Pequeño tango y grande en la vida. Conversación con el compositor Arturas Maskats / Artículo

Henrietta Verhoustinska: En su biografía creativa, Ojārs Vācietis juega un papel muy importante. Recordamos el maravilloso concierto “Vācietis. Noviembre. Concierto de Piano” en honor al setenta aniversario de la alemana a principios de los 2000. El próximo año son los noventa alemanes. ¿Existe la intención de restaurar este concierto, escenificarlo de nuevo?

Arturo Muscat: Esa es la intención, sí. Estamos pensando en ello con Sigvardas Kļavas, Latvian Concerts, cómo esos eventos podrían expandirse nuevamente. Está claro que el Coro de la Radio de Letonia, que no solo es un maravilloso intérprete de clase mundial de cualquier música coral, tanto clásica como contemporánea de Letonia, es extremadamente patriota de nuestra poesía. El próximo año es la conmemoración del noventa aniversario de Imantas Ziedonis y Ojārs Vācietis. Y el coro de Latvijas Radio está relacionado tanto con un poeta como con otro, yo estaré relacionado con Ojāras Vācieti, probablemente.

En septiembre, tuvo un hermoso concierto de autor en el “Gran Ámbar” de Liepāja, donde sus canciones teatrales fueron interpretadas por tres actores diferentes, dos de ellos [Mihaila Čehova Rīgas] del Teatro Ruso y Everita Piata-Gertner del Teatro Liepāja. Raymond Pauls siempre bromea sobre cómo los actores interpretan las canciones, pero él mismo continúa escribiendo estas canciones para los actores. ¿Qué es lo que te conecta con las canciones de actuación y teatro?

El primer requisito es probablemente que el actor sea musical, y gracias a Dios he tenido mucha suerte en la vida con los actores. Los actores para los que he escrito y con los que he tenido una colaboración creativa, yo mismo llegué a ellos de alguna manera como personas particularmente musicales, eso es quizás lo más importante. Entregan especialmente el texto, entregan específicamente todos los matices sutiles que hay en el texto, incluso si no pueden hacerlo vocalmente o no tan perfectamente como lo haría un profesional de alto nivel o ya sea un maestro de la luz o géneros pop, o incluso un cantante de ópera, todavía el actor lo hará por sí mismo y lo hará con una visión más profunda del poema. Porque siempre compongo un poema, nunca escribo una melodía, y luego viene algo de poesía. Para mí, el impulso inicial siempre es exactamente el poema.

El Fondo de Apoyo y Desarrollo Cultural Andrej Žagar ha reanudado su actividad. Fuiste compañero de armas de Andrejs Žagar en el teatro de la ópera [LNOB]. Durante Žagar, ¿fuiste el director artístico?

Sí, todos esos diecisiete años trabajamos muy de cerca. Mucho se ha vivido, mucho se ha vivido y mucho ha traído momentos de felicidad absoluta. Andrejs sabía cómo excitar y encender, y lo principal que sabía era cómo convertir su idea a veces loca, completamente loca en una idea común para todos y llevar a todos a la realización de esta idea. Aunque pareciera que era casi irreal, me pregunto si podría pasar, Andrejs supo decirnos, y quizás también a sí mismo, que pasaría y así ya estaba dado el impulso para que empezáramos a trabajar en esa dirección. Le estoy muy agradecida, porque me ha dado una carga de energía enorme, tal vez para toda la vida…

También sus obras, el ballet “Las amistades peligrosas” y en parte también la ópera “Valentina”, que ya se representó después de que Andrei dejara la ópera, pero que fue creada durante la época de Žagar, estas obras maestras suyas…

Es cierto que fue bastante difícil combinar una carga administrativa con escribir obras tan grandes. Y Andrej y yo a veces discutíamos que yo, digamos, no puedo hacerlo o no puedo hacerlo tan bien como me gustaría y como debería. Pero de alguna manera el destino cambió, y siempre supimos apoyarnos incluso en los momentos más difíciles.

¿Cómo se vio afectado Andrej como persona, como personalidad, por la decisión de la Ministra de Cultura Žaneta Jaunzeme-Grande de despedirlo del cargo de director de ópera?

