Paco Cubelos e Íñigo Peña, el dúo de las machacas | Deportes

“Disfruto saliendo del agua. Hay días en que estás muy cansado, por supuesto, días en los que tienes ganas de quedarte en la cama y no ir a entrenar. Pero disfruto esto. Puede parecer extraño, pero después de golpearte en el agua te vas satisfecho, feliz ", dice Paco Cubelos, capitán y marca (el que impone el ritmo) del K2-1000. En la Copa del Mundo en Szeged (Hungría) que comienza este miércoles, Íñigo Peña y él buscan subir un escalón del podio y mejorar la plata del año pasado en Portugal.

También buscan el pase olímpico para los Juegos de Tokio (tienen que estar entre los seis primeros). Son la pareja más confiable de piragüismo español; Sin altibajos, siempre regulares, son una garantía de rendimiento cada vez que compiten (en este ciclo olímpico, su peor resultado ha sido un sexto lugar) y se destacan por saber leer muy bien la carrera. Y que a priori nadie apostó mucho por ellos: por la diferencia de altura y tamaño (Paco mide 1.70; Íñigo, 1.94). También son la pareja de las machacas. “Reman un promedio de entre 14 y 21 km por sesión de entrenamiento. El día que hacen más llegan a 40 ”, dice Luis Brasero, el técnico, desde el bote en el que los sigue en la lámina de agua de Laias (Galicia) donde llegan. refugiarse, lejos de todo, antes de preparar eventos importantes como la Copa del Mundo.

El agua es una balsa. El ambiente es naturaleza y silencio. En el spa donde se alojan solo hay jubilados. Por la mañana, el único sonido que se escucha es el de los pajaritos. Quedan seis semanas para la Copa del Mundo y no hay tregua en el entrenamiento: desayuno a las 8, sesión de activación en el gimnasio, primera sesión de agua, crioterapia, segunda sesión de agua y gimnasio nuevamente. Cuando no hay una segunda sesión de agua, hay una sesión de hipoxia en una de las habitaciones del hotel. Entrenan con una máscara para simular las mismas condiciones. [menos oxígeno] tendrían si fueran más de 2.000 metros de altura. Caen gotas de sudor del tamaño de una avellana.

“Estamos muy aplastantes. Los grupos de Luis [Brasero, el técnico] se caracterizan por eso ”, dice Cubelos, de 26 años, sentado en la terraza del hotel, después de la sesión de hipoxia. ¿Nunca puedes relajarte? “Luis es muy intenso. Y tiene su parte buena; Por supuesto, hay días en que no estás tan bien y quieres bajarte de la canoa y matarlo. [dice bromeando], pero realmente saca lo mejor de ti. Soy lo que más valoro en un entrenador. Es lo que he amamantado, no conozco ningún otro tipo de entrenamiento y es lo mejor para mí ", responde. Si en el Blume [la residencia de los deportistas de elite] o en el mundo, alguien pregunta por Paco Cubelos, todos responden lo mismo: "Es una garantía" Y Peña, quien en este ciclo olímpico también lo acompaña en el barco.

Cuando se le pregunta quién tira a quién en lo malo, Peña responde que nadie porque "no hay nada malo". Pasan juntos las 24 horas del día durante 11 meses. "En vacaciones, como máximo, enviamos cuatro mensajes en caso de que tengamos algún compromiso juntos", bromea. “Nunca ha habido situaciones tensas, ha sido un camino bastante rosado. Desde que cabalgamos [en el K2-1000] Tenemos dos oros en las dos primeras copas del mundo, casi sin esperar nada. Casi todas las pruebas a las que fuimos, obtuvimos medallas … el año en que los resultados son peores es este, fuimos cuarto en la copa del mundo y sexto en los Juegos Europeos de Minsk ", agrega Peña, de 28 años. Vasco antiguo.

