Una comisión tripartita decidirá qué sectores podrán expandir el ERTE más allá del 30 de junio.

| |

Las empresas afectadas por la crisis del coronavirus podrán mantener los Archivos de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) al menos hasta el 30 de junio. El Consejo de Ministros aprobó el martes un Real Decreto en el que estos archivos se liberan del estado de alarma y los extiende automáticamente hasta finales del próximo mes, según el acuerdo alcanzado el viernes pasado con los interlocutores sociales. Sin embargo, la posibilidad de nuevas extensiones permanece abierta. “Este Real Decreto une los intereses de empresarios, trabajadores y el Gobierno”, dijo la portavoz del ministro, María Jesús Montero, en la conferencia de prensa después del Consejo de Ministros.

A continuación se presentan las principales innovaciones del nuevo estándar.

¿Quién decidirá la nueva extensión?

El Consejo de Ministros puede, en vista de las restricciones de actividad relacionadas con razones sanitarias que quedan, extender más allá del 30 de junio los ERTE de fuerza mayor y sus exenciones de cuotas a la Seguridad Social, extender las exenciones de cuotas a ERTE por fuerza mayor al ERTE para causas objetivas y para extender las medidas de protección de desempleo planificadas.

Pero será una comisión de monitoreo tripartita (con miembros del Ministerio de Trabajo pero también CEOE y Cepyme, UGT y CC OO) a cargo de establecer qué sectores son los más afectados por esta pandemia y, por lo tanto, podrán prolongar la crisis. ERTE más allá de esta fecha. Se reunirá, de manera ordinaria, el segundo miércoles de cada mes, aunque este miércoles no comenzará ya que aún no se ha convocado.

¿En qué sectores podrían expandirse?

Por el momento, la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ya ha anunciado que el turismo (incluida aquí la hospitalidad, la restauración y las aerolíneas) y la industria automotriz serán dos de las actividades que claramente podrán beneficiarse de estas mismas condiciones por más tiempo, en línea con las declaraciones del presidente de CEOE, Antonio Garamendi, quien considera que son “la industria hotelera, los hoteles, las aerolíneas, las agencias de viajes, el comercio … quienes realmente tienen problemas”.

¿Qué exenciones de tarifas habrá?

El nuevo texto mantiene la exención total de las contribuciones a la Seguridad Social para las empresas con menos de 50 trabajadores que continúan en ERTE de fuerza mayor total, una exención que será del 75% para aquellos con un personal de 50 personas o más. Para las empresas inmersas en un ERTE debido a fuerza mayor parcial, se establecen diferentes secciones, según el mes, del número de trabajadores en la empresa y de su participación en el ERTE, lo que fomenta el regreso a la actividad después de las medidas sanitarias.

Por lo tanto, para los trabajadores que reanuden su actividad, la exención será del 85% en mayo y del 70% en junio en empresas con menos de 50 trabajadores (a partir del 29 de febrero de 2020). En las empresas más grandes, la exención alcanzará el 60% en mayo y el 45% en junio. Con respecto a los trabajadores que continúan con sus actividades suspendidas en un ERTE de fuerza mayor parcial, la exención será del 60% en mayo y del 45% en junio en empresas con menos de 50 trabajadores, mientras que aquellas con 50 o más se reducirán al 45% en Mayo y 30% en junio.

¿Serán posibles los despidos?

Como regla general, los ERTE de fuerza mayor deben mantener el empleo durante los seis meses posteriores a la reanudación de su actividad, es decir, el término comenzará a contar en el momento en que reincorpore a cualquier trabajador, aunque sea solo parcialmente. Si se incumple este requisito, la empresa debe devolver las contribuciones sociales exoneradas, como ya sucedió hoy.

El compromiso de mantener el empleo ha sido el principal tema de debate en la negociación, debido a la oposición de la CEOE a asumirlo. Sin embargo, el Gobierno ha abierto un poco su mano y ha introducido algo nuevo, como que este requisito solo afecta a casos de fuerza mayor, que el período comienza a contar en el momento en que un solo trabajador se reincorpora, no se aplicará a las empresas que están en riesgo de quiebra o que los despidos en trabajos estacionales se han hecho más flexibles, como los vinculados al sector turístico. Más específicamente, el texto establece que “se valorará en atención a las características específicas de los diferentes sectores y las regulaciones laborales aplicables, teniendo en cuenta las especificidades de aquellas empresas que presentan una alta variabilidad o estacionalidad del empleo”.

¿Quién no puede ser aceptado?

Las empresas que tienen su domicilio fiscal en paraísos fiscales no podrán aprovechar estos ERTE, según una nueva cláusula introducida. Asimismo, el Real Decreto incluye un nuevo requisito que prohíbe la distribución de dividendos a empresas con 50 o más trabajadores que hayan aceptado estos ERTE, “excepto si devuelven la parte correspondiente a la exención de las cuotas de la Seguridad Social”.

.

Previous

Este aro de baloncesto robótico hace que cualquier klutz dispare como Michael Jordan

Pedro Snchez e Ins Arrimadas confirman un marco estable para la negociación entre el gobierno y los ciudadanos

Next

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.