Los países ricos se han reservado la mitad de las futuras dosis de vacunas

| |

WASHINGTON | Un grupo de países ricos que representa el 13% de la población mundial ha precomprado la mitad de las dosis futuras de vacunas COVID-19, según un informe publicado el miércoles por la ONG Oxfam.

• Lea también: Todos los desarrollos de la pandemia COVID-19

• Lea también: La máscara podría proteger mejor que la vacuna, dice un alto funcionario de EE. UU.

• Lea también: Trump dice que la vacuna podría estar lista en un mes

La lógica de estos países es abastecerse como medida de precaución de varios fabricantes competidores, con la esperanza de que al menos una de sus vacunas resulte eficaz, pero el informe subraya urgentemente la dificultad que tendrá parte de la vacuna. la población mundial para encontrar vacunas en el período inicial, mientras que un dispositivo de agrupación internacional llamado Covax, apoyado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es boicoteado por Washington y carece de financiación.

Estados Unidos a partir de mayo, luego Reino Unido, la Unión Europea, Japón y otros países firmaron múltiples contratos garantizando de antemano la producción y la entrega de dosis si los ensayos clínicos en curso fueran concluyentes. Los estadounidenses incluso recibirán dosis a partir de octubre, para estar listos para distribuirlas dentro de las 24 horas posteriores a una posible autorización sanitaria.

El grupo AstraZeneca, socio de la Universidad de Oxford, firmó públicamente la mayoría de estos contratos, pero Sanofi, Pfizer, Johnson & Johnson, la biotecnología estadounidense Moderna, el laboratorio chino Sinovac y el instituto ruso Gamaleïa también han pre-vendido cientos de millones de dosis en todo el mundo, a veces en forma de asociaciones con fabricantes locales.

Según Oxfam, ya se han firmado contratos con cinco de estos fabricantes en la fase 3 de los ensayos clínicos para 5.300 millones de dosis, de las cuales el 51% para países desarrollados, incluidos los anteriores, así como Australia, Hong Kong, Suiza e Israel (las cifras no incluir contratos para vacunas que aún no están en la fase 3).

El resto se ha comprometido con países en desarrollo, incluida India (donde se encuentra el gigante fabricante Serum Institute of India), Bangladesh, China, Brasil, Indonesia y México, según Oxfam.

Estados Unidos de Donald Trump (330 millones de personas) ha reservado un total de 800 millones de dosis de seis fabricantes, y la Unión Europea (450 millones de personas) ha comprado al menos 1.500 millones de dosis, según un recuento de AFP.

“El acceso vital a las vacunas no debería depender de dónde viva o de cuánto dinero tenga”, dijo Robert Silverman de Oxfam.

Los expertos en salud pública han propuesto varios modos de distribución global: a la OMS le gustaría darle a cada país lo suficiente para vacunar al 20% de su población; un grupo de especialistas en ética sugirió dar prioridad a los países donde el virus mata más.

Pero Estados Unidos ha anunciado que tiene la intención de ofrecer la vacuna primero a todos sus habitantes, no solo a los vulnerables y los ancianos.

Este tipo de “nacionalismo de las vacunas” fue denunciado por múltiples funcionarios de salud pública, y por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en un discurso el miércoles por la mañana ante el Parlamento Europeo.

Previous

19 – RKI informa 2.194 nuevas infecciones por corona

Corona: lo que piensan los suizos sobre el requisito de la máscara y la vacunación obligatoria

Next

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.