El objetivo de la temporada es la Copa Mundial de Hungría, clasificatoria para Tokio. En los Juegos, además, habrá cuatro pruebas de piragüismo (K1-200, K1-1000, K2-1000 y K4-500) para un total de ocho remeros; pero España solo puede tomar seis. Por lo tanto, la Federación tendrá que decidir, en función de sus criterios, a quién llevar y quién doblará cualquier evidencia. Dos, si todos están clasificados, deberán permanecer en tierra. Por lo tanto, entre otras cosas, la pareja K2-1000 quiere llegar a la mesa en Szeged (las eliminatorias son el viernes a partir de las 9.30 y la final el domingo a las 12:00). Cubelos también competirá en el K1-5000.

Brasero destaca la capacidad de sufrir, la dedicación en el entrenamiento y la capacidad de leer tácticamente la carrera, sin estar condicionado por lo que otros hacen. “Me dan mucha tranquilidad como entrenador. Son muy solventes: sabemos que podemos acceder a la final de diferentes maneras ”, explica el técnico. La fiabilidad del barco, dice Cubelos, no depende únicamente de la preparación física. "Creo que nuestra fuerza también es mental".

Desde que se juntaron, casi por casualidad porque tuvieron que probar nuevos socios para este ciclo olímpico, no han dejado de crecer. "Hemos mejorado en la primera parte [de la carrera] especialmente a nivel técnico-táctico ", dice. Y Brasero explica: “hemos mejorado el trabajo de velocidad. Paco e Íñigo siempre son los mejores largos en los segundos 500 metros … pero nos dio la sensación de que dimos mucho en la primera parte, no pudimos forzarnos porque estábamos interesados ​​en hacer un segundo parcial más fuerte que el primero, porque siempre nos llevó a luchar por las medallas. Entonces asumimos que, dado que éramos más resistentes, una o dos naves dejaron un segundo por delante. Bueno, tanto el año pasado como este año trabajamos duro esa parte de la velocidad sin tener la intención de ser más rápidos, tener la capacidad de serlo si la carrera lo requiere. "

Puedes seguir a EL PAÍS Sports en Facebook, Gorjeo o suscríbase aquí al boletín.

.

“¡Dos daiquiris para la mesa 24!” | Cultura

Exigimos tanto el verano que lo tenemos jarto. Realmente te digo: en este punto en el tnuestro de los oficios de verano, Realmente siento que el verano ya no puede decir que es largo porque no se ha sentado todo el día, trabajando para que nos alimentemos, descansemos y entretengamos. Las vacaciones son una madre que nos da todo, pero seguimos buscando en su billetera. Y cuando ya hemos robado el último centavo, nos convertimos en adictos que roban cubiertos de plata para venderlos por más rayos de luz, más puestas de sol deslumbrantes que inmortalizar en un historia, más mojitos a tu alcance. El Café San Remo, el lugar de mi misión esta noche, es la máquina imparable de este último: la bebida gaseosa, impecable, con el paraguas y la bengala que ilumina los ojos, ansiosa por la diversión y la belleza.

Juan Berjano fundó este rincón lleno de encanto en 1983, y desde entonces pocas cosas han cambiado: la televisión de pantalla plana, algunos aparatos de cóctel y los niños que han crecido y se han convertido en un lugar en el negocio familiar. Las elegantes batidoras, las tazas hawaianas, la señalización que indica están orgullosamente conservadas Banana split, Dama blanca, Copa Benidorm. Entrar al trabajo por una noche en el Café San Remo es integrarse al equipo de una coreografía calculada al milímetro: en el espacio interno del bar, estrecho pero perfectamente organizado, Juan y su hijo Dani preparan cócteles y vasos de hielo de fantasía. la crema continúa una tras otra sin frotar, combinando sus tareas y movimientos para no interferir, coordinando el acabado de un cascara de coco -el padre coloca la rodaja de naranja, el hijo mete el paraguas. Y yo, miembro de este número de prestidigitación por una noche, enciendo la bengala.

