Trabajo oculto: los hombres de rugby eran fotógrafos.

"Todos estos hombres de rugby crearon su propio negocio el mismo día y se disolvieron al mismo tiempo", se burla una fuente cercana a este caso inusual juzgado este lunes por el Tribunal Penal de Burdeos.

Entre 2013 y 2016, Soyaux-Angoulême XV Charente, actual residente del rugby Pro D2, 21 jugadores de repente alimentaron la misma pasión por la fotografía y adoptaron una carrera como emprendedor. Este desencadenante colectivo llevó al Urssaf, el organismo que recolecta las contribuciones sociales, un partido civil en este caso, a mirar al club Charentais evolucionando en ese momento a nivel amateur.

La asociación SA XV y sus dos copresidentes, Jean Alemany y Jean-Jacques Pitcho, son procesados ​​por trabajo oculto. Lo mismo ocurre con Didier Pitcho, hermano del segundo, responsable en este momento de la formación del primer equipo y gerente de la empresa Pit Pub a través del cual se pagaron más de 229 000 euros de fotógrafos de rugby.

Estas sumas, aseguran los líderes del club, de hecho premiaron "el derecho a la imagen" de los jugadores solicitados por los socios y para las operaciones de comunicación.

"Fotógrafo es el título que mejor se adapta a estos beneficios"

"Estos contratos de imagen corresponden a beneficios reales prestados por estos jugadores aficionados", abunda su abogado, Me Lionel Bethune de Moro. El autoempleo habría sido la única forma legal para cobrar esta remuneración. "Fotógrafo es el título que mejor se adapta a estos beneficios. SA XV ha retomado un modelo que está prosperando en otras partes del mundo del deporte".

Los clubes de aficionados son de hecho muchos para usar un autoempleado para pagar a sus jugadores. "Pero esta práctica no está justificada a los ojos de Urssaf. Y no hubo absolutamente ningún servicio como fotógrafo", dice Laurent Beneteau, su abogado.

Por el contrario, Urssaf ve el deseo de evitar las contribuciones a la seguridad social y reclama 550,000 euros en daños. Sobre todo porque también se sospecha que SA XV ha reembolsado 165,000 euros de honorarios por kilómetro a sus jugadores. Jugadores de rugby que luego se beneficiaron de … vehículos prestados por patrocinadores del club y acudieron a sus colores. "Da la apariencia de legalidad pero es perfectamente fraudulento", dice el fiscal de Burdeos.

Los líderes de SA XV, que incurren hasta tres años de prisión y 45,000 euros en multas, disputan todos los hechos. "Urssaf cree que el juego se ganó. Pero somos combativos y serenos", dice Lionel Bethune de Moro, su abogado que pretende defender la tranquilidad.

El próximo año, un segundo partido enfrentará a estas mismas partes frente al tribunal de grande instancia de Angulema. El club Charente está impugnando el ajuste fiscal ordenado por Urssaf. Importe reclamado hasta la fecha: más de 1,77 millones de euros. Y los intereses siguen funcionando.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.