No más llamadas telefónicas no deseadas: ¿se acerca el punto de inflexión?

Si no se traicionan las promesas, un punto de inflexión puede estar cerca llamadas telefónicas no deseadas que recibe en sus teléfonos inteligentes todos los días. A finales de mes, según Corriere della Sera, ya podría estar en vigor la nueva normativa, que ampliaría la aplicabilidad de la Registro Público de Oposiciones, trasladando las mismas funciones también a los números de telefonía móvil.

El nuevo Registro Público de Oposiciones

Un punto de inflexión, en definitiva, porque significaría que el Estado implementaría lo que ahora solo es posible instalando aplicaciones especiales de filtrado en los principales números reportados como no deseados por la comunidad. “En unas semanas estará activa la nueva regulación sobre el registro de oposición, extendida a las llamadas automatizadas, sin operadores y en telefonía móvil“Con estas palabras vendría la confirmación de simone baldelli, presidente de la Comisión Parlamentaria de Protección al Consumidor, completo con confirmación del Viceministro de Desarrollo Económico, Gilberto Pichetto Fratín: “Ya se acordó la propuesta normativa para recibir los dictámenes y luego proceder a su transmisión al Consejo de Ministros para su deliberación y luego al Presidente de la República“.

El RPO ahora está disponible con un especial sitio oficial que enumera su definición, funciones y oportunidades:

El Registro Público de Oposiciones […] es un servicio gratuito para el usuario que le permite oponerse a la utilización con fines publicitarios de los números de teléfono de su propiedad y las correspondientes direcciones postales asociadas, presentes en las listas públicas, por parte de los operadores que realizan actividades de marketing a través del teléfono y/o papel correo. Con el RPO es posible bloquear el tratamiento de los datos personales, presentes en los directorios telefónicos públicos, por parte de los operadores que utilizan estos directorios para realizar actividades de marketing por teléfono y/o correo en papel. La oposición no anula la validez de los consentimientos para contactos con fines comerciales, emitidos directamente por los usuarios a las empresas individuales, sin perjuicio del derecho de oposición previsto en el art. 21 del Reglamento (UE) 2016/679. […] Por abonado telefónico se entiende el usuario -o cualquier persona física, jurídica, organización o asociación- titular de un número de teléfono presente en las guías telefónicas públicas. Para no recibir comunicaciones comerciales no solicitadas, el suscriptor puede oponerse al tratamiento de sus datos, realizado por teléfono y/o correo postal, registrando su número de teléfono en el RPO de forma gratuita.

Particularmente importante es el hecho de que el nuevo Registro debe cancelar todos los consentimientos anteriores, convirtiéndose en una referencia fundamental para expresar los deseos del usuario. Tabula rasa, en definitiva: los consentimientos anteriores se vuelven frágiles ante la presencia del nuevo Registro y éste tendrá prioridad sobre los derechos adquiridos anteriormente por las agencias de telemercadeo. Cualquier iniciativa de promoción telefónica deberá, por tanto, interconectarse con el Registro a partir de ahora, recurriendo únicamente a la lista de usuarios que no hayan solicitado proactivamente la exclusión.

Todo cambia no sólo cuando los números de móvil entran en el nuevo Registro, sino cuando hay total claridad sobre las posibilidades que ofrece el telemarketing, clavándolas en sus posibles responsabilidades.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.