La clientela es diversa: jubilados, parejas, familias y, de repente, un gran grupo de jóvenes modernos que vienen de la capital, se rindieron a placeres que El comidista No dudaría en bautizar como & # 39; postres viejos & # 39; (para luego deleitarse con uno o dos, por supuesto). Las comandantes llegan sin cesar, con la voz de los dos camareros, que marchan incansablemente entre el bar y las mesas. Juan, Dani y yo nos encargamos de mezclar, batir, rociar, agitar la coctelera. Cuando el elixir está listo, Dani me dice: "Eso va con una bengala. Para eso, solo pon un pequeño paraguas. Hay un poco de canela y eso es todo. ¡Dos leche de merengue y un daiquiri para los 24!"

El refrigerador, lleno de fruta picada y congelada, las tiras de guindas agrias en las pajitas, la cuidadosa alquimia de flambear – "no lo quemes por mucho tiempo, la taza explota", me dice Juan, provocan una especie de encantamiento estético, pero, al mismo tiempo, reconozco la tensión en los cervicales. Ya era camarera en mi precaria juventud. Hace 10 años, serví bautizos, bodas, comuniones, fiestas de orgullo gay. Y siento un poco el recuerdo de esa fatiga y la certeza de saber que esto no era lo mío. Porque soy el desastre de la camarera que siempre está a punto de romper algo, cortar un dedo, derramar seis tazas de golpe. Y siento la misma angustia de entonces. Aun así, en San Remo todo fluye de manera descontracturante. Me parece estar en una serie de televisión que se llama exactamente así, "Café San Remo": el patriarca, fundador de ese imperio de bebidas perfectas, el hijo que ha seguido los pasos del padre, profesionalizando y trayendo el perfección del cóctel a la obsesión. Los dos enfrentados mano a mano, con la ayuda de dos camareros, y la torpeza de un periodista infiltrado, ante un goteo constante de clientes que rugen pidiendo más.

En un pequeño respiro de la noche, le sirvo a mi fotógrafo un cóctel sin alcohol. Hace unos días, al bajar del bote de rescate que nos llevó a la plataforma marina donde tuve que cubrir otro comercio de verano, se rompió un gemelo. "Vete, Pepe", le dije. Me miró con una sonrisa medio amarga: "No puedo, soy autónomo". Y también temía ser víctima de uno de los contratiempos del verano: salmonelosis, insolación, corte por digestión, cortar un dedo preparando un adorno de lima. Negar estas escenas sería absurdo, y tenerlas presentes nos hace entender la otra, pidiendo mucho para el verano. Cómo no hacerlo: una gran parte de la gente pasa el resto del año, en el mejor de los casos, luchando contra horarios absurdos, levantándose en la oscuridad para tomar un Cercanías, comiendo grifos sobrecalentados, cocinados sin querer la noche anterior, sufriendo de calefacción y aires acondicionados excesivos y, lo siento, debo decirlo, en baños privados de oficinas privadas.

Esta noche siento que trabajo en el arte de recompensar a las personas con esa belleza y esas luces, casi me quemo la cola de caballo con una bengala de cóctel, que están ausentes en la vida gris y rutinaria a la que nos vemos obligados durante el resto del año. . Y, por la fuerza con la que beben y sonríen, lo veo reflejado en sus dientes, juro, entiendo que es un premio muy esperado. Y luego empiezo a ser generoso con las cantidades, a verter en el vaso hasta que la superficie para beber casi se abulta. Debido a que se me ocurre que las luces y los colores deben ser tan cegadores, que el alcohol tiene que ser tan drogado precisamente para que, con su poder, el resto se borre y creemos por un momento que nuestra vida es siempre así.

Al final de la mañana, un grupo de treinta beben daiquiris de fresa, mojitos y una margarita. Hablan de trabajo, de cansancio, de vida. La margarita, repentinamente inspirada por los vapores de etilo, dice esa mierda de "Bueno, ya sabes: encuentra un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar otro día en tu vida". El daiquiri de fresa le presenta a su amigo una manga cortada, soñolienta, pero firme, mientras sigue bebiendo su cóctel. Los miro desde el bar. Seamos claros: trabajar cansado, pero ser arquitecto en un momento como este siempre emociona.

