Visitamos el backstage del futuro Museo de Bellas Artes de Draguignan en construcción desde hace 4 años

Se inaugura el ala dedicada a las colecciones permanentes

En la planta baja, galería de pinturas del siglo XVII al XX

Primera sala: pinturas del siglo XVII, con escuelas italiana (Francesco Cairo, pintura de Caravaggio), francesa (Philippe de Champaigne, Simon Vouet, Pierre Mignard, retratos) y nórdica (David Teniers, taller de Rubens).

Segunda sala: pintura del siglo XVIII, con escuela italiana (Giovanni Paolo Panini), francesa (Louis Galloche con una escena para el dormitorio de la Reina en Versalles, bodegones, retratos).

Tercera sala: pintura del siglo XIX, especialmente francesa con académicos (Alexandre Menjaud), románticos (Louis Boulanger) y pinturas finiseculares (Gabriel Guay, Albert Besnard). Además, Charles Ginoux, ex director del museo de Toulon en el siglo XIX, academicismo de Var.

Sala cuarta: pinturas de principios del siglo XX. Félix Ziem (Llegada del duque de Génova a Toulon en 1901), Renoir, Charles Camoin (Vista del Vesubio desde Villa Cappella, 1904, actualmente cedida a Montmartre).

Galería de papeles pintados (que permite volver a la sala): presentación de muestras de papel tomadas del palacio antes de las obras.

Se han despegado unas 50 piezas que, una vez presentadas, permiten recorrer la historia del papel pintado en Draguignan desde 1770 hasta 1930. El carácter precioso de algunos papeles testimonia el estatus que ocupaba esta ciudad a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX.

En el primer piso

Primera sala: Sala de empapelado. Uno de los cuatro únicos ejemplos en el mundo de un papel tapiz panorámico de principios de la década de 1810 que representa escenas de inspiración china. En paralelo, cuatro jarrones chinos decorados con molduras francesas en madera dorada y latón de la primera mitad del siglo XVIII que pertenecieron al conde de Valbelle. Finalmente, un depósito de obras del Museo Nacional de Artes Asiáticas-Guimet en dos grandes vitrinas.

Segunda sala: Sala Valbelle. Reconstrucción del mausoleo, con la oficina del conde flanqueada por su escudo de armas, una estatua de Venus inicialmente ubicada en el parque del castillo (luego en el jardín botánico de Draguignan antes de ingresar al museo) y algunas otras estatuas de Venus. Pero también, el busto de Clemenceau de Rodin (otro hombre importante para el Var, diputado senador de Clemenceau, Valbelle gobernador de los ejércitos de Provenza). El público también encontrará un pequeño mármol de Camille Claudel y algunos bronces de pequeños animales.

Tercera sala: Sala de armaduras. Armadura de François de Montmorency fechada en la década de 1560, en hierro azulado y dorado. Copia excepcional cedida al Louvre y luego al Museo Nacional del Renacimiento en Ecouen. Paralelamente, un retrato póstumo de François de Montmorency perteneciente a Versalles y un gran cuadro que representa a François Ies y la reina Claude en Sainte-Baume. En estas tres primeras salas, dispositivo digital tipo tablet con vídeos para profundizar.

Cuarta sala: el gabinete de curiosidades. Numerosas colecciones de naturalia (especímenes disecados, conchas, mariposas, minerales), con armas y objetos extraeuropeos (Oriente Medio, Extremo Oriente, África), retratos de personalidades locales (Claude Gay, Dr. Elzéar Cavalier, Dr. Jules Cavalier). . .

En la galería Dracénoise, que le permite volver a la escalera, encontrará retratos de prefectos y personalidades locales del siglo XIX (Azémar, Chevalier, Mercier-Lacombe, Latil, etc.), colocados junto a vistas de la ciudad, el Var y Provenza. Foco en el cultivo de rosas y la perfumería en Seillans, con un dispositivo olfativo para el público. Introducción de la leyenda de San Hermentario y el dragón.

Finalmente, una vitrina arqueológica presenta el mobiliario arqueológico local.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.