Los dolores de cabeza de Richard Madeley y Judy Finnigan: aventura, pérdida de un bebé y rumor enfermizo

Richard Madeley solo ha estado en el castillo Soy una celebridad durante cuatro días, y ya siente que le falta una extremidad, a saber, su esposa de 35 años, Judy Finnigan.

El pobre Richard estuvo aislado durante dos semanas antes incluso de dirigirse al campamento, y extraña muchísimo a Judy.

Casados ​​en 1986, la pareja es tan inseparable que incluso tuvieron su propio programa de televisión homónimo entre 2001 y 2009.

Este es el tiempo más largo que han pasado separados, y el primer año en que Richard se pierde su aniversario de bodas.

“El domingo, que es cuando sale el primer programa, es nuestro 35 aniversario de bodas”, dijo.

“Así que ese será el primer aniversario de bodas que me he perdido y es uno grande. Le di un regalo antes de irnos y una tarjeta que abrirá ese día. Nos vamos a extrañar mucho. La extrañaré muchísimo.

“Paso todos los días de mi vida con ella, ya sea trabajando con ella o en la casa. Así que sí, ya me siento extrañamente dislocado. Ella es mi brazo derecho y no está aquí”.

Detrás de escena, el camino para Richard y Judy ha sido difícil, desde su desgarradora lucha por estar juntos hasta los problemas de salud que afectaron a Judy en su vida posterior.
(

Imagen:

Ken McKay / ITV / REX / Shutterstock)

Reciba las noticias que desee directamente en su bandeja de entrada. Inscribirse para un boletín de Mirror aquí .

Incluso su hija, Chloe Madeley, de 34 años, ha habló sobre el vínculo intenso de sus padres, afirmar que la cantidad de tiempo que pasan juntos “no es normal”.

“Crecí viendo a mis padres hacer todo juntos”, le dijo a Woman’s Own.

Al comentar cómo se sentía Judy sobre su posible ausencia durante meses, Richard admitió que ella “no estaba exactamente haciendo saltos de alegría por las escaleras”.

Pero él le explicó sus razones para hacer el programa, y ​​ella estuvo de acuerdo en que podría ser bueno para él, alentando a su esposo a “ir a por ello”.

Este es el período más largo de tiempo que Richard, de 65 años, y Judy, de 73, han estado separados “por mucho”, pero ciertamente no es el obstáculo más difícil que han tenido que enfrentar en su unión de décadas.

Ellos se conocieron en 1982 cuando Richard se unió al Granada para presentar junto a Tony Wilson y Judy, quien a sus ocho años era el periodista más experimentado, saludándolo con las palabras: “Hola, soy tu mamá”.

Se conocieron cuando a Judy le asignaron enseñarle a Richard cómo funcionaba en Granada, y ella se hacía llamar su “mamá”.
(

Imagen:

PERIÓDICOS EXPRESOS)

“Recuerdo la primera vez que lo vi. Entró en la sala de redacción y yo estaba sentada en mi escritorio en el otro extremo”, recordó Judy sobre su fatídico primer encuentro.

“Recuerdo exactamente lo que llevaba puesto: un traje de lino azul claro. Pensé que se veía bien. Alto, guapo y todo eso, pero pensé que el traje era un poco llamativo. Luego, como era un novato, me asignaron el trabajo de cuidarlo “, le dijo a The Mirror.

“Estaba sentado en mi escritorio cuando esta mano apareció en mi hombro y miré esta cara y Judy dijo, ‘Hola, soy tu mamá’ y pensé ‘¿Qué?'”, Reveló Richard, quien ya estaba enamorado. en Judy después de verla en la televisión.

Explicando el chiste, continuó: “En Granada cuando llegaba alguien nuevo, alguien era designado como su papá o su mamá para mostrarles el lugar: el comedor, los baños y todo eso. Así que Judy era mi ‘mamá'”.

La atracción era obvia, pero Judy estaba casada con el periodista David Henshaw y Richard estaba en el proceso de separarse de su primera esposa Lynda.

Una noche salieron a cenar y empezó su romance, aunque ambos han insistido en que era mucho más que un “sórdido asunto de oficina”.

Judy, que estaba casada con otra persona cuando se conocieron, inicialmente se preocupó de que Richard no fuera lo suficientemente maduro como para ser un padrastro.

“[Colleagues at Granada] pensó que era una frivolidad, pero no era nada de eso. En realidad fue muy doloroso porque estábamos muy enamorados, pero fue muy difícil “, recordó Richard.

Desde su tercera cita, supo que quería casarse con Judy, pero a los 26, ella temía que él no estuviera listo para ser padrastro de sus entonces gemelos de seis años, Dan y Tom.