Es un pais para camareros

Según Emilio Gallego, Secretario General de Hospitalidad de España, la de un camarero es una categoría profesional poco reconocida socialmente en nuestro país. "La expresión de" país de camareros "incluso se acuñó como algo despectivo, y nos parece un absoluto desprecio, siendo la categoría profesional más numerosa de un sector como el hotelero", dice.

Según datos de la Hospitalidad de España, en el verano de 2019, la industria hotelera aumentó en más de 56,000 profesionales de la hostelería, tanto en la habitación como en el bar y la cocina, en comparación con el verano pasado.

¿Pero tus derechos evolucionan de la misma manera? Actualmente, la evolución de los convenios colectivos está permitiendo recuperar el poder adquisitivo de muchos de los profesionales de la hostelería. Los convenios colectivos están incorporando aumentos salariales de alrededor del 2,5%, mientras que la inflación en España es del 0,5. Además, se está trabajando para mejorar el reconocimiento profesional a través de la tarjeta de hospitalidad profesional (TPH), una iniciativa conjunta con la SEPE, promovida por agentes sociales, organizaciones empresariales y sindicatos, con el fin de reconocer y dignificar la profesión.

.

Estas fueron las últimas 24 horas en la vida de Elvis Presley | ICONO

Elvis Presley durante una actuación en Milwaukee (Wisconsin, EE. UU.) En abril de 1977, cuatro meses antes de su muerte. Foto: Getty Video: ATLAS



El 16 de agosto de 1977, la muerte de Elvis presley, De 42 años, sacudió al mundo. Miles de seguidores se reunieron en su mansión Graceland, en Memphis (EE. UU.), Mientras que las líneas telefónicas colapsaron en la ciudad y los floristas quedaron sin género. Muchas estaciones en el planeta pasaron los siguientes días pinchando nada más que su música. Aunque algo esperado, era como si nadie le diera crédito por la desaparición de este destino de un hijo favorito a quien habían visto convertirse en la primera estrella del rock and roll (y uno de los personajes más importantes del siglo XX) y desmoronarse. los New York Times titulado tersely "Elvis Presley muere: el cantante de rock tenía 42 años". "Elvis Presley está muerto", titulado EL PAÍS.

Durante sus últimos años de vida, Elvis estuvo rodeado por un séquito de familiares, colegas, guardaespaldas y asistentes, entre los cuales había celos y disputas por monopolizar su atención y sus dones.

Los últimos cuatro años en la vida de Elvis, más o menos desde su divorcio de Priscilla Entró en vigencia en octubre de 1973: habían sido una caída libre constante. Estaba fuera de control, perdido en su propia burbuja. Como Peter Guralnick describe en detalle en Elvis Presley: la destrucción del hombre (El segundo de los volúmenes de su biografía, publicado en 1999 y en España en 2008), cuando no estaba inmerso en una de sus giras constantes o gastando dinero en joyas y autos para sus amigos, estaba encerrado en su habitación, durmiendo o leer libros de numerología y espiritualidad. Vivía rodeado de un séquito de familiares, colegas, guardaespaldas y asistentes, muchos de los cuales formaban parte de lo que se conoce como Memphis Mafia, entre los cuales había celos y disputas por monopolizar su atención y sus dones.

Las ventas de sus discos habían caído alarmantemente. Cuando su gerente implacable, el coronel Tom Parker, logró llevarlo a un estudio, fue fácil para él asustarse después de un día o dos. Prefirió mostrar su conocimiento de karate. Para cumplir con sus obligaciones con su sello discográfico, RCA, en 1974 se publicó un disco incongruente con fragmentos de las conversaciones que lanzó en los conciertos (Divirtiéndose con Elvis en el escenario).

Elvis durante una reunión con el coronel Tom Parker, su incansable gerente, en 1956.


