Meghan Markle, documental del Príncipe Harry crea dolor de cabeza para la Reina

La reina había regresado de su escape de verano en Balmoral durante solo 10 días cuando estalló la última crisis real.

La semana pasada, el mundo se enteró de que Harry y Meghan, duque y duquesa de Sussex, habían permitido que un equipo de camarógrafos los siguiera en su reciente gira por Sudáfrica.

No solo los filmó en el trabajo, ganando corazones y multitudes encantadoras, resultó que habían decidido usar el rodaje para expresar su angustia personal. Después de un año de percances traumáticos y acaparadores de titulares y escaramuzas con los medios, estaban poniendo todo sobre la mesa.

Siempre prometió ser algo explosivo, pero cuando se emitieron las entrevistas reales con Harry y Meghan, fue el equivalente de los medios de una detonación nuclear.

Desde que el documental se transmitió en el Reino Unido hace dos días, (se transmite en el Canal 10 esta noche a las 7:30 p.m.) los titulares y las portadas han estado dominados por las asombrosas verdades hogareñas que la pareja ofreció, desde que Harry admitió una grieta con su hermano Príncipe William a revelar "cada vez que escucho un clic, cada vez que veo un destello, me lleva de vuelta" (a la muerte de su madre).

Y Meghan estaba lanzando sus propias bombas de verdad, diciendo que "existen, no viven" y confiesa "No estoy bien".

Tendría que ser un psicópata o que le hayan extirpado el corazón quirúrgicamente para no sentir profundamente a la pareja. Están claramente cansados ​​y emocionales, magullados y sufriendo, su salud mental se dobla.

RELACIONADO : Advertencia problemática que Meghan ignoró

RELACIONADO: "¿Estás bien?", La respuesta devastadora de Meghan

Pero el doco plantea más preguntas de las que responde, específicamente, ¿a dónde diablos van desde aquí? El anfitrión Tom Bradby dice al final: “¿Si tomarlo un día a la vez no es suficiente? Si esto es existente no vivo? ¿Entonces que?"

Y ahí está el enigma que seguramente debe estar frunciendo el ceño desde el Castillo de Windsor hasta Clarence House esta semana. Esta es una crisis existencial real de la que la Reina y los llamados Hombres de Gris que la rodean no han tenido que lidiar durante décadas. (Tenga en cuenta que la oficina de Harry y Meghan se encuentra en el Palacio de Buckingham).

¿Qué les sucede a dos miembros de la familia real que trabajan a tiempo completo cuando se hace evidente que ser miembros de la familia real que trabajan a tiempo completo está teniendo un costo tan extremo?

Todo lo cual coloca a Queen & Co. en una posición peligrosa.

¿Cómo puede ser que el edificio real simpatice y cuide adecuadamente a los Sussex mientras se asegura de que cumplan con sus responsabilidades como miembros de la realeza?

¿Cómo equilibrar el impulso de los Sussex para marcar la diferencia y al mismo tiempo protegerlos de las fuerzas externas amortiguadoras y amortiguadoras que han sido una constante en la vida real durante décadas?

¿Cómo cuidar a dos seres humanos y al mismo tiempo garantizar que esta situación no desvíe toda la atención del resto del injerto diario aburrido pero esencial de la familia real? (Esos salones Scout y unidades de oncología no se abrirán).

Si bien existe una gran simpatía por la difícil situación de Harry y Meghan, los funcionarios del Palacio seguramente también deben ser conscientes de la constante necesidad de demostrar que la familia real es una inversión que vale la pena desde el punto de vista público.

Parte del problema radica en la impresionante ética de trabajo de los Sussex. Pueden estar tomando un descanso de seis semanas, pero no muestran signos de deshacerse de sus trabajos diarios para pasar el rato en Frogmore Cottage creando tableros de visión o WhatsApping the Obamas.

Para su inmenso crédito, tienen una plataforma global y están decididamente decididos a usarla.

Pero este escenario es similar a un jugador de fútbol lesionado que quiere volver al campo y espera que nadie los aborde con demasiada fuerza y ​​rompa más huesos.

Porque si bien Harry y Meghan podrían haber arrojado el guante con respecto a algunos medios de comunicación después de iniciar acciones legales contra tres periódicos del Reino Unido a principios de este mes, sería ingenuo pensar que mucho va a cambiar en el futuro. Los tabloides y las hojas de todas las franjas de repente no van a pasar a críticas entusiastas sin parar y un flujo constante de aplausos.

La familia real tiene mucho más en común con los Kennedy que con los Kardashians. Cumplen un papel político y con eso viene un nivel de escrutinio al que la mayoría de nosotros retrocederíamos.

El costo personal de ese nivel de resplandor público es aterrador. Hay una razón por la cual las dos novias serias de Harry antes de Meghan, Chelsy Davy y Cressida Bonas, aprovecharon la oportunidad de ser un SAR de buena fe.

El dolor de cabeza para la Reina ahora es cómo ayudar a los Sussex a forjar un papel en la familia real que cumpla con sus obligaciones sin dejar que sean sacrificados en nombre del bien real mayor.

Si bien existe un respeto global por su valentía al presentar sus batallas personales, Harry y Meghan también necesitan crucialmente su trabajo para generar el respeto del público británico (y de la Commonwealth) porque esa es la moneda que la familia real necesita para sobrevivir.

Lo único que parece seguro decir es que todos, desde la Reina hasta los flunkeys reales y los mandarines hasta Harry y Meghan, ahora se encuentran en un territorio desconocido. Esta es una situación casi imposible y la solución probablemente se encuentre en un nuevo modus operandi real completamente nuevo.

Cuando Diana, princesa de Gales, se separó del príncipe Carlos en 1992, se forjó un nuevo papel como una especie de miembro de facto de la familia real con menos privilegios pero menos responsabilidad. Tres décadas después, su hijo, para bien o para mal, sigue sus pasos.

Daniela Elser es una experta real y escritora con 15 años de experiencia trabajando para algunas de las principales marcas de medios de Australia..

. (tagsToTranslate) familia real (t) una sola vez (t) Viaje africano (t) pandeo de salud mental (t) crisis real (t) verdades caseras asombrosas (t) futbolista lesionado (t) ética de trabajo impresionante (t) novedoso modus real (t) equivalente a los medios (t) equipo de cámara (t) críticas sin parar (t) mentiras de problemas (t) escape de verano (t) marcas de medios (t) tableros de visión (t) bombas de verdad (t) oncología unidades (t) vida real (t) experto real (t) edificio real (t) flunkeys reales (t) peaje extremo (t) crédito inmenso (t) situación imposible (t) dolor de cabeza gigante (t) material explosivo (t) nuclear detonación (t) mundo aprendido (t) seres humanos (t) doco plantea (t) crisis existencial real (t) inversión rentable (t) entrevista emocional (t) Sudáfrica (t) África austral (t) África (t) Australia (t) Australia y Nueva Zelanda (t) Oceanía (t) Clarence House (t) Agence France Presse (t) Harry & Meghan (t) Príncipe William (t) Duque de Cambridge (t) Charles (t) Príncipe de Gales ( t) Anfitrión Tom Bradby (t) Diana (t) Princesa de Gales (t) Chelsy Davy (t) Samir Hussein (t) Meghan Markle

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.