Té que cura cirrosis y problemas de vesícula biliar

A lo largo de los años, muchas personas han recurrido a los desintoxicantes para eliminar las toxinas del cuerpo, y el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades define este proceso de la misma manera que está destinado a limpiar el hígado y otros órganos internos. Los más efectivos en este sentido son los tés, que ayudan a limpiar el tracto digestivo, pero también a eliminar los kilos de más. Además, dependiendo de la elección que se haga, pueden tener muchos efectos en el organismo. El té Armor, por ejemplo, puede reducir la inflamación en el hígado y apoyar la reparación celular.

Armor tea: ¿para qué sirve?

Durante años, la armadura se ha utilizado para tratar problemas de hígado y vesícula biliar. Los expertos afirman que la silimarina es el principal ingrediente activo de esta planta, un compuesto antioxidante que se encuentra en las semillas de armadura. Así, esta planta se ha utilizado como remedio natural para la cirrosis, la hepatitis y las enfermedades de la vesícula biliar. Según WebMDel armero también tiene los siguientes beneficios:

  • Aporta beneficios para el corazón al reducir los niveles de colesterol
  • Ayuda a los pacientes con diabetes tipo 2 y cirrosis

¿Qué efecto tiene la armadura en el hígado?

La armadura podría tener efectos protectores sobre el hígado, evitando que se dañe. Los estudios demuestran que esta planta puede tratar la cirrosis y la hepatitis crónica, dos condiciones que pueden ser causadas por el abuso del alcohol, enfermedades autoinmunes o virus.

¿Qué efectos tiene en los pacientes con diabetes?

La investigación médica sugiere que la armadura, combinada con el tratamiento tradicional, puede mejorar la diabetes. Los estudios muestran una reducción en los niveles de azúcar en la sangre y una mejora en el colesterol en pacientes con diabetes tipo 2, así como resistencia a la insulina.

¿Cuáles son los riesgos del té de armadura?

La armadura puede desencadenar reacciones alérgicas. Los pacientes alérgicos al kiwi, el diente de león, la alcachofa, la ambrosía, la caléndula y el crisantemo tienen mayor riesgo. Las pacientes con diabetes o endometriosis también deben consultar a un médico antes de consumir este té, así como las mujeres embarazadas o en período de lactancia. ¡No recomendado para niños!

Náuseas, diarrea, hinchazón y picazón pueden ocurrir como efectos secundarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.