Es difícil para mí decirlo, porque Andrej pareció cerrarse en ese momento, permaneció hasta cierto punto consigo mismo, tal vez más que nunca. La ópera, era el campo de sus sueños, era el campo más ideal de su actividad, donde podía realizar sus ideas. Se lanzó a todos lados, se lanzó a todo tipo de proyectos, comenzó a ser invitado más como director en el extranjero, lo que significa que estaba menos en Letonia. También trató de crear ese festival báltico [Baltijas muzikālās sezonas], que empezó compitiendo en Jurmala, puso ahí sus esfuerzos. En una palabra, buscaba dónde poner su energía creativa, y en ese sentido era extremadamente rápido, acomplejado, pero personalmente, por supuesto, todo esto lo impactó muy profundamente.

También cayó gravemente enfermo, y creo que eso tuvo algo que ver con este hecho en su biografía. Hicimos una película con Zita Kaminska [LTV dokumentālā filma “Žagari”] sobre los hermanos Žagar. Incluso al final de su vida, cuando la verdad ya estaba contada para él, Andrejs Žagar todavía estaba pensando en cómo participaría en la competencia por el puesto de director de ópera y habló sobre sus planes para el desarrollo de la ópera.

Andrej tenía una cualidad fantástica, que una persona tiene mucho, creo, desde arriba: nunca cometió errores sobre lo que no sucedió o lo que no sucedió. Podía estallar rápidamente, ser extremadamente duro, pero no sabía cómo guardar un profundo rencor, siempre pensaba en el futuro, incluso en situaciones muy difíciles. E incluso entonces, cuando su salud estaba tan amenazada, trató de pensar en el futuro todo el tiempo. Estuvimos juntos en algunos viajes al extranjero, también durante su última etapa, siempre sentí esa tensión mental y ganas de descubrir y hacer algo de nuevo en Andreja. Era creativo, era un artista de la vida.

Dígame, por favor, la Fundación de Promoción y Apoyo a la Cultura Andreja Žagar, ¿qué hace, cuáles son sus principales objetivos y tareas?

Las tareas principales son mantener el nombre de Andrej en la escena cultural para aquellos para quienes este nombre es importante y también presentarlo a otros. Han pasado más de tres años desde que Andrei se fue. Pero nos alegramos de que estos conciertos, que organizamos bajo el nombre de “Amigos de Andrej Žagar”, ya se hayan convertido, con suerte, en una buena tradición. Música de ópera de alta calidad, celebración de ópera de alta calidad, diría yo. Svetki, el nombre que probablemente pertenecía más a Andrei. Creo que sería importante crear un libro sobre él, hay una enorme cantidad de material.

Edith Tischheiser escribe este libro.

Edith conoce a Andreja desde hace más de cuarenta años, al igual que yo lo conozco desde hace más de cuarenta años desde la primera, primera juventud. Y ella sabe y entiende mucho en esta vida extraordinaria. [..] Lo que Andrei siempre soñó: trabajar con gente nueva, y lo logró. Andrei tenía una habilidad única para descubrir nuevos talentos.

El “Gran Ámbar” de Liepāja, donde tuvo lugar el concierto de sus canciones de teatro originales, fue también el concierto de apertura de la temporada de la Orquesta Sinfónica de Liepāja con el nuevo director principal Gunti Kuzma en el escritorio del director, donde su obra triple especial “Dances of Childhood’s Butterflies “, escrito para una composición muy inusual, se estrenó: Reinis Zariņš tocaba el piano, Iveta Apkalnas tocaba el órgano y Dita Krenberg tocaba la flauta. ¿Cómo se te ocurrió esta combinación única, que en realidad nunca ha sucedido en la historia de la música?