Elvis durante una reunión con el coronel Tom Parker, su incansable gerente, en 1956. Getty

Parker lo visitaba constantemente, y varias veces al año llegaría al Hilton de Las Vegas para presentarse durante 10 o 15 días en dos pases diarios. Las deudas de juego del coronel en el casino del hotel fueron algunas de las razones. Elvis también comenzaba a carecer de liquidez: Graceland tuvo que hipotecar. Los conciertos fueron cada vez más dolorosos. Las críticas, feroces, se debatían entre el dolor y la ira. Escribieron que estaba gordo, con sueño, desaparecido, que no vocalizaba, que tartamudeaba, que olvidaba la letra de las canciones o que simplemente las cambiaba de manera grotesca. Se comportó erráticamente: hizo la misma exhibición de karate en medio de la mostrar que comenzó una guerra de armas de agua con sus coristas.

Después de su separación de Priscilla, había encadenado a varias novias, con quienes, aparentemente, prefería mantener una relación infantil, incluso mística, que sexual.

De hecho, tenía sobrepeso. Era solo uno de sus problemas de salud. En los últimos tiempos, sus problemas intestinales y la hipertensión habían empeorado y sufría de glaucoma. El hígado graso había sido detectado. Solo por mencionar algunos de sus males físicos. Sus altibajos emocionales eran desconcertantes. Para combatirlos y poder conciliar el sueño, tomó grandes cantidades de sedantes, analgésicos y estimulantes. Su biógrafo Guralnick sugiere que estos cócteles habían inflamado su intestino y, por lo tanto, habían agravado su estreñimiento crónico. Había sido hospitalizado varias veces por sobredosis.

Tres cosas preocuparon especialmente a Elvis en los días previos a su muerte. Elvis, ¿qué pasó? (Elvis, ¿qué pasó?), un libro escrito por dos guardaespaldas, había sido publicado hace tan solo unas semanas y transmitía su miseria sin rodeos. Después de su separación de Priscilla, había encadenado (y superpuesto) a varias novias, con quienes, aparentemente, prefería mantener una relación sexual infantil, incluso mística. Aunque le había dado un anillo de compromiso, su última conquista, Ginger Alden, de 20 años, no estuvo involucrada. Era reacio a ir de gira con él. Por otro lado, el mismo día 16 Presley tuvo que comenzar un nuevo gira, el sexto de ese año.

Elvis con su novia Ginger Alden, la última persona que lo vio con vida, en Hawai en marzo de 1977.


Elvis con su novia Ginger Alden, la última persona que lo vio con vida, en Hawai en marzo de 1977. Getty

El 15 de agosto, siguiendo la historia en la que coinciden las biografías, Elvis se levantó de la cama a las cuatro de la tarde. En la casa estaba su hija Lisa Marie, de 9 años, que había llegado el 31 de julio para pasar dos semanas. A las 11 en punto de la noche, Ginger y algunos de los "niños" acompañaron a Elvis a una cita con el dentista, el Dr. Lester Hofman. Presley trabajó con los horarios al revés. Hofman realizó una limpieza oral (también Ginger) y llenó un par de pequeñas cavidades. El séquito regresó a Graceland después de la medianoche.

Ya en su habitación, hizo otro intento de convencer a Ginger de unirse a la gira que debería comenzar al día siguiente, pero ella se negó. A las dos en punto, llamó a su médico de confianza, el Dr. George Nichopoulos (o al Dr. Nick, como lo llamaba Elvis), quejándose de que uno de los empastes dolía. Raudo, el Dr. Nick hizo varias recetas, que uno de los muchachos recogió.

El guardaespaldas Al Strada intentó revivir al músico sin éxito. Cuando llegaron las enfermeras, había siete u ocho personas histéricas rodeando el cuerpo. Vernon, el padre de Elvis y Lisa Marie, la única hija del rey, lloraron amargamente en las esquinas

A las cuatro en punto de la mañana levantó a dos de sus amigos de la cama (algunos vivían en caravanas en la granja) porque quería tocar el frontón, a pesar de que lloviznaba. Luego tocó el piano un poco en la sala de relajación, y poco después llegó el basurero con tres bolsas de medicamentos: una amplia variedad de depresores y placebos que normalmente le permitían a Elvis dormir varias horas seguidas. Entregaron los paquetes a intervalos, y cuando le dieron el último, a primera hora de la mañana, todavía estaba despierto.

