Realidad ‘destructiva del alma’ en el mercado de Liverpool que merece volver a ser genial

| |

Nicholas Cope dice que tendrá suerte de atender a un cliente al día en su puesto en St Johns Market.

Cope dirige una ropa personalizada e imprenta, especializada en camisetas, pancartas y volantes.

Dice que ahora hace el 95% de los negocios en línea, lo que le permite emplear a cinco personas.

LEE MAS:Se proponen cambios clave al controvertido esquema de Lime Street

Agrega que si dependiera únicamente de las pisadas en el mercado, “no podría vivir”.

Cope le dijo a la ECO : “Mi familia ha sido comerciante del mercado durante 35 años. Para mí se trata de estar en la comunidad del mercado. Pero así es como es un sábado”.

Señala los pasillos silenciosos alrededor del mercado, muchos de los cuales tienen puestos desocupados con las persianas de metal bajadas.

El Sr. Cope agregó: “La gente viene aquí y está decepcionada. Entran, caminan y piensan ‘¿cuál es el punto?’

“Creo que podría cambiarse fácilmente con un poco de atención y cuidado, [but] Va a costar mucho trabajo ponerlo en marcha de nuevo. Eso lleva tiempo y nos estamos quedando sin tiempo.

«El los comerciantes aquí están sufriendo. Es una destrucción del alma llegar temprano para instalarse.

«¿Te imaginas estar aquí todo el día para ganar diez y tienes un niño y alojamiento para pagar?»

Matt Hunt y Nicholas Cope, especialistas en ropa personalizada e impresión en St Johns Market
(Imagen: Liverpool ECHO)

‘Aportaciones frescas e ideas nuevas y creativas’

En octubre del año pasado, el consejo lanzó una consulta invitando a los residentes, empresas y organizaciones a opinar sobre el futuro de los mercados de la ciudad.

Uno de los mercados en cuestión era Mercado de San Juan, gestionado por el Ayuntamiento y situado dentro Centro comercial de San Juan.

Los resultados de la consulta se publicarán a principios de este año, con la esperanza de encontrar claridad sobre la dirección futura de St Johns y otros nueve mercados operados por el consejo.

Hablando en ese momento, Cllr Harry Doyle, miembro del gabinete de cultura y economía de visitantes, dijo que hay esperanzas de convertir los mercados de la ciudad en destinos tanto como centros de comercio.

Agregó: “El objetivo final es desarrollar una oferta vibrante y atractiva que no solo atraiga a los residentes, sino que también se convierta en una atracción de visita obligada para los visitantes que pasan tiempo en la ciudad.

«Soy un gran admirador de nuestros mercados, pero como ocurre con todo, los aportes nuevos y las ideas nuevas y creativas solo pueden mejorar lo que se ofrece actualmente».

tensiones

Según el relato de Nicholas Cope, St Johns tiene mucho que ganar si los hallazgos de la consulta pueden marcar el comienzo de un cambio muy necesario.

Sin embargo el mercado mismo ha tenido un número rocoso de años.

En 2016, una remodelación «fallida» de 2,5 millones de libras esterlinas condujo a una caída significativa de la afluencia, lo que llevó al entonces alcalde Joe Anderson a suspender los alquileres en 2017.

El mercado cerró cuando golpeó la pandemia en marzo de 2020, reabriendo nuevamente en agosto del mismo año después de una disputa con el consejo. por la imposibilidad de volver a sus puestos.

Pero las tensiones empeoraron cuando el consejo señaló que era buscando reintroducir alquileres completos y cargos por servicios para sostener los costos del mercado -lo cual se dice haberle costado al ayuntamiento casi 1 millón de libras esterlinas en reducción de alquiler y cargos por servicios no pagados entre 2017 y 2020.

La reintroducción de los alquileres fue aprobado por el gabinete en enero de 2021.

Hablando a principios de 2021, Colin Laphan, presidente de la Asociación de Comerciantes del Mercado de St Johns, dijo que los comerciantes se habían ofrecido a comenzar a pagar los alquileres en tres ocasiones, pero las facturas retroactivas que cubrían meses cuando el mercado estuvo cerrado debido a la pandemia generaron “indignación”. entre los tenderos.

En una declaración anterior en 2020 insistió: «No somos gorrones, queremos pagar el alquiler, pero pagaremos el alquiler completo cuando se hagan los cambios prometidos, queremos que sea justo».

