Los ciudadanos buscan el “centro liberal progresista” y ya no señalan al PP como un “socio preferido”

0
27

Los ciudadanos quieren regresar “más que nunca” al centro. El documento de estrategia que se envió el viernes por la noche al sábado a los cuadros del partido para su discusión frente a la asamblea general celebrada en marzo ubicada en el partido en el “centro liberal progresista no sectario y comprometido con la regeneración”.

La formación que Albert Rivera dirigió desde su fundación hace 13 años ahora busca consolidar y expandir su base como “la gran casa del constitucionalismo” y como la formación que “construye puentes” para alcanzar “grandes acuerdos entre constitucionalistas”, según el documento a lo que EL MUNDO ha tenido acceso.

La presentación de la estrategia ni siquiera menciona la dirección que tomó Rivera en febrero de 2019, cuando decidí antes de las elecciones generales de abril que el “socio preferido de Cs” sería solo el PP. El veto a Pedro Snchez, quien tuvo excepciones después de las elecciones locales en Castilla-La Mancha y en otras ciudades, pero siempre en casos muy específicos, ha marcado la trayectoria.naranjadesde entonces. Varios líderes de peso pesado llegaron a renunciar denunciando un supuesto “giro a la derecha”.

Ahora, el documento más político que se debatirá en la Csclave of Cs quiere volver a esta formación en el centro de la junta, sin optar por el PP o el PSOE y siempre lejos, o incluso enfrentado, al nacionalismo y al populismo “, dejó y derecha “, en referencia a Podemos y Vox.

El texto preparado por la comisión de estrategia que nombró elConsejos generalesreivindica y vuelve a muchos de los principios fundamentales de Cs. Este partido, que ahora se ha quedado con 10 diputados, quiere ser “un centro alternativo, moderado, constructivo y respetuoso de las instituciones”. Al mismo tiempo, “signo contra el nacionalismo y el populismo”.

Las líneas estratégicas de formación para los próximos cuatro años ahora deben pasar por un proceso de enmiendas antes de su aprobación final en la Asamblea extraordinaria del 15 y 16 de marzo, que debe renovarse en el discurso, previsiblemente con Ins Arrimadas como el nuevo presidente de el partido

El documento estratégico no refleja cambios importantes en la línea política aprobada por el congreso anterior.naranja.

El partido no analiza las posibles causas de la debacle electoral, simplemente el nombramiento destaca que ocurrió con el mismo líder, las mismas listas y el mismo programa con el que obtuvo sus 57 diputados en abril. El discurso provisional no busca ni investiga las causas de la enorme cada vez que C sufrió en solo siete meses.

Cs critica fuertemente al nuevo gobierno de coalición encabezado por Pedro Snchez especialmente por incluir ministros de ideología “comunista”, cuyo modelo económico es el opuesto al defendido por Cs. Además, destaca que el presidente de lagobiernoha preferido depender de partidos políticos cuyo objetivo principal es “destruirEspaña“.

Cs destaca que el partido probablemente enfrentará en 2020 “el enorme desafío de seguir siendo la voz del constitucionalismo y la libertad” enCatalua, donde puede haber elecciones anticipadas. Y quiere consolidarse como una alternativa constitucionalista más necesaria que nunca después del “sentimiento de abandono” que asegura que el acuerdo del PSOE y el PSC con Esquerra Republicana haya dejado en gran medida al ciudadano catalán.

Más poder para los barones

Cs ofrece más novedades en la presentación deEstatutos, que también envió miembros del Consejo General al amanecer. El documento otorga más poder a las organizaciones territoriales, estableciendo la nueva figura del “coordinador regional” frente al actual “portavoz”. Sí, siempre “bajo la dirección deComité Ejecutivo nacional, que continúan eligiendo directamente a los miembros de los comités autónomos y al líder que continúa con un modelo de comando vertical.

Cs crea un nuevo “cuerpo de deliberación”, que no toma decisiones:Consejo de Coordinación TerritorialEstará presidido por el líder del partido y en el que participarán todos los coordinadores regionales, que por lo tanto tendrán más voz y peso en la nueva estructura organizativa, pero no más votos, ya que todo terminará dependiendo del todopoderoso Comité Ejecutivo.

Otra novedad es que, aunque se mantiene la imposibilidad de celebrar una asamblea general para renovar el liderazgo en los cuatro meses anteriores o posteriores a cualquier proceso electoral, ahora argumenta que se puede presentar una cláusula extraordinaria “por razones justificadas de urgencia y necesidad”.

Las críticas: “Bastante decepcionante”

Fuentes de los críticos de los ciudadanos explicaron a EL MUNDO que la propuesta de los Estatutos es “bastante decepcionante” porque “no se puede defender un sistema democrático liberal para su país y luego defender lo contrario dentro de su partido”.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y Len,Francisco Igea, está considerando presentar a la primaria si el candidato principal, Ins Arrimadas, no propone democratizar los órganos intermedios de las C, para que las direcciones regionales puedan ser elegidas por los afiliados, y no designadas por la dirección nacional, como se indica en el artículo citado.

El documento que se envió este fin de semana no ofrece “hueco a la pluralidad”, según fuentes críticas del Consejo General, porque “todo el poder de decisión recae en un Ejecutivo hermético que, por un lado, carece de contrapesos, y que designa equipos regionales desde arriba sin contar con afiliados “.

Ya queCompromiso Ciudadano, otra corriente crítica, primero evaluó positivamente que la presentación de la estrategia “no veta a las partes”, como lo hizo Rivera en febrero. S pierde “una fórmula para recuperarse de la debacle sufrida”, por lo que presentará enmiendas para “volver a ser útil” y “recuperar la ilusión y la simpatía de los ciudadanos”.

En cuanto a los Estatutos propuestos, que actualmente es solo un borrador,Juan carlos bermejo, portavoz del Compromiso Ciudadano, lamenta que refleje “una continuidad que no resolverá el problema de la desmovilización y la falta de ilusión que afecta a los grupos de Cs”.

De acuerdo con los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más

.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here