A las ocho se levantó de la cama. "Voy al baño a leer", le dijo a Ginger. En las memorias que publicó en 2014 (Elvis y jengibre), ella dice: "Ok, pero no te duermas".

En el libro La muerte de Elvis (1991), por Charles C. Thomson y James P. Cole, el investigador médico del condado, Dan Warlick, a cargo de inspeccionar la escena de la muerte, describe el baño como una habitación grande que tenía un verdadero trono negro, una pantalla de televisión frente a la taza, dos teléfonos, un intercomunicador, varias sillas alrededor y una ducha circular de tres metros de diámetro con una cómoda silla de vinilo en el centro.

Alrededor de las dos de la tarde, Ginger se despertó e hizo una llamada de rutina a su madre (que parecía más interesada en relacionarse con Elvis que ella misma). Cuando su madre le preguntó acerca de Elvis, Ginger se dio cuenta de que debía continuar en el baño, lo cual no era normal porque habían pasado horas desde que se levantó. Preocupada, ella entró y encontró a Elvis "tirado en el piso, con los pantalones dorados de pijama bajados hasta los tobillos y su rostro enterrado en un charco de vómito en la alfombra esponjosa", escribe Gurelnick. En Graceland estalló la locura.

Elvis Presley y su séquito, conocido como Memphis Mafia, muestran las insignias que acaban de recibir del Sheriff Nixon en Graceland, la mansión del músico, en 1970. De izquierda a derecha en la fila de atrás, Billy Smith, ex Sheriff Bill Morris, Lamar Fike, Jerry Schilling, Sheriff Roy Nixon, Vernon Presley (padre de Elvis), Charlie Hodge, Sonny West, George Klein, Marty Lacker. En la primera fila, de izquierda a derecha, el Dr. George Nichopoulos (el médico de confianza de Presley), Elvis y el actor Red West.


Elvis Presley y su séquito, conocido como Memphis Mafia, muestran las insignias que acaban de recibir del Sheriff Nixon en Graceland, la mansión del músico, en 1970. De izquierda a derecha en la fila de atrás, Billy Smith, ex Sheriff Bill Morris, Lamar Fike, Jerry Schilling, Sheriff Roy Nixon, Vernon Presley (padre de Elvis), Charlie Hodge, Sonny West, George Klein, Marty Lacker. En la primera fila, de izquierda a derecha, el Dr. George Nichopoulos (el médico de confianza de Presley), Elvis y el actor Red West. Getty

El guardaespaldas Al Strada fue el primero en atender la llamada de ayuda de Ginger. Trató de revivirlo sin éxito. Cuando llegaron las enfermeras, había siete u ocho personas histéricas rodeando el cuerpo. Vernon, el padre de Elvis y Lisa Marie, la única hija del rey, lloraron amargamente en las esquinas. Ante las preguntas de los baños, Strada asumió que Elvis "había sufrido una sobredosis".

El entorno de Elvis le sugirió a Ginger que no era necesario revelar el libro que Elvis tenía en sus manos cuando sufrió el ataque, pero en La muerte de Elvis ella explica que era un volumen con ilustraciones tituladas Sexo y lo psíquico energía que relaciona posiciones sexuales con signos del horóscopo. El investigador médico, que vio el libro, lo describió como "audazmente pornográfico". Duro según los estándares de 1977 ".

El Dr. Nick fue investigado por un tribunal médico bajo sospecha de prescripción excesiva, y se descubrió que había recetado 10,000 dosis de medicamentos solo en nombre de Elvis Presley en 1977.