Comentando esta semana, el Sr. Laphan habló sobre cómo el mercado se siente «abandonado».

Los comerciantes ahora reciben facturas de hasta £ 30,000 por cargos de servicio, pero muchos comerciantes sienten que las promesas de renovar y mejorar las instalaciones en el mercado no se han cumplido y siguen sin pagarse a pesar de la acumulación de cartas.

Es una disputa en curso que amenaza con empañar cualquier posible futuro nuevo para el mercado, que necesita cambiar drásticamente de acuerdo con sus inquilinos restantes.

‘La moral aquí es muy baja’

John Dixon, vendedor ambulante en St Johns Market
John Dixon ha estado en St Johns Market desde que tenía 14 años.
(Imagen: Liverpool ECHO)

John Dixon ha trabajado en St John’s Market desde que tenía 14 años.

Comenzó en los puestos ayudando a su padre a instalar estanterías en 1969.

Le dijo a ECHO: “He estado aquí casi toda mi vida. Es un gran mercado y en cierto modo todavía lo es.

“Pero estamos llegando a un punto en el que el consejo sabe que las cosas deben cambiar.

“La moral aquí es muy baja porque nadie aquí está ganando dinero ya que no tienes comercio pasajero.

“Es un lugar peculiar con gente haciendo cosas interesantes. Pero no sabrías que estaba aquí.

“Una de las mayores debilidades es la cantidad de espacios vacíos. Podría ser uno de sus puntos fuertes. No querrás ir a un mercado y ver todas estas persianas. Desprende la esencia de ser cerrado.

“Sin embargo, no creo que el mercado esté terminado, solo necesita cambiar. El negocio es adaptarse o morir. Si estás haciendo lo que hacías hace 30 años, el mundo ha cambiado.

“No es desesperado”.

George Mather y Joanne Mitchell, Chicken George, Mercado de St Johns
‘Somos el mercado olvidado’ – George Mather y Joanna Mitchell
(Imagen: Liverpool ECHO)

Frente al mostrador de la carnicería del Sr. Dixon se encuentra Chicken George, una antigua institución de St Johns Market.

Su gerente y carnicero, George Mather, todavía cree que lugares como St Johns son un centro de especialidad y artesanía.

Le dijo a ECHO: “Cuando vas a un supermercado, no hay conversación. No pueden decirte cómo cocinar algo, no pueden decirte cuál es tu mejor corte. En un mercado tienes comunicación con tus clientes.

“Pero cuando St Johns estaba en auge, nunca solíamos tener supermercados en cada esquina.

“Yo llamaría a esto el mercado olvidado, la gente ha olvidado que estamos aquí.

“No hay ambiente. Ha perdido su carácter. La gente todavía está aquí, pero ha perdido a muchos de los antiguos dueños de puestos.

“La gente entra y pregunta dónde pueden conseguir ciertos productos y termino teniendo que sacarlos del mercado”.

Para Lisa Traspasso-Emina, propietaria de Lisa’s Reborn Baby Dolls, la situación actual es «frustrante» y la tranquilidad actual se ha visto exacerbada por el tiempo que el mercado ha estado cerrado durante el transcurso de la pandemia.

La Sra. Trapasso-Emina le dijo a ECHO: “Algo, cualquier cosa tiene que suceder.

“Nuestras tiendas están llenas. Lo mejor que podemos hacer es entrar y esperar. Tenemos que entrar.

“Puede haber un día en que un cliente entre y compre una muñeca, entonces sé que tengo suficiente dinero para alimentar a mis hijos.

“No puedo no estar aquí”.

Lisa Trapasso-Emina, Muñecas Reborn de Lisa, St Johns Market
‘Algo, cualquier cosa tiene que pasar’ -Lisa Trapasso-Emina, Muñecas Reborn de Lisa, St Johns Market
(Imagen: Liverpool ECHO)

La Sra. Trapasso-Emina todavía considera el mercado como una «gran familia», aunque cree que está siendo puesto a prueba por las bajas pisadas y las facturas de cargos por servicios que comienzan a aterrizar.

Ella describe cómo ha contemplado irse, pero dice que no quería dejar atrás a Siama Kayani, quien dirige el puesto ‘Power Pack’ al lado del suyo.