¡Gracias por una pregunta tan interesante! De hecho, si hubiera sabido lo que sería para mí la noche del 17 de septiembre cuando se me ocurrió la idea, me habría asustado un poco. [smejas]. Surgió la idea de escribir “Childhood Butterfly Dances”, entonces no se llamaba así, era solo una idea de escribir un concierto así después del estreno de mi concierto para piano hace unos cinco años, Iveta Apkalne casualmente está allí, Reinis Zariņš tocó ese concierto para piano. Entonces ambos dicen, ya sabes, deberías escribir algo para los dos junto con la orquesta. Estuve de acuerdo fácilmente. Digo, sois fantásticos, os quiero mucho a los dos y trataré de hacerlo lo mejor que pueda. Entonces, no sé dónde, vino Dita Kreinberg y dijo que ella también debería estar allí. Dije que sí, bueno, que así sea. [abi smejas]. Pero se suponía que iba a suceder a principios de marzo, para este estreno, dos días antes del estreno, Guntis Kuzma enfermó de covid, tuvo que cancelarse. Y luego, en medio de este verano, me di cuenta de que dos de estos conciertos comenzarían en la misma noche… Pensé, como en el poema de Eric Adamson, que Dios estaba jugando conmigo.

Reinis Zariņš dijo que “Danzas de mariposas infantiles” cubre todo el espectro de los sentimientos de la infancia, desde los más dramáticos hasta los más brillantes. ¿Cuál fue la parte más dramática y brillante de su infancia?

Esa época no fue fácil, crecí en diferentes familias, se puede decir. Crecí con mi madre, luego mi madre tuvo otra familia. Luego crecí con la hermana de mi madre, mi madrina y también mi padrino. Debo decir que estas dos personas, en especial mi madrina, fueron la mayor felicidad de mi vida, porque sin ella no me hubiera formado, no hubiera terminado las escuelas que tuve la suerte de terminar. Se convirtió en la persona más cercana a mí. Y para un niño tan pequeño de siete, ocho, nueve años, hay transformaciones bastante grandes, este cambio de circunstancias. Al principio se pensó que solo estaría un tiempo, en la familia de la madrina, pero luego resultó que no, es para siempre, de por vida. Así como van pasando los años y mirando hacia atrás; también un evento maravilloso – Me bautizaron en Nochebuena en la pequeña y hermosa iglesia de Strenči, y fueron mis padrinos quienes me sostuvieron en sus brazos… Todo se unió aquí, y pensé que debería escribir ese concierto sobre estos recuerdos. Ni el padrino ni la madrina están en este mundo, pero esto se los dedico. Por lo tanto, esa pieza está llena de un sentimiento de alegría, de nostalgia, de tristeza, y tal vez también de recuerdos de alegría tan vertiginosos que solo se encuentran en la infancia.

Artur, ¿qué vas a presentar por tu parte en la rica oferta de este otoño, qué más podemos esperar de ti?

He asumido algunos trabajos grandes que trataré de hacer.

Escuché que se está haciendo una película sobre el tango.

Sí, la película ya está terminada. Es una película documental “Tango por la vida” coproducida por Italia y Letonia. Incluso es difícil para mí definir el género de esta película, porque estoy participando como actor hasta cierto punto (risas)…

… ¡Aunque sea un documental!

Sí. Nunca pensé que estaría involucrado en algo así, pero es interesante. La película trata sobre mi tango sinfónico siendo escuchado por una pareja en Italia, un esposo y una esposa apasionados por el baile del tango. Por otro lado, cuando me entero de su situación de vida, me enfoco en conocerlos. El esposo padece la enfermedad de Parkinson desde hace dieciocho años, en principio, el camino está despejado, porque la enfermedad no es realmente tratable. Pero sus médicos también creen que su baile de tango, lo que el tango requiere de él: la coordinación de movimientos, la capacidad de controlarse todo el tiempo y hacerse trabajar físicamente, funciona de manera muy compleja en términos de movimientos, que es capaz de retrasar el progreso. de esta enfermedad en su cuerpo. Y junto con mi esposa, que es la jefa de cursos de tango, son capaces de frenar esto de Parkinson, y ese es el aspecto médico, pero el otro aspecto es que son personas extremadamente brillantes, sinceras y abiertas al mundo, y Estoy escribiendo un tango nuevo para ellos, que bailan.

Espero que este tango se escuche también en un concierto?

Sí, está solo como cinco minutos, lo llamo mi pequeño tango. [smejas].

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.