las cardiopatías coronarias, sino que también brindan a la comunidad científica un recurso fundamental de muestras raras de corazón pediátrico que se pueden utilizar para hacer más descubrimientos y profundizar nuestra comprensión de las cardiopatías coronarias.

Fuente de la historia:

Materiales proporcionado por Hospital Infantil de Texas. Nota: el contenido se puede editar por estilo y longitud.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.