Profundización de la discordia por la disputa litúrgica de la Iglesia india

Los líderes del Consejo Mundial de Iglesias y la Conferencia Cristiana de Asia emitieron una declaración el viernes pasado deplorando el deterioro de la situación humanitaria, política y de derechos humanos en Myanmar desde el golpe militar de febrero pasado. Lamentaron que los conflictos en curso han devastado el país y, como resultado, la tasa de pobreza ha subido a casi el 50 por ciento.

En esta imagen tomada el 13 de mayo de 2018, los desplazados internos y los aldeanos locales asisten a un servicio religioso en Myitkyina, estado de Kachin. (Foto: AFP)

Los líderes hicieron un llamado a todos los miembros de la comunidad internacional para que muestren solidaridad activa y apoyo humanitario al pueblo de Myanmar y “redoblen su defensa y compromiso por la justicia, la paz y la restauración de la democracia en Myanmar”. El llamamiento se produce cuando la nación del sudeste asiático enfrenta crisis humanitarias, políticas y económicas desencadenadas por la toma del poder por parte de los militares.

Al menos 92 sitios religiosos, incluidas iglesias, conventos y otras instituciones cristianas, han sido objeto de ataques aéreos y bombardeos militares en los bastiones cristianos de los estados de Kachin, Kayah, Chin y Karen.


Cuando comenzó el inicio de la Copa Mundial de fútbol en Qatar el domingo pasado, un grupo católico internacional ha buscado justicia y oración por cientos de inmigrantes asiáticos quien murió mientras el país de Asia occidental se preparaba para el evento deportivo mundial.

El grupo de oración “Bread 4 Today” de la Congregación Redentorista en Oceanía publicó un video titulado ‘Oración de la Copa del Mundo’ en su canal de YouTube, que habla contra el abuso de los trabajadores migrantes, la discriminación contra la comunidad LGBTQ y las emisiones de CO2.

Los grupos de derechos han documentado abusos y muertes de trabajadores migrantes en Qatar antes de la Copa Mundial de la FIFA 2022. (Foto: John Holmes para Human Rights Watch)

La campaña de oración se lanzó cuando Human Rights Watch publicó un informe para señalar el abuso infligido a los trabajadores migrantes en Qatar. El grupo de la derecha declaró que entre 2010 y 2020 hubo más de 6.751 muertes en Qatar de personas de cinco países del sur de Asia. Alrededor del 69 por ciento de las muertes de trabajadores migrantes procedían de India, Nepal y Bangladesh.

Además, los trabajadores denunciaron otros abusos como horas extras no pagadas, deducciones arbitrarias, salarios atrasados, retención de salarios, salarios no pagados o salarios inexactos.


El primer ministro de Camboya, Hun Sen, anunció que su gobierno enviará tres expertos en remoción de minas para ayudar entrenar a los desminadores en la Ucrania devastada por la guerra a petición del presidente Volodymyr Zelenskyy.

Hun Sen hizo el anuncio en la ceremonia de clausura de la Convención Nacional sobre Acción contra las Minas en Camboya el martes. Desde 2006, Camboya ha enviado equipos de remoción de minas terrestres de las Naciones Unidas a Sudán, Sudán del Sur, Chad, Malí, África Central, Chipre, Líbano, Siria y Yemen.

Un desminador camboyano de Camboya Self Help Demining (CSHD) busca minas después de ser detectado con detectores de metales en el campo en el Centro de remoción de artefactos explosivos sin detonar (TMCC) en Oudong, a unos 40 kilómetros al norte de Phnom Penh en noviembre 27 de enero de 2011. (Foto: AFP)

Zelenskyy hizo la solicitud al margen de la Cumbre de Líderes de la ASEAN celebrada en Phnom Penh a principios de este mes, cuando Hun Sen también acordó visitar Ucrania en un “momento apropiado”. Camboya misma salió de la guerra civil que duró décadas y sufrió la maldición de las minas terrestres.

Hun Sen señaló que el país ha declarado cinco provincias – Phnom Penh, Stung Treng, Kep, Prey Veng y Sihanoukville – libres de minas terrestres y otras ocho provincias pronto también estarán libres de minas.


Policía en Tailandia arrestada Li Nanfeidisidente chino y veterano activista de los derechos que vive como refugiado por supuestamente no presentar un pasaporte poco después de organizar una protesta individual contra la “dictadura opresiva” del presidente de China, Xi Jinping.

Li es un refugiado registrado en la ONU varado en Tailandia durante años que busca reasentamiento en un tercer país después de huir de China. Durante su protesta, Li sostuvo una pancarta que decía: “¡Su Majestad el presidente Xi, ponga fin a la dictadura en China! ¡Devuélvale a la gente su libertad!”.

Li Nanfei fue arrestado en Bangkok, Tailandia, por protestar contra el líder chino Xi Jinping con un cartel que decía: ‘¡Su Majestad el presidente Xi, ponga fin a la dictadura en China! ¡Devolvedle al pueblo su libertad! (Foto: RFA/Twitter)

El líder chino estuvo en Bangkok para asistir a la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico. El destino de Li aún no se conoce porque la policía tailandesa y los funcionarios de inmigración aún no han comentado sobre su arresto y los procedimientos posteriores en su contra.

Ha habido muchos casos de arrestos y deportaciones de disidentes chinos de Tailandia, lo que generó preocupación entre los activistas de derechos.


Los malasios se preparan para un parlamento sin mayorías tras la eleccion general el lunes, en el que no surgió ningún partido político con una clara mayoría, mientras que un partido islamista conservador logró importantes avances.

La coalición Pakatan Harapan de Anwar Ibrahim aseguró 82 escaños en el parlamento de 222 miembros, mientras que Perikatan Nasional, con sede en Malayo, del ex primer ministro Muhyiddin Yassin, obtuvo 73 escaños. Los informes de los medios dicen que después de una reunión de las casas reales el jueves, el rey Sultan Abdullah anunció a Anwar como líder porque estaba convencido de que tenía el apoyo de la mayoría de los parlamentarios.

Abdul Hadi Awang (centro), presidente del Partido Islámico de Malasia (PAS) saludando durante las elecciones generales en Marang, estado de Terengganu de Malasia, en esta foto distribuida por el Departamento de Información de Malasia el 21 de noviembre. (Foto: AFP)

Anwar prestó juramento como nuevo primer ministro el jueves en lo que se calificó como un viaje notable para un político que, en 25 años, ha pasado de ser el heredero aparente del cargo de primer ministro, a un preso condenado por sodomía, a la principal figura de la oposición del país. .

La mayoría de los 33 millones de habitantes de Malasia son malayos y musulmanes, pero el país también alberga importantes minorías étnicas chinas e indias. El país tiene alrededor del 10 por ciento de cristianos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.