“Tenía que estar absolutamente convencida de que Richard era lo suficientemente maduro y lo suficientemente seguro de su propia mente como para que mis hijos no fueran lastimados”, dijo Judy.

“Cuando nos juntamos por primera vez, recuerdo que mi madre le dijo: ‘Si lastimas a esos chicos, nunca te perdonaré'”.

Judy, entonces de 34 años, canceló las cosas, lo que provocó que un devastado Richard se retirara a Grecia durante dos semanas en el verano de 1984, armado con una bolsa de libros sobre padrastros para hacer un examen de conciencia.

“Conocía a Dan y Tom muy bien y estaban aplastando, eran terriblemente dulces, así que me lo tomé muy en serio. Al final supe, por supuesto, que podía hacerlo, quería hacerlo”, dijo.

Richard Madeley y Judy Finnigan comparten su hijo Jack, de 35 años, y su hija Chloe, de 34

Sin embargo, Judy tardó un año en decidirse.

Richard estaba en la luna cuando finalmente tomó su decisión, y fue él.

Lo primero que hicieron como pareja fue llevar a los gemelos a Cornualles durante una semana, y el condado se volvió tan especial para ellos que terminarían viviendo allí años después.

Pero, lamentablemente, su felicidad pronto se convirtió en tragedia cuando Judy primer embarazo terminó en un aborto espontáneo y se vio obligada a dar a luz a su hijo.

Abriéndose sobre la devastadora pérdida de 2018 Canal 4 En el documental Child of Mine, Richard recordó cómo se sometieron a una exploración de rutina a las 16 semanas, solo para enterarse de que su bebé había fallecido.

Recordó: “Fue absolutamente devastador: sin advertencias; sin indicios tempranos, suaves, de la posibilidad de una catástrofe.

“Nuestro bebé acababa de morir. Y todavía estaba en el vientre de Judy.

Richard se perdió su aniversario de bodas por primera vez porque está en I’m a Celeb
(

Imagen:

ITV)

El período en el castillo de Richard será el tiempo más largo que haya pasado lejos de Judy

“La mantuvieron en el hospital durante la noche para una segunda exploración ‘solo para estar absolutamente segura’ y luego la sometieron a un parto inducido.

“Mi corazón se rompió por ella mientras esperaba fuera de la sala de partos. Qué experiencia tan terrible: pasar por los movimientos del parto, sabiendo cuál sería el resultado sombrío”.

Una vez que la pareja se recuperó, su hijo Jack, de 35 años, llegó en 1986, y justo cuando Judy estaba a punto de regresar de la baja por maternidad, se enteró de que estaba esperando a su hija Chloe.

Un desequilibrio hormonal provocó una depresión posparto y, tras años de problemas ginecológicos, se vio obligada a someterse a una histerectomía en 1998, algo que temía que la destruyera. famoso vínculo sexual con Richard.

De hecho, la terapia de reemplazo hormonal que le aplicaron mató tanto su pasión que tuvieron que dormir en camas separadas mientras ella se curaba de la cirugía.

En 1988, Richard y Judy revivieron Esta mañana con antecedentes periodísticos herederos y química natural, pero su aumento de popularidad también provocó un aumento de los chismes falsos y crueles, el peor de los cuales era que ella era alcohólica y él un borracho violento.

“Nos habíamos ido por una semana a Cornualles con nuestros hijos, y el móvil se fue en el auto”, dijo Richard al Guardian sobre escuchar los hirientes rumores.

“Fueron nuestros jefes en Granada quienes decían que se corría un rumor terrible de que estás en una institución de autoayuda para hombres que golpean a sus esposas porque has golpeado a Judy, que Judy está en una clínica seca y que los niños están en cuidado. Estábamos en el puto coche “, dijo.

“Lo rastreamos hasta la fuente … Una persona particularmente venenosa. Había filtrado estos borrones y nunca se publicaron porque hubiéramos limpiado en un caso de difamación. Pero lo único que permaneció como un pedazo de aguas residuales flotantes es esta cosa que bebe Judy. Y no lo hace “.

Ambas partes admiten que tienen una relación ‘celosa y apasionada’, y si alguno de ellos fuera desleal, sería catastrófico.

“Creo que es increíble que haya tenido la suerte de conocer a la mujer que amo. Sé que los matrimonios felices tienen diferentes formas y apariencias, pero me gusta el hecho de que ambos somos posesivos el uno del otro”, dijo Richard a The Mirror.

“Si Judy o yo tuviéramos una aventura, sería el final”.

“No puedo soportar pensar en eso”, estuvo de acuerdo. “Ambos pensamos que el otro es la cosa más preciosa del mundo. Un buen matrimonio es una bendición”.

¿Tienes una historia para compartir? Correo electrónico [email protected]

Lee mas

Lee mas

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.