¡Los dos Amigas, Epernon y Lucé, regresan a la Regional 2!

Diafara Gary, la jugadora-entrenadora de la Amicale de Lucé.

Tres años después de su descenso, los Verdes volverán la próxima temporada a la Regional 2. -Jugador Diafara Gary, que llegó con esta doble etiqueta hace dos años. La covid había frenado su impulso y el de la Amicale en octubre de 2020, cuando su equipo iba en cabeza tras solo tres partidos.

Esta temporada, la cabeza, los Lucéens solo la han dejado caer una vez, en la noche de la jornada 15 y su única derrota de la temporada en Monts (4-1). “Este no partido nos permitió reenfocarnos en el campeonato”, subrayó Diafara Gary quien, autor de 10 goles, aportó su aporte tanto en el campo como en el banquillo.

Semifinalista de la Copa Eure-et-Loir

“Cuando me hice cargo del equipo, el clima no era el mejor. Mi primera misión fue restaurar la imagen, trabajar la imagen del club con chicos que querían mostrar la camiseta, con lucéens puros como Julien Aubry (ex-C’Chartres Football / N3). Casualidad del calendario, la Amicale mostró los colmillos desde la 1ª jornada, al vencer 2 a 1 en Fleury-les-Aubrais, declarada candidata a la ascensión y que acompañará a las Lucéens en la R2. Si el objetivo de los Verdes se cumple, pues, con creces, todavía les quedan algunos retos: acabar campeones de grupo, con una recepción de gala el próximo domingo del delfín Fleury, y la Copa Eure-et-Loir. A partir del jueves, la compañía de Diafara Gary desafiará, en un derbi candente, a su vecino Mainvillois, que aún aspira a subir a la Regional 1.

Amicale Epernon (gallina B)

Jérémy Cortet, el entrenador de Epernon.

Amicale Epernon (gallina B). Epernon solo habrá hecho un breve paso por R3, dos temporadas, dos temporadas marcadas por la pandemia. Llegado al banquillo sparnoniano en verano de 2020, Jérémy Cortet, el exasistente de Christophe Deron, había jurado subir la amarilla y negra en R2. Bet lo logró, aunque la trayectoria fue menos recta que la de Lucé. Después de cinco días, la formación Sparnonian solo tenía dos victorias y fue relegada a ocho cuerpos del líder Merois. “Tuvimos un comienzo mixto y luego llegó el clic después de la dura derrota en Maintenon (3-0). Nos dejaron caer todo el juego. Tuvimos que recomponer todo, cambiar el sistema, pasar de un 4-3-3 a un 3-5-2”, confió ayer Jérémy Cortet.

Invicta, como Lucé, en casa

Y tras esta toma de conciencia, Epernon empezó a encadenar éxitos, seis entre el 21 de noviembre y el 5 de febrero, y el curso en la Copa del Centro también ayudó a que el equipo cogiera confianza. “Nuestro camino a los octavos de final (nota: eliminado por el futuro ganador Avoine, 0-2), tras vencer a la N3 d’Amilly, 5-1, nos ha hecho mucho bien”, resumió Cortet, que, para su primera temporada completa como entrenador de un equipo banderín, ha cumplido íntegramente su contrato. “Intentaremos ir un poco más allá yendo a por el título de campeón, tendremos que ganar en Dreux Horizon (nota: el mar recibirá a Maintenon, el gran ganador de la ascensión)”, concluyó Jérémy Cortet, también feliz de se ha mantenido invicto en casa (9 victorias y 2 empates).

Jean-André Provost

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.