Myanmar pone bajo llave a la ganadora del Premio Nobel Aung San Suu Kyi (76) | En el extranjero

| |

Según una fuente familiarizada con el caso, el juez pronunció el veredicto inmediatamente después de convocar la audiencia. La fuente desea permanecer en el anonimato ya que no está autorizada para hablar con los medios.

Después de esta condena, la pena total de prisión de Suu Kyi será de once años. Esto excluye un regreso político para el ganador del Premio Nobel de 76 años en el país del sudeste asiático.

El tribunal de Naypyidaw la declaró culpable de aceptar sobornos por un total de 600.000 dólares estadounidenses y 11,4 kilogramos de oro del ex alto funcionario de la ciudad de Yangon. Testificó contra Suu Kyi en octubre y dijo que la sobornó a cambio de su apoyo.

Suu Kyi fue destituida como líder electa en febrero del año pasado por el general Min Aung Hlaing, quien está reprimiendo a los disidentes con una fuerza brutal. Él la encarceló en un lugar no revelado sin visitantes.

Según los observadores, la junta está tratando de desacreditar a Suu Kyi con las demandas después de que su partido, la Liga Nacional para la Democracia (NLD), obtuviera más del 80 por ciento de los escaños en las elecciones parlamentarias de 2020.

«Destruir la democracia en Myanmar también significa deshacerse de Aung San Suu Kyi y la junta no deja nada al azar», dijo Phil Robertson, vicepresidente de Human Rights Watch para Asia.

El ejército acusó a Suu Kyi de una variedad de delitos, incluida la violación de la ley de secretos de estado de la era colonial y múltiples cargos de corrupción. Se enfrenta a un total de 190 años de prisión.

Impostor

Suu Kyi, la hija del difunto héroe de la independencia Aung San, ha negado todos los cargos, calificándolos de «absurdos». La comunidad internacional ve todos los juicios en su contra como una farsa y ha exigido su liberación inmediata.

Las audiencias se llevan a cabo a puerta cerrada en la capital de Myanmar, Naypyidaw. La junta prohibió a los cinco abogados de Suu Kyi hablar con los medios porque sus comentarios podrían desestabilizar el país, dijeron los generales.

El ejército de Myanmar ha estado aterrorizando a su propio pueblo durante décadas con una violencia brutal. Los ataques aéreos, las masacres, las violaciones y los incendios de aldeas han continuado desde que los militares tomaron el poder en febrero y se han extendido desde las zonas fronterizas con minorías étnicas hasta las partes centrales del país.

El país ha estado en caos desde el golpe. Al menos 1.794 personas han muerto por la violencia del ejército, según la organización de refugiados políticos de Myanmar AAPP. Pero el número real es probablemente mucho mayor.

Previous

Vacunan a niños con dosis para COVID-19 de dudosa procedencia – Diario La Tribuna

Hallan cuerpo en bosque de hombre desaparecido desde febrero | Amersfoort

Next

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.