Después de un tumultuoso traslado en ambulancia al hospital Memorial Baptista (con, entre otros, el Dr. Nick a bordo, quien entró en pánico había estrellado su Mercedes en la puerta de la mansión), los médicos de emergencia certificaron la muerte. Sobre las causas de la muerte de Elvis se ha especulado mucho, entre otras razones porque desde ese mismo 16 de agosto la información era difusa y contradictoria. Para complicar las cosas, los amigos de Elvis, que durante mucho tiempo habían planeado llevarlo a su casa clandestinamente si sufría una sobredosis mortal mientras estaba de gira, pensaron que, dadas las circunstancias, era mejor limpiar a fondo el dormitorio y el dormitorio. . baño. Cuando llegó el investigador médico, parecía que allí no había pasado nada. Sin embargo, encontró dos jeringas usadas en el dormitorio.

Maurice Elliott, vicepresidente del hospital, era el gerente poco probable dar la noticia a la prensa. 15 personas, incluidos patólogos, forenses, el Dr. Nick, la policía y los guardias de seguridad en el centro, estuvieron presentes durante la autopsia, que duró horas. No se encontró evidencia de que el corazón hubiera fallado. A las 3:30 de la mañana, cuando aún no se había completado, Jerry Francisco, un médico forense del condado, anunció que la muerte se debió a una insuficiencia cardíaca debido a arritmia cardíaca. Según los autores Thomson y Cole, el jefe de patología del hospital, Eric Muirhead, estaba avergonzado por la explicación.

El informe forense, recogido por Gurelnick, encontró que, aunque el corazón no había fallado, lo había dilatado, había una cantidad significativa de aterosclerosis coronaria, el hígado estaba dañado y el intestino grueso tenía un relleno fecal; era probable que hubiera muerto mientras se estaba fortaleciendo en el baño y un choque anafiláctico debido a la codeína suministrada por el dentista, a la que Presley tenía una alergia leve. El informe de laboratorio encontró 14 medicamentos diferentes en el cuerpo de Elvis, 10 de ellos en cantidades significativas. En octubre se volvió a abrir el informe y el Dr. Francisco insistió en la teoría de la insuficiencia cardíaca para la hipertensión, asegurando que ninguno de los medicamentos haya contribuido. En cambio, especialistas consultados entonces por el Apelación comercial, un periódico de Memphis, consideró que el supuesto ataque al corazón no habría matado a Elvis solo.

El 17 de agosto de 1977, los fanáticos de Elvis Presley acudieron a la mansión del músico en Memphis, donde encontraron su cuerpo, para despedirse de él.


El 17 de agosto de 1977, los fanáticos de Elvis Presley acudieron a la mansión del músico en Memphis, donde encontraron su cuerpo, para despedirse de él. Getty

El Dr. Nick fue investigado por un tribunal médico en 1979 por sospecha de prescripción excesiva, y se descubrió que solo en 1977 había recetado 10.000 dosis de medicamentos en nombre de Elvis Presley. En su defensa, Nichopoulos afirmó que las drogas eran para Elvis y todo su clan. La licencia fue retirada tres meses. En 1995, perdió su licencia de vida después de una investigación más exhaustiva.

En 1994, el caso de autopsia de Elvis fue reabierto. "No hay nada que indique una muerte por drogas", concluyó. "En realidad, todo apunta a un ataque cardíaco repentino y violento". En 2010, el Dr. Nick arrojó más leña, declarando que, aunque no sabía cómo verla en ese momento, la causa de la muerte habría sido estreñimiento crónico, lo que también explicaría su vientre hinchado en sus últimos años.

Dimes, direcciones, controversias y teorías de conspiración (no olvidemos que algunos dicen que todavía está vivo) que no se han resuelto 42 años después, pero que de ninguna manera han mitigado la grandeza de Elvis, el eterno rey del rock y rodar.

* Artículo actualizado el 16 de agosto de 2019.

Puedes seguir a ICON en Facebook, Gorjeo, Instagramo suscríbase aquí a la Hoja informativa.

.

