Los reyes abrirán la legislatura el 3 de febrero en un Congreso que no cambiará su control al Gobierno | España

0
27

La legislatura XIV finalmente comienza. Incluso en sus aspectos más simbólicos. Los reyes abrirán oficialmente esta sesión el próximo lunes 3 de febrero en una sesión plenaria solemne que comenzará a las 12.00. En la legislatura anterior, Felipe VI no tuvo la oportunidad de dar este discurso institucional ante el Ejecutivo y todos los diputados y senadores, ya que la investidura del candidato a la Presidencia no tuvo éxito y el Gobierno estaba en el cargo. Será la primera vez que el Rey inaugure una legislatura ante un Gobierno de coalición, en este caso del PSOE con United We Can.

En la solemne apertura de las Cortes, el Rey suele estar acompañado por la Reina y sus hijas, acceden al vestíbulo de Isabel II del Congreso a través de las escaleras que se comunican con las puertas de los leones de la Carrera de San Jerónimo, donde se encuentra la familia real. recibe honores militares. En la entrada, los reyes serán recibidos por los presidentes del Congreso y el Senado, los socialistas Meritxell Batet y Pilar Llop, y los miembros de las mesas de ambas cámaras. Ya con los reyes en la presidencia, se interpreta el himno nacional, el presidente de las Cortes dará un discurso y dará paso a la intervención institucional del monarca que abrirá la legislatura.

La última vez que el jefe de Estado abrió una legislatura fue el 17 de noviembre de 2016, luego con el Gobierno del PP y Mariano Rajoy. Fue su segunda intervención de este tipo desde su proclamación como monarca en junio de 2014. En esa sesión plenaria, participaron los diputados del PNV y la marca anterior JuntsxCat (PDeCAT), pero ERC y Bildu optaron por presentar una propuesta a la realeza. familia. Los diputados de Podemos, y en esa ocasión el líder de IU, Alberto Garzón, ahora ministro, evitaron aplaudir el discurso del Rey. En esta sesión plenaria, los 13 parlamentarios de ERC y el Bloque Nacionalista de Galego están ausentes, quienes tampoco han asistido a las rondas de consultas con el monarca para designar a un candidato a la Presidencia.

Al día siguiente, el 4 de febrero, la primera sesión plenaria de esta XIV legislatura tendrá lugar a partir de las 3 pm para abordar la validación de tres decretos reales pendientes y la reforma de las Reglas de los Tribunales para formalizar los nombres de todas las comisiones de trabajo de de acuerdo con los ministerios actuales.

Todas estas decisiones han sido abordadas en una Mesa Redonda del Congreso que se reunió el jueves en la que el PP y Vox han propuesto cambios en el calendario para no superponer las sesiones de control ejecutivo con los Consejos de Ministros que desde este período el Gobierno celebra los martes. La mayoría progresiva de la Mesa (seis de sus nueve componentes son del PSOE y Podemos y tres del PP y Vox) no aceptan cambiar esas sesiones, que ahora se llevarán a cabo los miércoles temprano en el Congreso y los martes durante el tarde en el Senado, pero la decisión de no cambiar el calendario habitual de los últimos años será tomada por la Junta de Portavoces la próxima semana.

La vicepresidenta popular, Ana Pastor, se quejó en la entrada de la reunión porque entiende que así es como el poder ejecutivo perjudica el control de la oposición y la legislatura. Y no tanto por el margen limitado que queda para adaptar las preguntas de control a lo que el Consejo de Ministros podría haber aprobado el martes por la mañana, sino por la superposición que la propia agenda del ejecutivo impondrá en el trabajo legislativo, y en particular a las iniciativas legislativas de la oposición en el Parlamento.

El vicepresidente de Vox en la Mesa, Ignacio Gil Lázaro, se unió a estas posiciones de protesta por robar espacio a la oposición y presentó una agenda de trabajo alternativa que no prosperará: las reuniones del lunes de los cuerpos del Congreso (Mesa y Junta); Martes por la mañana comisiones e iniciativas gubernamentales por la tarde; Miércoles por la mañana iniciativas de oposición y comisiones por la tarde; y el jueves por la mañana control al Ejecutivo y en la tarde final del plenario y más comisiones. La mayoría progresiva solo señaló que podrían acordar reducir el límite para registrar preguntas de control al Ejecutivo hasta el martes por la tarde, cuando la sesión misma comenzará a las nueve de la mañana los miércoles.

La Mesa ha aprovechado su reunión de esta semana para abordar el calendario regular de sesiones plenarias de este próximo semestre, que comenzará en la semana del 11 de febrero y con una primera sesión de control para el Ejecutivo el miércoles 12. La reorganización del El Congreso también se ve afectado por el nuevo modelo de gobierno que el presidente Pedro Sánchez ha hecho. La Mesa lo ha ratificado para que haya 21 comisiones de trabajo, adaptadas a las funciones y la nominación de los respectivos Ministerios, y otras cinco permanentes no legislativas.

El órgano rector del Congreso también ha decidido que en cada comisión habrá 37 diputados y no 43 como en la última legislatura, con una distribución de componentes proporcional a la representación de sus partidos después de las últimas elecciones. El representante de Vox, Ignacio Gil Lázaro, protestó nuevamente porque nadie de la mayoría progresiva los contactó para hablar y justificar esa nueva distribución y denunció el “cordón sanitario” que de hecho se les aplicaba en las Cortes, agregó, también con el aprobación del PP que se presta para negociar estos asuntos con el PSOE y Podemos.

.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here