El padre de la Sra. Kayani, Ken, estuvo a cargo del puesto en el mercado durante 46 años, pero lamentablemente tanto él como su esposa Aziza fallecieron durante el transcurso del cierre en 2020.

Siama dejó su trabajo para administrar el puesto de su padre porque sintió el deber de continuar con su legado, pero dice que ha sido «decepcionante volver al mercado» desde que terminó el cierre.

La Sra. Kayani le dijo a ECHO: “Papá solía venir por sus clientes. Vendría si había una muerte en la familia, si era Eid, Navidad, quería que la tienda abriera.

“Él nunca quiso defraudar a sus clientes.

“Ahora llegas entusiasmado y te vas a casa desinflado.

“Solo hay comerciantes parados alrededor, y seguridad. Eso es. Para ser honesto, tiene que volver a ser como antes”.

Siama Kayani, paquete de energía, mercado de St Johns
‘Llegas entusiasmado y te vas a casa desinflado’ – Siama Kayani
(Imagen: Liverpool ECHO)

El estado de ánimo pesimista se refleja en Jeere Hussain, cuyos puestos de ropa en el Bronx han sido una característica del mercado durante cuatro décadas.

Le dijo a ECHO: “Nunca lo había visto tan mal.

“La única forma en que pueden cambiarlo es trayendo el flujo de clientes aquí. Por el momento nos falta flujo de clientes.

“Venimos de nuestras casas, ponemos nuestro dinero en gasolina, dinero para estacionamiento de automóviles. Hemos perdido para venir aquí. Pero no podemos salir porque estamos en un contrato. Estamos pagando por una pérdida.

“La única razón por la que me quedé es porque dijeron que harían todos estos trabajos. Dijeron que tenían un plan. Ahora estamos atascados. Todas las promesas que nos hicieron no se cumplen.

“Tengo un billete de £ 30,000 en mi cabeza.

“Necesitamos toda la ayuda que podamos, de lo contrario no podemos sobrevivir. Tengo que vivir de mis hijos por primera vez en mi vida”.

Hablando de los cargos por servicios que se están acumulando, incluidos los meses en que el mercado estuvo cerrado, Hussain afirma que si se los obligara a pagar «todos terminaremos en bancarrota».

Jeere Hussain, Bronx, mercado de St Johns
‘Todos vamos a terminar en bancarrota’ – Jeere Hussain
(Imagen: Liverpool ECHO)

Resolución esperanzadora

Los resultados de la consulta de mercado del consejo se publicarán en unas pocas semanas.

Algunos inquilinos en St Johns no están seguros de que conducirá a los cambios generales que creen que el mercado necesita para recuperar su vitalidad y atmósfera, pero al menos puede ser un punto de partida para trazar el futuro del mercado más antiguo de Liverpool.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Liverpool señala que actualmente no existen barreras para realizar cambios en el mercado y que se han realizado acuerdos con respecto a los cargos por alquiler y servicio.

El concejal Harry Doyle, miembro del gabinete de cultura y economía de visitantes, dijo: “Cuando asumí este cargo en mayo pasado, una de mis primeras reuniones con el alcalde fue para visitar a los comerciantes de St Johns Market para escuchar las inquietudes que tenían sobre la renovación. y poner en marcha un proceso para abordarlos.

«Uno de los resultados fue lanzar la consulta sobre el futuro de los mercados de Liverpool y estoy emocionado de que el informe pronto estará con nosotros en las próximas semanas. Los hallazgos se compartirán con todos los comerciantes del mercado antes de que se publique. para evaluar sus opiniones sobre las grandes ideas y cuáles podrían ser los próximos pasos a seguir.

«En términos de la situación actual en St Johns Market, a todos los comerciantes se les han facturado sumas retroactivas a agosto de 2020 de acuerdo con sus contratos de arrendamiento. Esta decisión fue respaldada por el Gabinete en enero de 2021.

«El consejo continúa brindando apoyo a través de la mediación para ayudar a los comerciantes con sus planes de pago, y continuaremos brindando orientación para ayudar a las empresas a acceder a las subvenciones de apoyo relacionadas con Covid-19. El mercado tiene varias vacantes y el consejo está abierto a nuevos inquilinos estableciéndose allí”.

Previous

Si Jim Harbaugh se va a la NFL, Matt Rhule de los Panthers estaría muy interesado en el trabajo de Michigan

Horizon Forbidden West es la friolera de 86 GB en PS5

Next

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.