psicología. Frente a las tensiones de la vida cotidiana, ¿cómo consigues dejarlas ir?

Deja un nombre apropiado. Se trata de alejarse de las experiencias de la vida, aceptar la situación y adaptarse a los cambios. Puede dejarte ir trabajando en tus pensamientos o emociones negativas o haciendo ejercicios de relajación, especialmente pseudociencia.

Diferentes tipos de abandono.

Vamos: “Es un buen equilibrio entre aferrarse a las cosas y dejarlas ir”, dice Cecil Neuville, psicólogo especializado en psicología positiva. Ella explica que hay diferentes niveles de dispensación que se aplican a las partes de nuestro cuerpo:

  • Abandono mental, que pretende liberarnos de nuestros pensamientos parásitos o creencias negativas.
  • Dispensación emocional, que se ocupa de nuestros sentimientos negativos como la culpa, la ira o la vergüenza.
  • Soltar las relaciones, deshacernos de la mirada ajena, de los celos o de nuestras dependencias afectivas.
  • Dejar atrás el pasado y el futuro, centrarse en el momento presente y olvidar los momentos estresantes para prepararse mejor.

Cécile Neuville utiliza la psicología positiva, es decir, centrarse en los elementos positivos que nos rodean. “Cuanto más desarrollemos nuestra gratitud, el reconocimiento de lo que tenemos y de lo que vivimos, más podremos soltarlo”, valora la psicóloga.

beneficios diarios

La sofología es otro sector que trabaja por el bienestar del individuo. Este método de relajación tiene como objetivo una mejor relación, el desarrollo del potencial, la mejora del bienestar y la calidad de vida. “Esta práctica permite combatir el estrés, disminuir la presión arterial o el ritmo cardíaco”, explica Clarice Chollet, científica de cártamo y psiquiatra de Grenoble.

Las técnicas de relajación psicológica permiten combatir diversos miedos: trastornos del sueño, adicción (especialmente al tabaco) o falta de confianza en uno mismo. Este tipo de relajación también puede ser útil al prepararse para los exámenes.

Desde un punto de vista psicológico, soltarlo “trae más paz emocional y mental. Cecile Nouvel confirma que está más tranquila, más pacífica, más competente y más confiada.





Al prestar atención a los cinco sentidos (olfato, oído, vista, tacto y gusto) puedes concentrarte en el momento presente y olvidarte del resto. Ilustración de stock de adobe

Deja los ejercicios diarios

Durante el día hay ejercicios simples para hacer. La sofrología principalmente da ejercicios de respiración, principalmente a través del abdomen. “La respiración diafragmática es muy efectiva porque nos permite relajarnos tanto física como mentalmente. Nuestros pensamientos están vinculados a la forma en que respiramos, por lo que nuestra respiración nos permite comprender mejor las preocupaciones de la vida cotidiana”, agrega Clarice Cholet.

Fisioterapeuta ofrece ejercicios para realizar en la vida cotidiana para la relajación. Por ejemplo, pon tu mano sobre tu estómago y respira durante 4 segundos. Luego aguanta la respiración durante 2 segundos y exhala durante 4 segundos. Finalmente, vacía tus pulmones durante dos segundos y vuelve a iniciar el ciclo durante unos minutos.

Por su parte, Cecile Nouvel invita a sus pacientes a centrarse en sus cinco sentidos (olfato, oído, vista, tacto y gusto) en su día a día (comidas, estar con alguien, paseos por la naturaleza, etc.). Al prestar atención a los cinco sentidos, puedes concentrarte en el momento presente y olvidarte del resto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.