Preparación mundial China: España progresa adecuadamente | Deportes

La nostalgia y el duelo marcaron los prolegómenos del tercer amistoso de España en la gira de preparación para la Copa del Mundo en China que comienza el 31 de agosto. El día en que se celebró el 35 aniversario del histórico '84 de plata de Los Ángeles, la muerte de el 87 veces internacional Chicho Sibilio era conocido, contemporáneo de esa generación memorable que, sin embargo, renunció al evento olímpico. El minuto de silencio para el legendario jugador de Barcelona (1977-1989) y Baskonia (1989-1993) dio paso a tributo del equipo de Scariolo que, en su aplicación, quedó sin rival en un santiamén. Según lo planeado, la segunda selección de la clasificación FIBA ​​pasó a la 82. Antes de una obstinada República Democrática del Congo, Ricky lideró las maniobras nuevamente, Marc Gasol aumentó su presencia hasta 15 minutos, Willy Hernangómez respaldó su ambición (24 puntos y seis rebotes en 14 minutos), y Jaime Fernández y Xavi Rabaseda se aprovecharon de su minutos . La configuración española progresa correctamente.

El partido contra el Congo duró incluso menos que el jugado contra Costa de Marfil. A los seis minutos, 16-2; a las nueve, 26-4; y al cierre del primer trimestre, 30-7. Cinco minutos con Marc como referencia y otros cinco con Willy, nunca juntos en la pista. En esa sección, cuatro puntos, cinco rebotes y dos asistencias del medio del Gasol y, luego, 10 puntos y tres rebotes del mayor de los Hernangómez fueron suficientes para derretir un Congo de perfil amateur. “No planeamos jugar, como precaución. Pero ha pedido participar y es una buena señal. Aunque tendrá minutos limitados, por supuesto ”, explicó Scariolo sobre Marc antes del partido. El campeón de la NBA quería reducir gradualmente su "oxidación" para recuperar "el timming de cara al aro, el último paso hacia la canasta y la seguridad en el ritmo del juego ", dijo el centro después del primer contacto. "Vamos muy despacio, sin mucha prisa porque hay mucho en juego", dijo el jugador de Toronto después de la victoria contra Costa de Marfil.

Con Oriola casi siempre como teniente e incluso con un experimento rodeado de corto, con Ricky, Jaime, Beirán y Rabaseda, reunidos alrededor del tótem, Marc mostró signos de suficiencia incluso en el tran tran. En respuesta al volumen global de talento del equipo, Scariolo busca prepararse para generar mecanismos de supervivencia para los momentos críticos que llegarán a la Copa del Mundo. Detrás, la entrega no es negociable, con el lema de atacar desde la defensa para forzar los errores del rival. Además, se buscan alternativas para evitar ser un equipo predecible con todas las flechas apuntando a Marc. Pero con él en camino, el magnetismo lo traiciona. La actitud y la continuidad del equipo español mejoraron la del día anterior.

Cinco minutos por trimestre, Marc regresó a la pista en la reanudación y continuó su filmación privada mientras Scariolo distribuía minutos y probaba sensaciones. Al final del partido, el entrenador anunció que Joan Sastre (bronce en el europeo de 2017) y Pablo Aguilar (bronce en el europeo de 2013 y oro en el 2015) son los dos primeros descartes de la lista de 16. Por configuración En la lista, Marc, los hermanos Hernangómez, Claver y Oriola están fijos en su interior, por lo que Diop es otro candidato para ser 'cortado'. Mientras que el otro se iría, a priori y si no hay contratiempos físicos del resto, del dúo Beirán-Rabaseda. Rudy regresó a Congo y Llull desapareció (por segundo juego consecutivo), Pau Ribas, Claver y el propio Aguilar. El 16 de agosto, España se reunirá con los Estados Unidos en Anaheim (California). El 22, en Madrid, el Scariolo jugará contra República Dominicana. Y la preparación se cerrará con un triangular en Ningbó (China) con dos partidos, el 27 y el 28, contra Argentina y Rusia, justo antes de la Copa del Mundo.

Tarjeta: España, 96 – R.D. Congo, 64.

Puedes seguir a EL PAÍS Sports en Facebook, Gorjeo o suscríbase aquí al boletín.

.