Nuevos datos revelan que los impulsores moleculares de la enfermedad ocular tiroidea (TED) pueden permanecer activados en pacientes con baja puntuación de actividad clínica (CAS)

DUBLÍN–()–Horizon Therapeutics plc (Nasdaq: HZNP) anunció hoy la presentación de nuevos datos que definen patrones moleculares en TED e implican aún más el papel del factor de crecimiento similar a la insulina-1 (IGF-1) en pacientes con bajo CAS. Estos datos fueron presentados durante la Reunión Anual de la Academia Estadounidense de Oftalmología (AAO 2022), del 30 de septiembre al 3 de octubre en Chicago.

TED es una enfermedad autoinmune rara progresiva y potencialmente amenazante para la visión, que históricamente se ha caracterizado como bifásica: aguda, que tradicionalmente se cree que son pacientes con CAS alto y más temprano en su viaje TED; y crónicos, que tradicionalmente se cree que son pacientes con CAS bajo y más tarde en el curso de su enfermedad.1 Este análisis revela que en pacientes con CAS alto y bajo, existe una clara activación de IGF-1 y vías relacionadas, así como la organización de la matriz extracelular (ECM), una red estructural que respalda los procesos celulares.2

“Al demostrar que la actividad de la enfermedad permanece en pacientes con CAS bajo, este análisis puede ayudar a explicar por qué muchos pacientes que han vivido con la enfermedad ocular tiroidea durante varios años todavía luchan con síntomas desafiantes que pueden ser debilitantes”, dijo Shoaib Ugradar, MD, The Jules Stein Eye Institute de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA). “Es importante que los médicos sean conscientes de la activación continua de IGF-1 durante el curso de la enfermedad y su impacto potencial en las decisiones de tratamiento”.

El estudio analizó el genoma del ácido ribonucleico (ARN) secuenciación y análisis de vías en tejido orbitario de pacientes con CAS ≥ 3 y pacientes con CAS ≤ 2, así como cinco sujetos control. Aunque los pacientes con CAS alto a menudo se distinguen por la activación de las vías del sistema inmunitario, que en gran medida no se ven afectadas en los pacientes con CAS bajo, se encontró que el IGF-1 y sus vías relacionadas estaban regulados al alza en ambas etapas de la enfermedad. Un análisis adicional sugiere que la actividad de IGF-1 juega un papel central en la vinculación de las vías inmune y ECM en personas con TED.2

La regulación al alza de IGF-1 que se encuentra en pacientes con bajo CAS con duración prolongada de la enfermedad está respaldada por un creciente cuerpo de evidencia que describe el impacto de TED en personas que han vivido con él durante varios años.3 Una evaluación publicada en la revista Oftalmología y Terapia en 2021 descubrió que la carga de la enfermedad continúa hasta bien entrada la fase crónica, lo que afecta la vida diaria con cambios visuales persistentes y en la apariencia, lo que aumenta el riesgo de ansiedad y depresión.4

“Este estudio, que representa uno de los primeros análisis moleculares del continuo de la enfermedad ocular tiroidea, confirma que es posible que esta desafiante enfermedad no desaparezca simplemente después de algunos años de síntomas evidentes”, dijo Jeffrey W. Sherman, MD, FACP, vicepresidente ejecutivo, director médico de Horizon. “Estamos comprometidos con investigaciones pioneras como esta para comprender mejor los impulsores de la evolución de esta enfermedad a fin de brindar un mejor apoyo a los pacientes que viven con la enfermedad ocular tiroidea a lo largo de sus vidas”.

Acerca de la enfermedad ocular tiroidea (TED)

TED es una enfermedad autoinmune rara grave, progresiva y potencialmente amenazante para la visión.1 TED a menudo ocurre en personas que viven con la enfermedad de Graves, pero es una enfermedad distinta causada por autoanticuerpos que activan un complejo de señalización mediado por IGF-1R en las células dentro del espacio retroorbitario.5,6 Esto conduce a una cascada de efectos negativos, que pueden causar daños irreversibles a largo plazo, incluida la ceguera. Los primeros signos y síntomas de TED pueden incluir ojos secos y arenilla; enrojecimiento, hinchazón y lagrimeo excesivo; retracción del párpado; proptosis; presión y/o dolor detrás de los ojos; y diplopía.7,8

Acerca de horizonte

Horizon es una empresa global de biotecnología centrada en el descubrimiento, desarrollo y comercialización de medicamentos que abordan las necesidades críticas de las personas afectadas por enfermedades raras, autoinmunes e inflamatorias graves. Nuestro canal tiene un propósito: aplicamos la experiencia científica y el coraje para brindar terapias clínicamente significativas a los pacientes. Creemos que la ciencia y la compasión deben trabajar juntas para transformar vidas. Para obtener más información sobre cómo hacemos todo lo posible para impactar vidas, visite www.horizontherapeutics.com y síguenos en Gorjeo, LinkedIn, Instagram y Facebook.

Referencias

  1. Barrio-Barrio J, et al. Oftalmopatía de Graves: clasificación, evaluación y manejo de VISA versus EUGOGO. Diario de Oftalmopatía. 2015;2015:249125.

  2. Ugradar S, et al. Comparación del transcriptoma del genoma completo de la enfermedad ocular tiroidea aguda y crónica: aparición de una firma molecular. Presentación oral en: Academia Americana de Oftalmología (AAO); 2022 30 de septiembre – 1 de octubre; Chicago, IL.

  3. Wang Y, et al. Enfermedad ocular tiroidea inflamatoria y no inflamatoria: comparación de signos, síntomas y calidad de vida de la enfermedad en pacientes estadounidenses. práctica de endodoncia. 2022;28(9):842-846.

  4. Cockerham KP, et al. Calidad de vida en pacientes con enfermedad ocular tiroidea crónica en los Estados Unidos. Oftalmol Ther. 2021;10(4):975-987.

  5. Weightman DR, et al. Autoanticuerpos contra los sitios de unión de IGF-1 en la oftalmopatía asociada a la tiroides. Autoinmunidad. 1993;16(4):251–257.

  6. Pritchard J, et al. La activación de inmunoglobulina de la expresión quimioatrayente de células T en fibroblastos de pacientes con enfermedad de Graves está mediada a través de la vía del receptor del factor de crecimiento similar a la insulina 1. J inmunol. 2003;170:6348-6354.

  7. Bartalena L, Kahaly GJ, Baldeschi L, et al. Las Directrices de práctica clínica del Grupo Europeo sobre Orbitopatía de Graves (EUGOGO) de 2021 para el tratamiento médico de la Orbitopatía de Graves. Eur J Endocrinol. 2021;185:G43-G67.

  8. McKeag D, et al. Características clínicas de la neuropatía óptica distiroidea: una encuesta del Grupo Europeo sobre Orbitopatía de Graves (EUGOGO). Br J Oftalmol. 2007;91:455-458.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.